Publicidad

EPOC, enfermedad sin cura pero prevenible

Stephanie Torres | 19 de marzo, 2019 - 16:14 | Revista
EPOC, enfermedad sin cura pero prevenible
Cortesía

Ciudad Juárez.- Si eres fumador habitual tienes altas posibilidades de sufrir la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y lo más probable es que ni siquiera lo sepas, compartió a Revista Net, Limberth Machado Villarroel, neumólogo de la localidad.

¿Qué es la EPOC?

Es una enfermedad caracterizada por limitación al flujo aéreo, la cual no es completamente reversible. La limitación al flujo aéreo es comúnmente progresiva y se asocia con una respuesta inflamatoria anormal de los pulmones.

Se manifiesta de manera silenciosa

Uno de los grandes problemas de la EPOC –explica Machado Villaroel—  es que no siempre se diagnostica.

La enfermedad tiene una evolución lenta y normalmente solo se hace visible con el pasar de los años, quizás con síntomas leves, los más frecuentes son:

  • Disnea (dificultad para respirar)
  • Tos crónica
  • Producción de flemas (expectoración con mucosidad)
  • Predisposición a infecciones

“Es muy  importante la frecuencia, intensidad, entonces no hay un tiempo estimado de que realmente empiecen los síntomas”, apuntó.

¡Hazte la prueba!

Todo paciente que tiene antecedente de fumador –sin importar la edad— debe hacerse una prueba que se llama espirometria, herramienta sumamente útil para el neumólogo,  la cual va a permitir saber de qué manera está afectando el tracto respiratorio en el paciente, que grado de inflamación tiene.

“Ese cálculo que estamos haciendo es en base a que por las sustancias adictivas que tiene el cigarro, como la nicotina, la persona hace habitual el consumo y de esa manera sale un parámetro para conocer el nivel de riesgo que tiene de padecer, no solo enfermedades pulmonares, pues está asociado con cáncer pulmonar, enfermedades cardiovasculares”

Machado explica que el índice tabáquico se obtiene a través de una regla donde se calcula los años fumados por la persona, entre número de cigarros en promedio que fuma por día divididos entre los 20 cigarros de la cajetilla.

“Entonces un índice que sale arriba de 5, el paciente ya tiene un riesgo exponencial de tener una enfermedad pulmonar asociada al tabaquismo”, advierte.

No tiene cura

Aunque esta enfermedad no tiene cura, el especialista señala que es totalmente prevenible, ¿cómo? Es importante que los fumadores reduzcan o eliminen el consumo de tabaco y quienes no fuman, deben evitar exponerse a los factores de riesgo.

El tratamiento farmacológico en la EPOC se utiliza para controlar los síntomas y para disminuir la frecuencia y la gravedad de las reagudizaciones. Hay dos tipos de fármacos:

  • Broncodilatadores: Su función consiste en aumentar el diámetro del bronquio que en este tipo de pacientes se encuentra obstruido. Se administran de forma inhalada (mediante sprays) ya que así llega mayor cantidad de fármaco al pulmón con menos efectos secundarios para el organismo.
  • Fármacos antiinflamatorios: llamados esteroides, disminuyen la inflamación de la mucosa del bronquio. Son muy recomendables en el tratamiento diario de los tipos agudizadores, ya que evitan de manera notable el número de descompensaciones.

Hasta la fecha uno de los medicamentos del 70 por ciento de éxito para tratar la adicción al tabaco es Vareniclina, que de acuerdo al médico hasta hoy es el único tratamiento que ha alcanzado ese nivel de éxito.  En un mes se ven resultados.

Antes de concluir, el neumólogo reitera que parte importante del control de su EPOC es aprender a hablar con su médico y otros profesionales de la salud sobre cómo se siente, cómo tomar sus medicamentos y otros tratamientos médicos.

Estos consejos de salud pueden evitarte a tiempo una EPOC, así como reducir su impacto sobre tu calidad de vida si la enfermedad ya ha empezado a desarrollarse. La respiración es vida, ¡cuida tus pulmones!

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Síguenos en:

Publicidad
Publicidad
Publicidad