Publicidad

Publicado: 12-10-2021 13:49

El interés público sobre el privado

Víctor García Mata

Opinión

El desarrollo de Ciudad Juárez ha estado históricamente ligado al comercio de todo tipo, desde el agrícola, turístico y sexual, hasta ser considerada como lugar de paso en el siglo XIX.

El comercio o la industria han estado ligados desde siempre al desarrollo de la urbe y quien ha llevado las riendas de la ciudad, es decir, el jefe político, alcalde, presidente municipal o como se le llame al dirigente, siempre ha tenido una fuerte relación con las actividades privadas.

Históricamente, muchos de los alcaldes han pertenecido a cámaras empresariales que se organizan en grupos solidarios para llevar a cabo sus fines; de esta manera, tenemos que gran parte de los alcaldes han sido directivos de la Canaco, Canacintra, Coparmex… Hay excepciones, pero en general esta ha sido la tónica del Municipio: tener un alcalde con visión empresarial de la política. Hacer negocios con la política es una gran tentación, lo ha sido y lo sigue siendo.

Algunos alcaldes recientes relacionado con organismos empresariales son los siguientes: por la Canaco, Manuel Quevedo Reyes, Antonio J. Bermúdez, Jaime Bermúdez Cuarón y Jesús Macías Delgado; por la Canacintra, Jaime Bermúdez Cuarón (quien intentó derrumbar la Sala de Espectáculos del INBA para construir en el lugar un centro comercial, cosa que no logró), y Héctor Murguía Lardizábal; por la Coparmex, Francisco Barrio Terrazas, Gustavo Elizondo Aguilar y Francisco Villarreal Torres, solo por mencionar algunos. Otros personajes han ocupado puestos administrativos importantes en el ayuntamiento y han logrado seguir activos en ambos ámbitos, digamos que lo empresario-político lo llevan en su ADN, así como sacar provecho del puesto político para incrementar sus negocios.

Tocante al tema de El Chamizal, vemos que desde que se entregó al Municipio de Juárez en 1987, estos terrenos han sufrido cambios, pasando a ser campos deportivos de todo tipo y albergue de museos e instalaciones deportivas, entre otras cosas. Ha existido la tendencia de darle un uso de acuerdo al grupo en el poder, en detrimento de su vocación original: ser un espacio ecológico, un parque nacional, un espacio relacionado con la cuestión ecológica.

Tenemos que a lo largo de su historia ha sido afectada esta superficie, y lo sigue siendo ahora cuando se pretende, además de construir un centro de convenciones en parte de su superficie, ampliar el estacionamiento de una empresa maquiladora, quitándole así más espacio al área verde de los terrenos señalados.

Los alcaldes siempre están al servicio de los dueños del dinero, provengan del sector maquilador o de empresas de otros diversos rubros; realmente son estos últimos los que gobiernan y los alcaldes, cuando provienen de la burocracia, solo obedecen órdenes.

Por ese motivo, quienes manejan el proyecto del centro de convenciones, desde la administración de Armando Cabada presionaron para que el Ayuntamiento les permitiera los terrenos llamados "los hoyos", independientemente de si pertenecen a El Chamizal o a la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA).

Aunque el impacto ecológico es considerable, sin estudios serios, las y los regidores de la administración pasada aprobaron el proyecto, por lo que grupos de ciudadanos recurrieron a la justicia federal para impedir las obras de construcción, mismas que ya se están llevando a cabo pese a no contar con permisos de construcción ni de impacto ambiental, importantes para este tipo de obras.

Ya existe la controversia, ahora es deber del Cabildo y del presidente municipal hacer respetar la normatividad, exigir los permisos y en su caso modificar la decisión de los dueños de la ciudad, quienes se han encontrado con una ciudadanía madura, comprometida y que luchará hasta sus últimas consecuencias para que Juárez conserve los espacios ecológicos tan necesarios.

Está el interés colectivo sobre el interés particular; veremos en qué termina esta disputa, si en que el Municipio de Juárez en su conjunto por fin tome las decisiones en beneficio de la ciudad haciendo respetar la ley, o si en que sigue bajo el control de los empresarios que tanto daño le han hecho a la ciudad cuando mezclan los intereses públicos con los privados.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad