Publicidad

13 de enero, 2020 - 06:16

Roncar en Ciudad Juárez

El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica. Mariano Carlos Grondona, periodista argentino.

Cuauhtémoc Monreal Rocha

Opinión

Publicidad

El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica. Mariano Carlos Grondona, periodista argentino.

Ahí va la cuesta de enero; subió el salario ínfimo y consecuentemente aumentaron  los precios de los artículos de primera necesidad y qué decir de los servicios públicos, así diga el hombre de la 4T, que no subirán los impuestos durante su sexenio; quisiéramos creerle pero no podemos; la burra no era arisca pero la hicieron en las prestadas. Ahí está el aumento al predial, al replaqueo, al agua y un larguísimo etc., etc., etc., mientras llega el primer gasolinazo, lo cual es sólo cuestión de tiempo.

El rollo viene por la reciente visita que en días pasados, le hiciera el Presidente, a los ciudadanos de La Tierra del Bravo quienes, al parecer, se portaron bien ante el distinguido visitante, no así con el señor que gobierna el Estado Grande, pues fue duramente abucheado en uno de los actos del “mejor” beisbolista de México.

Andrés, en su calidad de jefe de la Nación, una vez más, vino a roncar a la H. Ciudad Juárez, dando su acostumbrada mañanera desde las instalaciones militares de la Mejor Frontera de México; después, emprendió su viaje por Chihuahua, yéndose a Nuevo Casas Grandes y de allí rumbo a Sonora, para dialogar con la familia Le Barón, sobre la terrible tragedia que sufrieron a manos de la delincuencia organizada, que ninguna autoridad puede controlar, aunque digan lo contrario los señores gobernantes.

Aquí en Ciudad Juárez, el inquilino de Palacio Nacional, como lo hicieron sus antecesores, se reunió, primeramente, con las élites políticas y económicas de la ciudad, para ver cómo obtener algún beneficio o seguir protegiendo debidamente sus intereses, en este gobierno de la cuarta transformación que hay va dando bandazos, como nave al garete en alta mar.

El jefe dejó para el último, a la chusma, a la gleba, a lo que él llama el pueblo bueno y sabio y como buen populista, darles atole con el dedo, mientras la inseguridad sigue campeando por todo el territorio nacional; la educación pública siga siendo pésima, al igual que la falta de medicamentos en el sector salud  nacional, donde sobresalen el ISSSTE y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pues el desabasto de medicinas en estos institutos, es el pan nuestro de cada día y como botón de muestra, desde hace más de 2 meses 2, en las farmacias del IMSS, no hay en sus farmacias un simple OMEPRAZOL y según dicen los empleados de confianza  de dicho Instituto, no saben hasta cuando haya.    

Ojalá que los buenos deseos del Presidente para su pueblo que lo cuida y el resto de los mexicanos, se hagan realidad y la 4T no vaya a quedar solamente en una nueva versión demagógica-populista y al final de su mandato, solamente le dé atole con el dedo, a los 120 millones 120 de mexicanos que conforman este Cuerno de la Abundancia... para unos cuantos. Vale.

Por: Cuauhtémoc Monreal Rocha

Publicidad