Publicidad
Publicidad

30 de octubre, 2020 - 10:00

Empoderan a mujeres rarámuris con taller de costura

En el colectivo Nakurka confeccionan vestidos, blusas, camisas, cubrebocas, diademas y hasta gorros quirúrgicos

Redacción

Revista

Empoderan a mujeres rarámuris con taller de costura
Cortesía
Publicidad

Colaboración
Edna Martínez

Hace dos años inició la aventura de un grupo de mujeres de la comunidad rarámuri en Cuauhtémoc que estaban decididas a cambiar su historia, pero preservando sus raíces y tradiciones, con un oficio en el que descubrieron y desarrollaron habilidades que no imaginaban que tenían. 

El colectivo Nakurka (ayuda en rarámuri) es uno de los 10 proyectos impulsados por el programa de Economía Social del Fideicomiso para la Competitividad y Seguridad Ciudadana (Ficosec) en Cuauhtémoc y reúne a 15 mujeres de la colonia Rayénari que obtienen ingresos extra con la confección de vestidos, blusas, camisas, cubrebocas, diademas, gorros quirúrgicos, entre otras prendas con el toque rarámuri.

De la mano de Diego Sandoval, coordinador de Economía Social de Ficosec, surgió Nakurka, pero al principio había mucho temor, no confiaban en ellas mismas, se ponían limitaciones tan básicas como no querer usar una computadora o adentrarse en el mundo casi infinito de las redes sociales. 

Las integrantes del colectivo recibieron capacitaciones en diferentes instituciones como el Tecnológico Nacional de México (TecNM) campus Cuauhtémoc, la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), el Instituto para la Capacitación y el Trabajo de Chihuahua (Icatech), que les sirvieron para que sintieran confianza, ya que cuando se trata de aprender, no existen obstáculos. 

“Hemos tenido muy buenos resultados, y esto nos ha ayudado a que las instituciones pongan sus ojos en nosotros, como Gobierno del Estado o la Comisión Estatal de Población Indígena (Coepi)”, explicó Diego Sandoval, quien resaltó que la ayuda de otras instancias ha sumado a las mejoras de la empresa y a trazar nuevas metas. 

Después de haber recibido la formación en costura, algunas de ellas ya contaban con esta habilidad, se creó la línea a desarrollar y con ayuda de expertos se fue trazando lo que es actualmente. 

“Se ha logrado una autogestión de las propias personas, se han vuelto autogestoras, independientes, proveedoras de su hogar, impulsoras de la economía de su propia colonia. Están incluyendo a más personas, ellas mismas las enseñan a coser”, comentó el coordinador.

Una parte implícita del programa es la formación de las mujeres como creadoras de su propio camino, empoderarlas y que crezcan económica y emocionalmente dentro de su entorno, en el que con más frecuencia enfrentan obstáculos que atajos para encontrar progreso, para ellas y sus familias. 

Imagen
Foto: Edna Martínez

Ellas tienen el control

Gloria Elizabeth Vega Bárcenas, es originaria de Las Agujas, en el municipio de Bocoyna. Ella es la encargada de las finanzas de Nakurka. 

Su función es la administración y cuidado de los recursos que tienen para poder producir, además se hace cargo de parte de la contabilidad, actividad que disfruta y asegura es lo que más le gusta hacer. 
Vega es mamá de una pequeña niña de 6 años, quien la motiva a salir adelante para darle una mejor calidad de vida.

 A su corta edad, la pequeña es consciente del trabajo de su madre y se siente orgullosa de lo que hace. Las prendas tienen un valor agregado: el toque místico de la comunidad rarámuri. 
El colectivo trabaja en dos turnos, por ahora en la cocina del preescolar de la colonia Rayénari, sitio que les facilitan para que puedan atender el taller, ellas y el colectivo de repostería que también forma parte del programa. 

Una de las integrantes fundadoras de Nakurka es Felicitas Durán Moreno, mejor conocida como “La Mariposa de la Sierra”, cantante en lengua rarámuri que ha grabado varios discos y quien se considera un ícono de la cultura popular de su comunidad. 

Felicitas Durán, además de ser una gran cantante, es una excelente costurera y desde antes de la creación del colectivo ya era posible comprarle alguna de las prendas de ropa tradicional en su hogar o pedir alguno de sus coloridos vestidos por encargo. 

Para Felicitas la oportunidad de estar en el colectivo ha sido muy buena, pues ella es una emprendedora de nacimiento, que le gusta de desarrollar proyectos y aprender nuevas habilidades. 
Actualmente, elaboran vestidos tradicionales, blusas de mujer y camisolas de caballero con diseños tradicionales, cubrebocas con bordados hechos a mano, así como diademas y cofias, confeccionadas con alegría en cada puntada. 

Mayra Genoveva Rivera Durán, Filomena Ceballos González, Catalina Zaragoza Nevárez, María Luisa Nevárez Bustillos, Anita Torbellín Nevárez, Martina Medrano Torres, Aurora Velazquillo Cruz, Guadalupe Cruz Margarita, María Marcela Espino Leyva, Dolores Lorena Leyva González, Juana Fierro Veleta, María Isabel Torres Cruz y Herlinda Nevárez completan el colectivo. 

Economía Social cuenta con 10 colectivos, cuatro de ellos ya son empresas y los demás están en proceso de convertirse. 

El acompañamiento se da por tres años, en los cuales se les aportan conocimientos para que los proyectos sean autosustentables. Actualmente, además de Nakurka, los ya establecidos son Grupo BSCH (producen huevo); Inerdep, dedicados al reciclaje y Biodima, productores de biodiesel. 

Imagen
Foto: Edna Martínez

 

Los interesados en adquirir alguna de las prendas, pueden hacerlo a través de su página de Facebook: Nakurka Taller De Costura, o bien, si están en Cuauhtémoc, la tienda oficial se encuentra en la calle Chihuahua, entre 24 y 26, de la colonia Reforma, así como en el propio taller en la colonia Rayénari. 

Publicidad
Publicidad
Síguenos en nuestras redes
Publicidad
Publicidad