Publicidad
Publicidad

12 de enero, 2021 - 11:23

Hombre versátil

Novillero, clavadista y administrador: Luis Niño de Rivera

Manolo de la Laguna

Opinión

Publicidad

Es el primer mes del invierno; nos falta febrero, marzo y abril, por lo que no podemos guardar los chamarrones, bufandas y guantes (bueno quien los tenga). En lo alto de la sierra chihuahuense, la cosa es peor, ha caído nieve que es un contento, pero ese es el paisaje invernal de cada años por esas latitudes norteñas; los que tengan cobijas eléctricas qué bien, los que no, pues  ni modo, al estilo antiguo: La cobija nueva arriba y la vieja abajo, hablando de cobijas exclusivamente. ¿De acuerdo?

Del ambiente taurino, permítasenos recordar a un mexicano, a un hombre versátil, que ahora goza, aparte de cabal de salud, de una vida, si no de competencia, sí activa, pues el pelado, el majo, todavía tiene cuerda "pa'rato ¡joder! y cuando menos una vez a la semana tiene un programa de televisión, amén de una que otra entrevista en los medios masivos de información.

Nuestro personaje, al que en algunas ocasiones llegamos a saludar en la Monumental Plaza de Toros México, en sus mocedades, fue inquieto y como er físico le ayudaba, ajustándose a una disciplina estricta, logró ser clavadista olímpico, luego novillero, escritor y ahora, como hombre versátil, es un ejecutivo de alto calado, pues es vicepresidente del Consejo de Administración del Banco Azteca y de la Asociación de Bancos de México.

Desde luego, amable lectora (or) que nos referimos a Luis Niño de Rivera, un hombre multifacético, que en su momento, como novillero, tuvo cierta relevancia junto con Marcos Ortega y Curro Leal, siendo Luis el novillero de más elegancia, pues hasta la fecha, erl tipo tiene porte y sabe plantarse donde se le cita como los toreros buenos.

Luis no tuvo mayor trascendencia en su vida de torero, pero nunca ha dejado el toro, pues en la actualidad aún es cronista taurino y quizá todavía nade en alguna piscina, nosotros hemos leído su interesante libro sobre la ganadería de Torrecilla, que hace algún tiempo, nos regalara nuestro compa José Luis Canales de la Vega, mejor conocido en er mundo político de esta frontera, como "El Cura". Vale.     

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad