Publicidad
Publicidad

07 de noviembre, 2020 - 10:00

Es Chihuahua escenario para películas y documentales

Cineastas eligen el estado grande para filmar sus proyectos

Stephanie Torres

Revista

Es Chihuahua escenario para películas y documentales
Cortesía
Publicidad

Por la majestuosidad de sus paisajes, calidad en servicios y los estímulos para los creadores, Chihuahua apunta a convertirse en un destino fílmico, en un nicho para la atracción de cineastas nacionales e internacionales y el impulso a los locales.

“Chihuahua está en una posición geográfica muy interesante para hacer cine, por las bondades que ofrece, sus espacios, diferentes climas, escenarios, tiene todo para destacar” , comentó Austria Galindo, subsecretaria de Cultura Zona Norte, sobre la Comisión Fílmica, organismo encargado de la promoción de los proyectos cinematográficos.

“No es lo mismo promocionar el estado como destino turístico, a hacerlo como uno fílmico, queremos mostrar otro rostro, pues además esto representa una derrama económica muy importante. En algún momento va a estar Chihuahua en la pantalla grande”, añadió la subsecretaria. 

Para cumplir con el objetivo, se presentó el programa Eká Nawéame de Estímulos para la Cultura y las Artes de Chihuahua, el cual consiste en que empresarios locales apoyen mediante estímulos fiscales proyectos de desarrollo cultural: teatro, danza, cine, música, literatura, artes visuales, arte interdisciplinario, promoción artística y cultural, así como conservación y restauración del patrimonio material, inmaterial y biocultural.

En la primera edición de Eká Nawéame, la categoría de cinematografía recibió 38 solicitudes de proyectos, de los cuales fueron seleccionados siete, cuatro son de Ciudad Juárez, dos de la Ciudad de México y uno de Los Mochis, Sinaloa. Entre las propuestas seleccionadas se repartió un apoyo de 2.7 millones de pesos.

Los proyectos juarenses elegidos son “La Víspera”, de Jorge Carreón Chaires; “El Diablo a los Ojos”, de Ángel Estrada Soto; “Una Historia de Cuatro Turnos”, de Rodolfo Enrique Rincones López, y “Una Lotería”, de Braulio Beltrán, estas dos últimas recibieron el estímulo Eká Nawéame y están en las gestiones para contar con una empresa que financie el resto de la filmación.

Revista Net platicó con los cineastas que encabezan dichos proyectos, quienes coincidieron en la importancia que tienen estos estímulos para evitar que los talentos locales emigren para cumplir sus sueños, como ocurrió con algunos de ellos, quienes ahora, al ver la apertura de oportunidades, han regresado con la intención de hacer cine sobre su tierra.

“Estos estímulos dan esa oportunidad, sobre todo cuando somos un estado que no suele tener muchas oportunidades, todo se concentra en la Ciudad de México, entonces, descentralizar y poder seguir haciendo cine en la localidad es muy importante”, señaló el cineasta Jorge Carreón Chaires, productor de “La Víspera”.
 
La memoria ancestral

El cortometraje “La Víspera”, detalló Carreón Chaires, nace de una anécdota que le contó su madre cuando vivía en un pueblo cerca de Cuauhtémoc. Todas las vísperas de año los pobladores iban a un río, y a manera de ritual, se bañaban a jicarazos. Al final tenían que ver sus rostros reflejados en el agua, si esto no sucedía, significaba que iban a morir.

El productor decidió retomar esta historia trasladarla a Creel y crear a “Don Aniceto”, un hombre que no logró ver su reflejo en el agua, y preocupado, emprende un peligroso trayecto nocturno por la Sierra al enterarse que su madre está grave, sin embargo, su camino llega a su fin cuando cae por una barranca dejándole solo tiempo para reconciliarse con sus memorias.

“Trata sobre la memoria, la vida y la muerte; el mensaje en sí es el perdón a uno mismo”, explicó Carreón. Espera que la producción quede lista en junio de 2021 y su proyección se lleve a cabo en el 2022.

Ver al diablo a los ojos

Interesado por narrar la capacidad autodestructiva del ser humano a través de las adicciones, el cineasta Ángel Estrada Soto propone “El Diablo a los Ojos”, un documental que trata de manera íntima y empática la historia del poeta juarense, Osvaldo Ogaz, quien por el abuso del alcohol y las drogas perdió su trabajo, casa, familia y esperanza.

Imagen
El detrás de la camara de "El Diablo a los Ojos" de Ángel Estrada Soto.

 

Este trabajo muestra cómo es la vida de los hombres que luchan contra una adicción y todo lo que eso implica: voluntad, recaídas y fe,  esta última  es el  recurso del cual se sujetan para lograr sus objetivos. La historia se desarrolla en un centro de rehabilitación en la colonia Bellavista.

El plan de difusión consiste en festivales durante un año. Después de eso tratar de entrar a salas cinematográficas y streaming, así como una campaña de impacto: es decir presentarla en espacios muy específicos donde la historia pueda tener un impacto importante como escuelas, cárceles y centros de rehabilitación. Estrada Soto espera que quede concluido a finales de 2021. El documental ya está siendo financiado.

Imagen

 

 Obra en turnos

“Una historia de cuatro turnos” es un documental producido por Rodolfo Enrique Rincones López, que retrata la vida ordinaria de las personas que trabajan en la industria maquiladora. Se centra en cuatro casos: el amor en turnos de 12 horas, el desarrollo económico, el choque cultural y un caso de éxito.

“Lo queremos mandar a una plataforma de distribución, más que un documental informativo, queremos enseñar cómo vive la gente de Ciudad Juárez, y dejar un cachito de la cultura grabada de lo que sucede en la frontera”, comentó Rincones López.
 
Historias de azar y suerte en Juárez

“La Lotería” es una serie web del cineasta Braulio Beltrán y reúne varias historias y leyendas de Ciudad Juárez divididas en ocho capítulos que van en el orden de la lotería. Entre las cartas que destacan están: La Calavera (el cobalto 60), La Muerte (el actor Steve McQueen) y La Corona (el boxeador José “Mantequilla” Nápoles).

Beltrán explicó que el objetivo de su proyecto es promover la cultura juarense; reforzar el arraigo que tenemos los habitantes con nuestra ciudad  y que los más jóvenes se sientan orgullosos del lugar donde viven, “queremos que sepan que hay historias que se pueden contar”.

“Hace falta mucha más información para las empresas sobre los estímulos que está manejando el Gobierno para crecer y que también los cineastas tengan el conocimiento de cómo se obtiene, además que las autoridades agilicen los trámites”, resaltó el cineasta.

Otras películas que están siendo financiadas son “La Puerta Verde”, de Guillermo García Vejar, la cual será  filmada en Ciudad Juárez, Chihuahua y la Sierra Tarahumara. También se encuentra la obra de la japonesa Christina Marie Mineko Mori, “37 Kilómetros”, en locaciones de Bocoyna. Así como “Cartas Desde el País de los Tarahumaras”, producción de Edher Damián Campos González, director que ya ha estado en Cannes y que gracias al Eká Nawéame traerá su trabajo a Chihuahua.

Austria Galindo reiteró que todos tienen la facultad de ser promotores culturales: “apoyen estas actividades, los artistas requieren apoyo de todo tipo, consuman cine independiente. Ya empieza a crecer la oferta, necesitamos que los chihuahuenses estén  abiertos, así como los alcaldes de diferentes municipios recibir estas producciones es una tarea de todos”.

En enero saldrá la siguiente convocatoria del programa Eká Nawéame para que se registren nuevas propuestas culturales, con la intención de que cada año se concreten proyectos que pongan al estado en los más alto por el apoyo brindado y las características de los espacios.

Imagen

 

Publicidad
Publicidad
Síguenos en nuestras redes
Publicidad
Publicidad