22 de febrero, 2020 - 14:20

Llena su ciudad con rampas para sillas de ruedas hechas de Lego

Trabajando con su esposo durante dos o tres horas todos los días, Ebel usa montones de Lego para ensamblar las rampas

Redacción

Viral

Llena su ciudad con rampas para sillas de ruedas hechas de Lego
Redes
Publicidad

En una lucha contra décadas de mala planificación urbana que hace que ciertos espacios sean inaccesibles para aquellos con problemas de movilidad, Rita Ebel, de 62 años, pasa parte de sus años dorados construyendo rampas para sillas de ruedas hechas con piezas de Lego, en un esfuerzo por mejorar la pequeña ciudad alemana donde vive.

Fruto de un accidente automovilístico, Ebel lleva confinada en una silla de ruedas los últimos 25 años, pero solo después de ver como una amiga suya tuvo que salir de una tienda a hombros de cuatro personas se dio cuenta que tenía que hacer algo para mejorar la accesibilidad de Hanau, la ciudad alemana en la que vive. Pero no es ingeniera, ni falta que le hace.

Trabajando con su esposo durante dos o tres horas todos los días, Ebel usa montones y montones de Lego para ensamblar las rampas, y a día de hoy, ya han colocado 12 rampas en tiendas y comercios por toda la ciudad.

Para garantizar que sobrevivan al desgaste de las ruedas y de los elementos, van pegando las piezas de Lego a medida que las montan, una técnica que los constructores profesionales de Lego también usan para garantizar que sus grandes esculturas no se desmoronen. .

Construir las rampas con materiales como madera contrachapada sería considerablemente más barato, pero dado que los Lego están diseñados para que incluso los niños puedan montarlos, significa que cualquiera puede ayudar a construir de manera fácil (y segura) más rampas por la ciudad.

Todos los Legos que usa Ebel han sido donados para esta causa, por lo que lo único que tiene que poner de su bolsillo son la infinidad de botes de pegamento necesarios para mantener todo en sus sitio.

Los constructores de Lego profesionales se estremecerán de dolor ante la cacofonía de piezas de colores de estas rampas, ya que no parece haber ningún patrón o esquema de color específico. Pero este amalgama de colores no solo ayuda a darle un toque de alegría a la ciudad, como dicen los lugareños, sino que también sirven para llamar la atención sobre las rampas y el importante problema que están tratando de resolver, indica Gizmodo.

Las rampas para sillas de ruedas y demás cuestiones de accesibilidad deberían ser un requisito de diseño estándar para cualquier tipo de edificio nuevo y para la planificación urbana en general, aunque cuando no ha sido así, esta bien saber que el juguete de construcción más popular del mundo puede ser de ayuda.

Publicidad