Publicidad
Publicidad

Publicado: 08-08-2022 08:22

Imitar a Paco

De la austeridad a la pobreza por orden del presidente

Cuauhtémoc Monreal Rocha

Opinión

Todas las comunidades se dividen en los pocos y en los muchos. Los pocos son los ricos y los otros son la masa del pueblo. Alexander Hamilton, economista norteamericano. 

El Viejo, cuyas siglas son AMLO y que vive en palacio nacional sin pagar renta ni servicios públicos y mucho menos predial como su pueblo bueno y sabio que sí los paga, aunque sea a "huefe bofo", por ser causantes cautivos, salió con otra de sus b... bobaliconadas, al decirles a sus floreros del gabinete presidencial que el gobierno de la 4T, que él encabeza, pasará, de la austeridad republicana, a la austeridad franciscana.

Lo anterior no lo debe aplaudir ni el pueblo bueno y sabio, por ser el que saldrá más perjudicado, pues no es nada agradable vivir en la miseria. Veamos:

Austeridad: Reducir el gasto público o sea, recortes presupuestales, siendo los más afectados la educación y la salud, la cual nunca la tendremos como los ciudadanos de Dinamarca. Pobreza: Falta de ingresos económicos para vivir, dignamente como ciudadanos y seres humanos, pues con $3,850.00 bimensuales, ni siquiera se sobrevive, aunque muchos digan: Algo es algo.

El gobierno de la 4T no está para ahorrar, eso es falso de toda falsedad; su tarea primordial es administrar con eficiencia los dineros públicos o lo que es lo mismo, el dinero de los contribuyentes, porque si lo hace bien, la austeridad es una consecuencia de ello, cosa contraria si lo dilapida en obras caprichosas (trenes, aeropuertos, refinerías), que cuesten el doble o el triple de lo que fueron presupuestadas, solo para satisfacer el ego del gobernante en turno.

Este derroche irresponsable, le costará -y ya le está costando- directamente al contribuyente, lo que más temprano que tarde, lo llevará a la pobreza franciscana ¿alguna vez en nuestra historia, hemos vivido como nación, en la opulencia?; que sepamos, sólo la élite en el poder, ahora en manos de la 4T.

Veremos en qué para todo esto, porque imitar a Paco, el de Asís ¡ah! cómo está cañón. Mejor elevemos los ojos al cielo como Francisco, y recemos la oración universal Padre nuestro... Vale.

@
Publicidad
Publicidad
Publicidad