38.2°C / 100.8°F
C: 18.75 | V: 19.50

5 consejos financieros para niños (y papás)

Por: Juan Muñoz | 27 de mayo, 2018 - 15:00 | Revista |
Redes | Pixabay

Enseñar educación financiera a tus hijos es más fácil de lo que te imaginas. En este sentido, los expertos en finanzas personales explican que a pesar de que muchas veces los papás quieran comprar la mayor cantidad de obsequios a sus hijos, es importante que todos comprendan la diferencia entre necesidad y deseo.

A continuación, te presento 5 consejos para que tus hijos tengan finanzas sanas desde pequeños:

1. Háblales de dinero / Que no sea un tabú o algo que dé miedo: El primer paso es terminar con el tabú del dinero. Diles a tus hijos cómo se gana el dinero, para que sepan y aprecien el trabajo de papá y mamá; gracias al cual ellos tienen varias cosas. Hablarles de dinero y de finanzas les permitirá convertirse en adolescentes responsables y les ayudará a fortalecer su seguridad al momento de comprar algo con sus ahorros. Tienes que enseñarle a tus hijos a que hablen sin miedo del dinero, cuando crezcan esto los convertirá en consumidores inteligentes y conocerán los diferentes servicios que ofrecen los bancos.

2. Muéstrales las bondades del ahorro: Explícales los beneficios y establezcan juntos una meta, puede ser un juguete o un producto cualquiera. Pídeles que guarden dinero para comprarlo.  Motiva a tus hijos a decorar algún recipiente, como algún bote de leche o incluso una botella de refresco (algo que no puedan abrir, quebrar o sacar fácilmente). De esta manera, tus hijos poco a poco ahorrarán y se darán cuenta que ahorrando pueden conseguir muchas cosas que necesiten.

3. Dales dinero semanal o mensualmente: Al asignarles una cantidad de dinero periódica, es muy importante que les comuniques claramente que el objetivo de hacerlo es que aprendan a administrar su dinero, que no habrá más que ese. Además puedes asignarles sencillas tareas en la casa como sacar la basura, ayudar en la limpieza de su cuarto o lavar el carro a cambio de ese dinero, esto provocará que se sientan útiles y tomen conciencia de que el dinero cuesta ganarlo y no es infinito.

4. Lleven a cabo dinámicas financieras: Ayuda a tus hijos a elegir entre dos cosas que quieran, por ejemplo dos juguetes diferentes, pídeles que hagan una lista con las características que más les gustan de cada uno de los objetos y ayúdalos a compararlas para saber cuál les traerá mayor satisfacción y beneficio. Elegir implica dejar una cosa por otra, y esto lo hacemos toda la vida.

5. Predica con el ejemplo: Éste tal vez sea el consejo más difícil de seguir, pero es el más eficiente. “Deja que tus hijos vean que ahorras, que no compras sólo por comprar, que te propones y logras metas con ese ahorro (como una televisión nueva o unas vacaciones para toda la familia). Si llegas a pagar con tarjeta de crédito deja que tus hijos vean el esfuerzo posterior que se tiene que hacer para pagar esa deuda, ese aprendizaje no tiene precio.