Publicidad
Publicidad

Publicado: 25-01-2023 07:07

La elección en Coahuila y la ruptura de Morena

La imagen que un gobernador tiene en el electorado de su estado es clave para ganar o perder una elección

Rubén Aguilar

Opinión

Publicidad

El gobernador de Coahuila Miquel Riquelme, del PRI, está bien evaluado por el electorado de su estado a diferencia de otros gobernadores de la oposición que en la elección de quienes los sucedían decidieron aliarse con el presidente López Obrador y su partido.

Estos, por la vía de los hechos, por salvar su pellejo, traicionaron a sus partidos y a los candidatos postulados por los mismos. El presidente por sus servicios los recompensó con puestos menores haciéndolos embajadores o cónsules.

La imagen que un gobernador tiene en el electorado de su estado es clave para ganar o perder una elección. Una primera diferencia de Coahuila con respecto a otros estados gobernados por el PRI, como Sonora o Hidalgo, es la fortaleza del gobernador de Coahuila, producto de una buena gestión.

Todas las encuestas dan la ventaja al candidato de la coalición Sí por México (PRI, PAN, PRD), Manolo Jiménez, sobre el candidato de Morena, el senador Armando Guadiana. La diferencia ronda entre cinco y siete puntos porcentuales, no es la de tiempos pasados, pero sigue presente.

Estas encuestas todavía no registran el impacto que va a tener en el electorado, el que Morena no vaya en alianza con el PT y el PVEM. En Coahuila cada uno de estos partidos decidió ir por su cuenta. El candidato de Morena es un empresario del carbón y un promotor de las corridas de toros. Va en contra de lo que supuestamente defiende el PVEM. El cinismo tiene límites.

El PT, que quiere obtener por lo menos un diputado en el congreso local, hace años que no lo logra, decidió darle su registro a Ricardo Mejía Berdeja, que se desempeñaba como subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana de la Secretaría de Seguridad Pública. Este antes rompió con Morena. Es la primera escisión relevante en el sexenio.

En versión de Morena en las tres encuestas que se realizaron para determinar a su candidato, una interna y dos a través de las empresas Mendoza y Blanco y Covarrubias y Asociados, la ventaja de Guadiana fue de más de 10 puntos sobre los otros contendientes de su partido, el exdiputado federal Luis Frenado Salazar y el subsecretario Mejía Berdeja.

La fractura de Morena y que no vaya en alianza con el PT, que le pueden significar dos puntos porcentuales, y el PVEM, que representa cinco puntos porcentuales, benefician sin duda al candidato de Sí por México. En las próximas encuestas habrá que ver la dimensión del impacto que tiene en el electorado la nueva realidad del partido del presidente en Coahuila.

@RubenAguilar

Publicidad
Publicidad
Publicidad