13°C / 55.4°F
C: 19.98 | V: 20.35

Importación y Exportación: nuevo modelo de negocio de la Reforma Energética

Por: Eduardo Lara | 21 de noviembre, 2018 - 11:48 | Revista |

Ciudad Juárez.- La apertura del tema energético en nuestro país sigue estando en exploración, no sólo para las instancias gubernamentales, sino también para el sector empresarial.

Sin embargo, el estado de Chihuahua comienza a analizar la posibilidad del negocio de la importación y exportación de energía que permita a la entidad catapultar sus bondades geográficas para impulsar la economía de la región.

Jorge López Uranga, director de Energía de la Secretaría de Innovación y Desarrollo Económico del Gobierno del Estado comentó que la reforma energética aprobada en diciembre del 2013 y que entró en vigor en 2014 ha abierto la oportunidad de presentar proyectos interesantes en la materia.

“Anteriormente el sector energético estuvo en manos del Gobierno Federal, donde ellos tenían la actividades prioritarias como CFE y PEMEX, y cuando se libera comienzan a abrirse sectores en energía. Por ejemplo, en hidrocarburos se hizo de forma gradual, en el eléctrico se hizo una revisión en la Comisión Federal de Electricidad y una apertura de mercado donde participan firmas extranjeras, así como inversión local y nacional”.

 

La novedad del negocio genera que sean países con mayor experiencia los que mantengan una mayor presencia a la hora de las licitaciones, como España o Alemania, en donde su industria de energía solar es muy desarrollada, explica López Uranga.

 

Desde la entrada en vigor de la reforma, en Chihuahua no se han detectado jugadores al nivel de países extranjeros, por lo que en la Dirección de Energía se han enfocado al desarrollo de proyectos, algunos de ellos ya en operación como lo son granjas solares, gasoductos, intensivo de gas natural, centrales eléctricas y de ciclo combinado, así como al impulso de la proveeduría.

En el tema de la importación y exportación de energía, de acuerdo con datos de la Comisión Reguladora (CRE), existen en México 38 permisos para proyectos de este tipo, la mayoría de ellos se encuentran en Baja California con 30 licencias para importación, colocándose como el estado líder en cuanto al uso de energías limpias se refiere.

El estado de Tamaulipas cuenta con dos permisos para importación de energía; seguido por Sonora; Coahuila y San Luis Potosí con una licencia cada uno. En cuanto a exportación, México ha otorgado sólo cinco permisos, tres de ellos en Baja California; uno en Nuevo Léon y uno más en Yucatán, éste último siendo el estado con la tarifa por consumo de energía más alta del país.

Anteriormente, la única compañía que importaba energía era la CFE, con la intención de cubrir el desabasto en caso de alguna crisis.

Sin embargo, es bueno conocer que aunque el estado de Chihuahua no cuenta aún con solicitudes ante la CRE para la importación y exportación de energía; la entidad comparte dos nodos para dicho proceso, uno de ellos, en el área de Nuevo México, estación mejor conocida como “El Diablo” y otra en la frontera con El Paso, en el área de Azcárate.

“Chihuahua tiene un potencial excelente para importacion y exportacion de energía, porque es uno de los estados con radiación solar más fuerte del país y norteamérica”, comenta López Uranga.

Según información de la Dirección de Energía, hay cinco proyectos de granjas ya en operación en Chihuahua, y al menos otras cuatro en inicio de construcción, lo que se traduce en cerca de 400 megawatts que se están generando; mientras que hay una lista de espera que casi 20 proyectos para granjas solares que producirían cerca de 2 mil megawatts, capacidad que se busca pueda ser aprovechada para entrar al juego de la exportación de electricidad.

La Dirección de Energía asegura que Chihuahua tiene gran capacidad de energía renovable y de gas natural. Anteriormente las plantas centrales de generación eran de combustóleo, a raíz de que hay gas natural muy competitivo.

Cerca del municipio de Juárez se construye una terminal de ciclo combinado con la que se pretende generar 900 megawatts, es decir que en el estado hay posibilidades de desarrollar proyectos similares, sin embargo, la limitante es la capacidad de interconexión con el sistema nacional, debido a que es viejo y siempre estuvo en manos de la Federación, aunado a que nunca hubo un interés por hacerlo más robusto.

Según información de la Secretaría de Energía (SENER), nuestro país es actualmente el sexto más atractivo para las inversiones en energías renovables y uno de los primeros diez con mayor inversión en dicho ámbito.

Joaquín Coldwell, titular de SENER dijo que, resultado de la conclusión de tres subastas de energías limpias y una inversión por 8 mil 600 millones de dólares, se construirán 65 nuevas centrales eléctricas, fundamentalmente de energía solar y eólica. Además se impulsó que los hogares y pequeños negocios aprovechen la disminución mundial en los precios de los paneles solares y generar electricidad desde sus techos.

Por otra parte, el Gobierno Federal emprendió un programa de expansión de infraestructura en la red de gasoductos, que implicó aumentarla en 66 por ciento para superar los 18 mil 800 kilómetros operando en 2019. La ampliación de la red permite que el gas natural llegue ya a 26 estados del país.

Resulta importante destacar el aumento de la capacidad de eólica que fue 3.2 veces mayor que la de 2012, mientras que la capacidad de generación a partir de energía solar fue 106.8 veces mayor que la de 2012, según datos de SENER.

Energías limpias, una opción de ahorro para la industria

Un tema que ha comenzado a preocupar tanto a empresarios como a diferentes sectores de la población ha sido el consumo de energía eléctrica, pues por un lado, la industria reporta incrementos de hasta el 75 por ciento en la tarifa del servicio, mientras que por otro lado, los daños causados al medio ambiente por el uso excesivo de las llamadas ‘energías convencionales’.

Jorge López Uranga, director de Energía de la Secretaría de Innovación y Desarrollo Económico del Gobierno del Estado comenta que dentro de la estructura de consumidores existe un límite de empresas que gastan un megawatt al año, las compañías que cumplan con ese perfil pueden comenzar a comprar energía.

Asimismo explica que en este mercado abierto, hay varios jugadores como eólicos, eléctricos, hidráulicos y solares, por mencionar algunos, sin embargo, se espera que la práctica se vaya incrementando, obligando a las empresas a comprar determinados porcentajes de energía.

Ante esta situación se han creado los Certificados de Energía Limpia (CELS), los cuales tienen el objetivo de demostrar a las autoridades qué tanto porcentaje de energías renovables utilizan las empresas, incluso se espera que para el 2050, las compañías estén obligadas a utilizar 50 por ciento de CELS y el resto de energías convencionales.

López Uranga comenta que en la actualidad hay facilidades para generar energía mediante el uso de paneles solares en techos y estacionamientos.

“El método es caro en su instalación, pero barato en mantenimiento, hay un término de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), que le llaman generación distribuida, es decir, que la energía se va a generadores de bajo volumen, o sea, de medio megawatt para abajo”.

 

Lo anterior significa que una vez instalado el panel solar, se coloca un medidor bidireccional y no se consume la energía de la red y cuando se genera pero no se utiliza, esa energía se inyecta a un banco de resguardo. Anteriormente la electricidad resguardada permanecía en reposo por un año, sin embargo, hoy es posible vender ese sobrante a la comisión, asegura el funcionario, acción que podría aprovecharse por parte de algunas empresas o particulares.

En Juárez, la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) cuenta desde noviembre del 2015 con un sistema de paneles solares para reducir el uso de energía convencional y actualmente trabaja con sus agremiados y Gobierno del Estado en la posibilidad de un programa especial de financiamiento para que más empresas puedan utilizar este tipo de energía limpia.

El objetivo sería hacerle frente a los incrementos que se han presentando en los últimos meses en la tarifa de la energía eléctrica, pues de acuerdo con Raúl de León Apráez, presidente de Canacintra Juárez asegura que a nivel nacional, la industria ha registrado un aumento de entre 70 y 75 por ciento por el pago del servicio de electricidad, lo que mantiene una incertidumbre entre los empresarios de esta frontera.

Por su parte, María Teresa Delgado Zárate, presidenta de la Asociación de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index) en Juárez asegura que el uso de energías limpias es un tema nuevo, por lo que el gremio continúa en el análisis de la factibilidad de que más empresas estén en posibilidades de utilizar CELS, principalmente por los costos tan altos que también han registrado por el consumo de energía por parte de la CFE.

De acuerdo con Index Juárez, son al menos tres empresas, afiliadas a la asociación las que ya trabajan con energías limpias, como Yazaki, Delphi y Continental, ésta última abastecida en 90% por energía solar.

Actualmente la asociación está compuesta por casi 200 maquiladoras, de las 324 que hay aproximadamente en la ciudad.

“Para el medio ambiente y el Comité de Sustentabilidad un objetivo es ofrecer alternativas, este tipo de energías es una opción, pero no todo aplica al cien por ciento en las empresas, hay algunas que aunque no usen energías limpias, están cambiando por ejemplo de iluminación a LED, los que les genera hasta cuarenta por ciento de ahorro”.

 

Delgado Zárate asegura que definitivamente el usar energías limpias puede generar un ahorro importante y puede ser un área de oportunidad para las empresas.

Hay empresas como Lexmark, donde dentro de sus planes de sustentabilidad está la posibilidad de abrir una granja solar, que permita cubrir hasta en un 40% la carga eléctrica que necesita la planta.

Alejandro Arenas, coordinador del Programa de Sustentabilidad de Lexmark comenta que dicha granja de aproximadamente ocho hectáreas generaría cerca de .5 megawatts, lo que permitiría aprovechar la apertura del mercado eléctrico bajo el lineamiento de la empresa.

“En realidad aún antes del programa de energía renovable estamos trabajando en la reducción del consumo, en los últimos tres años hemos hecho esfuerzos para optimizar los equipos y logramos reducir el consumo en 15 por ciento y estamos evaluando la posibilidad de instalar también la granja solar”.

Así es como empresas de esta ciudad han comenzado incursionar en el tema de las energías limpias, incluso es posible ver algunos negocios o establecimientos comerciales que ya hacen uso de este tipo de métodos para reducir su consumo de energía convencional, en pro no sólo de sus bolsillos, sino también del medio ambiente.