Publicidad

24 de septiembre, 2020 - 12:25

Carta dirigida a la ONU (¡Perdón!, nuestro presidente les mintió)

Les pedimos mil disculpas porque confundió su participación con una mañanera

Carlos Alazraki

Opinión

Publicidad

Prólogo: Sra. Sheinbaum: Mañana viernes 25 de septiembre se cumplirán 22 meses del asesinato en el microbús de mi colaboradora, la madre soltera Ely Gutiérrez, dejando huérfana a una pequeña de 5 años.

Han pasado casi 2 años de impunidad para estos tres comemierdas. Pero eso sí y -por si las moscas- hay que mandar a toda la caballería pesada, tanquetas y a la Gendarmería Nacional a la avenida Juárez, por si acaso unos manifestantes pacíficos que odian a López Obrador se pasan de la raya. A ellos…. cero comprensión. A ellos… a darles ¡con todo! Sra. Sheinbaum: ¿Ahora sí ya me entiende por qué los vomito?

Estimada ONU: A nombre de todo México quisiera ofrecerles nuestras más profundas disculpas por la terrible actuación de nuestro presidente don Andrés Manuel López Obrador el martes pasado en su discurso ante ustedes.

Así es mi querida ONU. Disculpas por dos motivos: Sus Mentiras y… el cuello de su camisa totalmente doblado.

Empecemos con el cuello de su camisa: En este tema, no hay mucho de qué hablar. Nuestro presidente no tiene la más remota idea de cómo vestirse. Sus pantalones siempre le quedan guangos. Y su saco le queda tan grande como a un famoso cómico de los años 60. Cuando lo maquillan para salir en la tele, se nota a leguas que su maquillista lo odia y es su peor enemiga. Por estas razones, por favor no se fijen mucho.

Ahora, continuemos con su terrorífica actuación del martes pasado: les pedimos mil disculpas, en primer lugar porque nuestro mandatario confundió su participación en la ONU con una mañanera. Él creía que nada más le hablaba a un enano llamado Lord Molécula. Nadie de su equipo le dijo que se iba a dirigir a ¡todos los países del mundo!.

Y es por eso que les soltó el choro de que la economía iba de 10, el Covid-19 de pelos, la rifa del avión increíble, la seguridad mejor que en Dinamarca y Noruega, etc. etc.

En fin, mis queridos mandatarios… ¡el oso de los osos! ¡Mil perdones!

Y la peor: Creyendo que Benito Mussolini era un cantante de ópera de la época de Cantinflas, se le ocurrió comentar el chascarrillo de que este gran tenor fue bautizado con el nombre de Benito en honor a nuestro Benito Juárez. Otra vez, nadie de su gabinete le dijo que Mussolini fue el dictador fascista, aliado de Hitler, más repudiado y odiado en la historia de Italia. No un cantante de ópera.

Por este detallito, también les pedimos mil disculpas.

Pero como nosotros somos un país neta, que nos gusta hablar con la verdad, voy a desmentir a nuestro presidente y les voy a decir la verdad: Nuestro presidente es un y mentiroso compulsivo. Nuestra economía va a decrecer para fin de año 10 por ciento del PIB. Tenemos 12 por ciento de desempleo, desgraciadamente creciendo. Vivimos en la peor inseguridad de nuestra historia. Por el coronavirus, somos el cuarto país con mayores decesos en el mundo.

El responsable de controlar la pandemia es un doctor egocentrista sin cerebro. La rifa del avión sin avión fue un total fracaso. Vivimos en un país dividido. La secretaria de Energía no sabe de energía. El director de Pemex no sabe de petróleo. La secretaria de la Función Pública no es honesta. Su marido menos.
El Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado roba más que Alí Babá.

Somos el séptimo país más ¡¡¡corrupto en el mundo!!! Y somos un país sin medicinas, ni para niños, ni para adultos.

En pocas palabras mis queridos amigos de la ONU: Tenemos al peor presidente de nuestra historia. Demagogo, populista y mentiroso. 

eluniversal@alazraki.com.mx

Twitter: @carlosalazraki

Publicidad