Publicidad
Publicidad

Publicado: 29-09-2022 06:00

Los grandes de Europa llegan a Qatar con su peor versión

El poderío de las selecciones sudamericanas opaca a las estrellas de Francia, Inglaterra y Alemania

Agencia AP

Deportes

Londres.- ¿Hay algún equipo europeo que pueda evitar que Brasil o Argentina se lleven la Copa Mundial de Qatar?

El panorama de las grandes potencias europeas no luce demasiado alentador, sobre todo comparado con el nivel que están demostrando los dos gigantes de Sudamérica.

Vistazo a la situación de las grandes selecciones de Europa concluida la fase de grupos de la Liga de las Naciones.

Francia

Ganadora del último Mundial, Francia cosechó apenas una victoria en sus últimos seis partidos a pesar del gran plantel que tiene. Cuesta sacar conclusiones luego de sus dos presentaciones más recientes, en las que no pudo contar con 14 jugadores por lesiones.

El mediocampo luce particularmente vulnerable si Paul Pogba y N'Golo Kanté no se recuperan a tiempo para el Mundial. El prometedor Eduardo Camavinga tuvo un primer tiempo desastroso en la derrota 2-0 ante Dinamarca y su presencia en el torneo podría peligrar. Adrien Rabiot, Youssouf Fofana y Aurelien Tchouaméni podrían tener hoy más posibilidades de ser convocados.

Fofana tuvo un buen debut en el equipo nacional contra Austria, pero perdió demasiados balones al entrar por Camavinga frente a Dinamarca. Tchouameni tampoco estuvo a la altura en el duelo ante los daneses. Kanté se repone de una lesión en el músculo isquiotibial. Muchos creen que es un jugador clave para Francia.

Inglaterra

Si las cosas no pintan demasiado bien para Francia, el panorama es peor todavía para Inglaterra. Llevan seis encuentros sin ganar, la peor racha que ha tenido la selección inglesa en la antesala de un mundial, y abundan las dudas respecto al técnico Gareth Southgate y algunos de sus jugadores, sobre todo el zaguero Harry Maguire.

Varios integrantes del plantel no juegan demasiado en sus clubes o no están en forma, pero Southgate ha dicho que confía en ellos, incluidos varios que llevaron a Inglaterra a las semifinales del Mundial de 2018 y a la final de la Eurocopa del año pasado.

La defensa y la falta de un volante creativo son algunos de los puntos débiles del equipo. Abundan los jugadores de ataque, pero Inglaterra muestra una excesiva dependencia de su goleador Harry Kane.

Bélgica

Los encuentros de la Liga de las Naciones dejaron una cosa en claro: Bélgica extraña a su artillero Romelu Lukaku, quien está lesionado. Su supuesto suplente, Michy Batshuayi, ha dejado mucho que desear.

No incidió en la derrota 1-0 ante Holanda, un partido que Bélgica tenía que ganar por al menos tres goles para avanzar a la siguiente fase. Fue la primera derrota desde las semifinales del Mundial de 2018 en que Bélgica pierde sin anotar un solo gol.

En el segundo tiempo Batshuayi fue reemplazado por Charles De Ketelaere, jugador del Milan que tampoco se hizo notar jugando como falso nueve. Para tranquilidad de los belgas, se espera que Lukaku vuelva pronto a las canchas tras reponerse de una lesión en un muslo. Las posibilidades de Bélgica podrían depender de él.

Alemania

Los partidos de Alemania contra Inglaterra y Hungría generaron numerosas interrogantes. Alemania venía de ganarle 5-2 a una Italia venida a menos en junio, pero no pudo penetrar una defensa bien organizada ante Hungría, que le ganó 1-0 a domicilio, y dejó escapar una ventaja de 2-0 al igualar 3-3 con Inglaterra gracias a un gol de último momento de Kai Havertz.

Este jugador y Jamal Musiala fueron la única nota positiva de los dos últimos encuentros de Alemania, que muestra una defensa frágil. Su victoria ante Italia, por otro lado, fue su único triunfo en sus últimos siete partidos.

España

Campeona mundial en 2010, España es uno de los pocos equipos europeos grandes que llegan a Qatar entonados por sus últimos resultados tras avanzar nuevamente a la fase final de la Liga de las Naciones gracias a un triunfo 1-0 sobre Portugal.

El equipo de Luis Enrique se repuso de una inesperada derrota ante Suiza que cortó una racha de 22 partidos sin reveses. España no le ganaba a Portugal desde hacía casi dos décadas.

Nico Williams podría haberse asegurado un lugar en el equipo tras dar el pase que permitió anotar a Álvaro Morata a dos minutos del final ante Portugal.

Los portugueses, por su parte, cargan con la frustración de haber sido eliminados en casa y dudas acerca del estado de Cristiano Ronaldo, que desaprovechó un puñado de ocasiones para anotar frente a los españoles.

Los demás

Croacia, finalista del Mundial de 2018, nuevamente genera grandes expectativas. El veterano Luka Modric, de 37 años, sigue rindiendo en un alto nivel y los croatas ganaron su grupo de la Liga de las Naciones gracias a sus resultados ante Dinamarca, que es uno de los equipos más sólidos de Europa y recuperó a su volante ofensivo Christian Eriksen.

Holanda, que nunca ganó un mundial pero jugó tres finales, mantuvo su valla invicta ante Polonia y Bélgica, y tiene dos victorias ante los belgas este año.

Hoy por hoy, daneses y neerlandeses se perfilan como equipos más aplicados que el resto.

Brasil, que desplazó a Bélgica del primer lugar en la clasificación de la FIFA, tendrá dos rivales europeos en buena forma en su grupo, Serbia y Suiza, con dos delanteros temibles. Aleksander Mitrović lleva anotados 50 goles con Serbia y los tantos de Breel Embolo fueron decisivos para Suiza, que tiene en su haber un triunfo 2-1 sobre España. Suizos y serbios se medirán el 2 de diciembre, en una reedición de un choque cargado de tensiones políticas en el Mundial de 2018.

@
Publicidad