7.3°C / 45.1°F
C: 19.90 | V: 20.40

Checa estos 7 Consejos Financieros para el 2018

Por: Juan Muñoz | 11 de enero, 2018 - 09:01 | Revista |
Archivo

1. Hazte responsable. El primer paso para poder cambiar nuestra realidad es hacernos responsables de nuestros actos y no culpar a los demás. No nos endeudamos porque el banco nos prestó el dinero, sino porque nosotros lo aceptamos sin pensar en las consecuencias. Entender esta responsabilidad es fundamental para nuestras finanzas.  

2. Cambia paradigmas. Muchas veces los problemas financieros tienen que ver con una mala relación con el dinero o con conceptos equivocados que tenemos sobre él. Incluso con prejuicios. Por ejemplo “Yo me endeudo porque no me alcanza”. Puede ser cierto, pero endeudarte no resuelve nada, por el contrario, hace el problema más grande. Trata de buscar otros ingresos, bajar los gastos (buscar cosas más baratas) y no endeudarte.  

3. Planea y prioriza gastos. Cada vez que recibimos dinero —nuestro salario o cualquier otro pago o ingreso— tenemos que pensar qué vamos a hacer con la totalidad de ese dinero. Es indispensable escribir en una hoja en que gastamos nuestro dinero y tener claras cuáles son nuestras prioridades en la vida. El plan de gastos debe ser flexible. Si presupuestamos $500 pesos para la luz y el recibo nos llegó en $900 pesos, de todas maneras, tendremos que pagarlo. Eso no significa que ya se echó a perder nuestro presupuesto, al contrario: podemos revisarlo, adaptarlo y ajustarlo para reflejar esa realidad que no previmos.  

4. Considera los gastos anuales. Debemos considerar siempre aquellos gastos que no suceden cada mes pero que los podemos prever. Como por ejemplo, el pago de la revalidación vehicular, el predial, inscripciones escolares, seguros, entre otros. Es mucho más fácil pagarlos si separamos cada mes la cantidad necesaria para que cuando se presenten, tengamos el dinero ahí. De esta manera no tendremos que incurrir en deudas.   

5. Invierte, no gastes. Comprar un artículo en oferta, que no teníamos planeado o que no necesitamos, no es un ahorro: es un gasto. Comprar un carro no es una inversión es un gasto (de hecho se deprecian inmediatamente). Aunque la mercadotecnia nos diga otra cosa. Entender la diferencia es muy importante.

6. No seas Aval. Nunca firmes como aval u obligado solidario de nadie, porque estas adquiriendo un compromiso ajeno. Ni siquiera por un familiar. ¿Qué pasa si no paga? ¿Realmente estamos preparados —y dispuestos— para hacernos responsables de esa deuda?  

7. El dinero es un medio. Jamás olvidemos que el dinero no es un fin en sí mismo. Es un medio para alcanzar nuestros objetivos en la vida. Nos cuesta mucho trabajo ganarlo: lo menos que podemos hacer es aprender a manejarlo con inteligencia.

PROFINN (PROMOTORA FINANCIERA INNOVADORA)              juanemunozrivera@gmail.com