Publicidad

Renovar el alumbrado, una prioridad

Pedro de la Paz | 14 de mayo, 2019 - 06:05 | Revista

Ciudad Juárez.- Una buena iluminación es esencial para la seguridad vial y personal de los ciudadanos. Este servicio permite la visibilidad para peatones, automovilistas y ciclistas, lo que implica la reducción de accidentes. También incide en la prevención de diversos delitos, aumenta el sentido de seguridad personal, así como de las propiedades públicas y privadas.

El alumbrado público es un derecho de los ciudadanos. Los Ayuntamientos están encargados de garantizar este derecho, avalado por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo 115, fracción III.

Calles, avenidas y plazas bien iluminadas hacen más atractivas a las comunidades como centros de actividad comercial y cultural, destacan los puntos de referencia locales y generan una atmósfera agradable en los espacios públicos. 

Con el crecimiento urbano también aumenta la demanda de servicios públicos, como el alumbrado. Para eso es necesario la implementación de un sistema que garantice el servicio. 

Afortunadamente las nuevas tecnologías permiten tener niveles de iluminación aceptables en exteriores,  con consumos de energía hasta 70% menores  a los que se tienen con sistemas anticuados.

Obsoleto y deficiente el alumbrado en Juárez

El servicio de alumbrado público de Ciudad Juárez consta de 108 mil 637 lámparas instaladas en toda la ciudad, esto de acuerdo con el director de Alumbrado Público, Ramón Guillermo Lara Rodríguez. 

Los estudios de la misma dirección indican que es necesario modernizar el 100% de luminarias del alumbrado actual e instalar 500 nuevas completas, para tener un total de 109 mil 137 lámparas, lo que garantizará el 100% de servicio en la ciudad.

Actualmente existen tres tipos de lámparas: 

1.  Vapor de sodio 80%

2.  Aditivos metálicos 10%

3.  LED 10%

Aproximadamente un 80% de las lámparas son de vapor de sodio. Este tipo de luminaria es de descarga de gas que usa el vapor para producir luz, por lo que el color es amarillo brillante. Este tipo de luminarias tienen más de 20 años de haberse instalado. 

Los focos de estas lámparas tienen una vida aproximada de 5 años, y actualmente el mercado de este producto es obsoleto, ya que la producción de los mismos es muy poca y se hace bajo pedido, por lo que conseguir material para este tipo de lámpara es muy dificil. 

Además de ser una tecnología obsoleta y cara, son de alto consumo de energía eléctrica, por lo que el gasto en alumbrado cada vez es más alto.  

Lara  Rodríguez explicó que un foco de vapor de sodio es de 100 watts, pero al momento de encenderse aumenta su consumo un 25%, por lo que una sola lámpara utiliza 125 watts. 

En lo que respecta a los aditivos metálicos, la situación es similar, tanto en la obtención de material para repararlos, como el voltaje que utilizan, la única diferencia es que el color de luz que emite es blanco. 

Algo que se debe tomar en cuenta, en lo que respecta a la vida de cada tipo de lámpara, es que después de cierto tiempo de uso comienza a tener una depreciación, es decir, baja la potencia de luz, lo que posteriormente ocasiona que se apaguen. 

Los focos de vapor de sodio, al pasar su tiempo de vida (24 mil horas en funcionamiento), tienen una depreciación del 15%. Los de aditivos metálicos al usarse 40 mil horas, tiene una baja del 40%. En lo que respecta al sistema LED, sufre una depreciación únicamente del 10% en 100 mil horas de uso. 

El sistema LED que actualmente se tiene instalado, tiene un retraso de seis años de tecnología, respecto a los nuevos sistemas que se han implementado en diversas partes del país. Tras las inspecciones que realiza la Dirección de Alumbrado del Municipio, las fallas que presentan estas lámparas son por la mala infraestructura que se tiene, además de actos de vandalismo que no se han podido controlar.

Lara Rodríguez comentó que el sistema interno del alumbrado (la estructura interna de los postes y el cableado) data de más de 15 años y no ha recibido mantenimiento. Por esta razón llegan a presentarse cortocircuitos en las lámparas lo que ocasiona, por ejemplo en las tipo LED, que estén parpadeando constantemente. Si no se repara a tiempo, se apagará definitivamente.

Así se encuentra el Alumbrado Público en Juárez (Fuente: Alumbrado Público Municipal)

Imagen
Net Noticias

A. 

  • Es tecnología obsoleta
  • Utilizan 125 watts de energía
  • Duran 40 mil horas
  • Su depreciación baja a un 40%
  • Son de color blanco, pero por la depreciación no cumplen su función

B.

  • Es tecnología obsoleta
  • Utilizan 125 watts de energía
  • Solo duran 24 mil horas
  • Su depreciación baja hasta un 85%
  • Son de color amarillas, las cuales no son recomendadas

C.

  • Es la tecnología mas recomendable
  • Durabilidad de 100 mil horas
  • Su depreciación solo baja un 10%
  • Son de un blanco más brilloso que de los aditivos metálicos
  • Es el más económico, utiliza 50 watts

Alumbrado LED, la mejor opción 

El sistema actual de alumbrado tiene deficiencias en el cableado e infraestructira para el sistema LED, razón por la que es más caro realizar las reparaciones debido al alto costo de las refacciones y la baja demanda de estos productos. A esto se le suma los actos de vandalismo en ciertos sectores de la ciudad, un problema que demanda soluciones diariamente. 

Es por ello que se está buscando el cambio a un sistema LED de última generación, así como la adecuación de la infraestructura con la que se cuenta, para que se adapte al nuevo sistema y dejar una base para actualizaciones futuras.

Ramón Lara reconoció que diariamente la tecnología de las luminarias evoluciona a grandes pasos, por lo que es necesario focalizar los trabajos a mediano y largo plazo, para que el alumbrado no quede obsoleto y pueda ir a la par con los avances tecnológicos. 

El sistema LED traerá beneficios en lo económico y ecológico. Al ser una tecnología actual, el mercado es bastante amplio, por lo que la oferta de precios baja considerablemente, a comparación de las anteriores, donde pocos proveedores trabajan en grandes producciones.

En lo que respecta a lo ecológico, se encuentra el beneficio principal del buen uso de la energía, ya que reduce los costos de mantenimiento y de energía hasta en un 70%, a su vez son aparatos que su eficiencia es medible y controlable, por lo que contribuye al ahorro de dinero. También estos aparatos son amigables con el medio ambiente, al no contener mercurio, lo que reduce el impacto ambiental.

Además, instalar este tipo de lámparas ayudará a mejorar la iluminación en las vialidades, y al solo desgastarse un 10% en un periodo de uso de 100 mil horas, garantiza que es un mejor sistema de iluminación y un tono de luz mas confortable.

La reducción de energía es considerable. Como ya se había mencionado, por ejemplo, las lámparas de vapor de sodio y aditivos metálicos, tienen un consumo de 125 watts, mientras que las lámparas de LED no superan los 50 watts, comparándolos en estas potencias equivalentes para una misma cantidad de luz que emiten. Existen modelos desde 32 watts hasta los 600 watts, muy por debajo de lo que utilizan los actuales focos, pero con una garantía de más de 99 mil horas de uso.

Indispensable un proyecto integral

Es necesario un proyecto integral de infraestructura para alumbrado, donde se considere el sistema de cableado, las bases de concreto, postes y brazos de las lámparas. Esto para que las nuevas tecnologías se adapten y no tengan problemas como los que actualmente se tiene. 

Con base en diversas pruebas que realiza el Departamento de Ingeniería de Alumbrado Público Municipal, donde analizan diversas luminarias LED con diferente potencia especificada en watts, han diferenciado cuáles serán más aptas de conseguir, y sobretodo cuáles están dentro del rango que exige la Norma  31  (NOM-031-ENER-2012). 

Ademas se toma en cuenta las características y propiedades de las luminarias para hacer una simulación y analizar su comportamiento con base en la Norma 13 (NOM-013-ENER-2013).

 Dicha norma establece los niveles de eficiencia energética en términos de valores de: 

  • Densidad de Potencia Eléctrica de Alumbrado [W/m2]
  • Iluminancia o luminancia promedio 

Además, tiene el propósito de que se diseñen o construyan bajo un criterio de uso eficiente de la energía eléctrica, mediante la optimización de diseños y la aplicación de equipos y tecnologías que incrementen la eficacia sin menoscabo de los requerimientos visuales. 

Dentro de estas pruebas de diferentes lámparas LED, se busca la seleccionar la curva fotométrica adecuada para el proyecto, según la vialidad. Esto quiere decir, que la luz que emita cada lámpara sea la necesaria para iluminar la vialidad. Por lo tanto, la posición e intensidad de la luz debe estar dentro de las especificaciones que también vienen dentro de la norma anterior. 

En lo que respecta al detalle de la luz, la iluminación y el color, se debe tener en cuenta que la selección de la temperatura debe ser entre 4 mil Kelvin y 5 mil Kelvin. Esto se simplifica en que debe ser un color blanco con azul y no amarillo como normalmente se presenta. Este tipo de color ayudará a tener una mejor visión en las calles y permite que la señalización sea mejor apreciada. 

Cabe recalcar, que dentro del proyecto que el Municipio ha elborado, se busca dejar bases para que la tecnología no sea obsoleta en un corto plazo, ya que se busca crear controles, conectados con fotoceldas, para que automáticamente una serie de lámparas se prenda o apague de acuerdo a la luz solar.

Las fotoceldas son un aparato que va en la cabeza de cada lámpara la cual tiene un sensor de luz que manda señal  eléctrica cuando deja de recibir luz solar, es decir al atardecer. También tiene la función de cortar la energía al amanecer cuando empieza a percibir luz. 

Dentro del proyecto es necesario que se tenga una garantía de al menos 10 años, esto para que proveedor que resulte seleccionado se encargue de reparar y en su caso, reponer, cada luminaria en caso de sufrir daños. Además de que dará la oportunidad al Municipio de optimizar los recursos. 

Al tener el respaldo de un proyecto de alumbrado, se desencadenará una serie de beneficios a la ciudad. Es importante resarcir la falta de un alumbrado de calidad, sobre todo en sectores donde han permanecido en penumbras por mucho tiempo, lo que ha causado un alto nivel de inseguridad. Tener iluminadas estas partes de la ciudad, disminuirá el índice de delitos Se podrá tener zonas más amigables y seguras, al poder ver por dónde caminan los juarenses, poder visualizar los parques de la ciudad, a su vez mantener vigilado dichas zonas. Esto generaría confianza en los ciudadanos de salir pues se desenvolverán en un ambiente seguro. 

Publicidad
Publicidad

Síguenos en:

Publicidad
Publicidad
Publicidad