Publicidad
Publicidad

Publicado: 28-07-2022 07:55

Desapariciones: Discurso y realidad

100 mil personas de las que hay rastros desde 1964

Rubén Aguilar

Opinión

En torno a la tragedia de las desapariciones en el actual gobierno está instalado el discurso de que en las anteriores administraciones fueron más, de las que ahora ocurren, pero antes no se era tan riguroso en contabilizarlas.

Desde 1964 a la fecha se registran más de 100 mil desapariciones de acuerdo al Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas.

De ese total, el 83.7 por ciento ocurrió de 2006 a mayo de 2022. Son 17 años, que corresponden a los sexenios de Calderón, Peña Nieto y lo que va de López Obrador.

En el de Calderón, desparecieron 17 mil 211 personas; en el de Enrique Peña Nieto, 35 mil 039 y en lo que va del de López Obrador ya son 30 mil 897.

De seguir la tendencia que se ha tenido en los tres años y medio del actual gobierno, todavía le faltan dos años y medio, el número de las personas desparecidas podría llegar a las 50 mil o todavía más.

Con Calderón el registro de personas desparecidas al año fue de 2 mil 818; con Peña Nieto de 5 mil 884 y con López Obrador, hasta ahora, de 9 mil 267.

Especialistas como Santiago Corcuera y Eliana García, plantean que el aumento de las personas desparecidas está relacionado, de una u otro forma, con la presencia del Ejército en las calles.

La oficina de Michelle Bachelet, Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, sostiene que en México solo hay 35 sentencias por la desaparición de personas.

Y que la “abrumadora tasa de impunidad se atribuye principalmente a la falta de investigaciones efectivas”. Esta es prácticamente del 100 por ciento.

La incapacidad de las autoridades es la que obliga a las familias de las víctimas a darse a la tarea de la búsqueda y de investigar qué fue lo que pasó.

El Comité Contra la Desaparición Forzada (CED), que a finales de noviembre de 2021 realizó trabajo de campo en México, sostiene que: “Las desapariciones continúan ocurriendo a diario en México, reflejando un patrón crónico de impunidad”.

El presidente y su gobierno intentan cubrir el crecimiento de las desapariciones y su incapacidad absoluta para hacer frente al problema, con el discurso de que en el pasado las cosas eran peores. Eso no es cierto.

Lamentablemente la tragedia del pasado continúa, pero se ha hecho todavía más grande. Y todo indica que será peor en los dos años y medio que le quedan a este gobierno.

@RubenAguilar

Publicidad
Publicidad
Publicidad