Publicidad

Reed Hastings, la mente detrás de Netflix

Pedro de la Paz | 23 de octubre, 2019 - 21:48 | Revista

Ciudad de México.- Para convertirse en el servicio de streaming con 48 millones de suscriptores en todo el mundo, con un catálogo de 12 mil películas y series, Reed Hastings, presidente y director ejecutivo de Netflix, tuvo que recorrer un camino complicado. Cometió errores que tuvo que resarcir en el trayecto para cumplir con las expectativas de los usuarios que pagan por contenido de calidad. 

El CEO de Netflix se presentó el pasado mes de septiembre en la Ciudad de México, como parte de la cartelera de invitados especiales del evento México Siglo XXI, el México que inspira al mundo siempre posible, nunca imposible de Fundación Telmex-Telcel, evento que tuvo cobertura especial por Revista NET.

Hastings contó ante 10 mil jóvenes becados por la Fundación cómo es que ha sido la evolución de la plataforma y cómo, de una pequeña idea, se generó un proyecto que concentra material de entretenimiento de diversas categorías, idiomas y temáticas. 

Una multa, el detonante

Reed es un gran apasionado del cine. En los noventa era común alquilar películas VHS, formato comúnmente conocido como videocasete, para devolverlas un par de días después, sin embargo, Hastings demoró mucho más tiempo y tuvo que pagar un multa de 40 dólares. 

Apenado, empezó a construir en su cabeza una de las compañías mejor valoradas de los últimos tiempos.

La idea se consolidó en 1997 con la creación de Netflix, apenas con 30 empleados y 129 DVD que enviaban por correo a los suscriptores que pagaban por el servicio cada mes, sin recargos o multas, con acceso ilimitado a las películas.

“Cuando empezamos a usar los DVD, siempre quisimos tener esta empresa de entretenimiento, en 1988 Internet era muy lento y no había posibilidad de hacer streaming o bajar el video, entonces empezamos con un sitio web donde uno elegía que quería ver, luego lo enviábamos vía correo”.

La idea visionaria era arriesgada y se enfrentaba a grandes competencias que tenían un valor mucho mayor en el mercado. Al inicio, tenía un valor de 50 millones, un número ínfimo en comparación con los 5 mil millones que valía en ese entonces el mayor rival, Blockbuster.

Antes de coordinar las operaciones de Netflix, fue vendedor de aspiradoras, dio clases y hasta se enlistó en el Ejército. Después de convertirse en desarrollador de software, Hastings se dio cuenta que Internet estaba cobrando relevancia y velocidad, lo que daría la posibilidad de realizar streaming y dejar atrás los DVD.

Ser terco

Enfrentar retos y superarlos se ha convertido en la filosofía de vida de Hastings: “si quieres ser innovador, vas a cometer errores como empresa… uno debe ser muy cuidadoso cuando alguien comete un error, uno no debe despedir a la gente, uno quiere que la gente sea valiente, lo suficiente para cometer errores”.

El cofundador de Netflix se define como una persona terca y que gracias a eso ha podido conquistar un mercado enorme con más de 40 millones de suscriptores: “se trata de ser terco, tal vez no funcione pero sigo, sigo y sigo, pero creo que es importante enfocarnos en algo y hacerlo”.

Reed dijo a los jóvenes que cuando inicien un proyecto innovador no caigan en la arrogancia, deben estar dispuestos a sufrir cambios constantes y adaptarse a ellos, ya que eso ha sido parte de la evolución de Netflix, buscar siempre ser mejor.

“Buscamos innovadores, originales, frescos, es la parte atractiva para nosotros (…) Tenemos que apostar en una comunidad creativa que va más allá de los límites, de lo cotidiano”.

Cada paso que da la compañía es para producir las mejores series y películas en el mundo, crear historias que cautiven a usuarios de todos los países donde tienen presencia; producciones extraordinarias que se conviertan en títulos esenciales. 

“Queremos ser una compañía de entretenimiento por internet, por eso es Netflix”

Reed explicó que el pago de las suscripciones se ve reflejado en creación y ampliación de series exitosas como Stranger Things y Club de Cuervos, y películas como Roma del director mexicano Alfonso Cuarón.

“Tomamos riesgos. Algunos shows serán un desastre, otros serán épicos. Necesitas intentarlo una y otra vez”.

A pesar del crecimiento exponencial que ha tenido la plataforma, y superar en poco tiempo a Blockbuster, aún siguen aprendiendo de los errores. Ejemplo de ello fue el aumento de precios en la recesión de 2010 en Estados Unidos. 

“Pasamos de ser amados a odiados, creo que fue el peor error que cometimos, sucede que fuimos demasiado agresivos, fue difícil sobreponernos y a nadie se le castigó por ese error”, comentó Hastings.

Que fluyan las ideas

El éxito del contenido bajo el sello de Netflix se ha logrado gracias al trabajo creativo, tranquilo, sin prisas, a comparación de la manufactura, donde todo se hace en una jornada; en las empresas creativas no hay horarios para trabajar las ideas, que muchas veces se gestan mientras se descansa.

“Nosotros tenemos una cantidad ilimitada de vacaciones, en promedio a las personas les gusta que sea así, muchas veces desarrollan sus mejores ideas creativas en ese periodo”.

Los modelos a seguir Hastings son Bill Gates y el empresario mexicano Carlos Slim, quienes hacen generosas contribuciones a la comunidad con su capital: “el sueño de mi vida es también poder hacer ese nivel de contribución, son personas sumamente exitosas en el plano comercial y luego identificaron cómo ayudar al mundo con sus fortunas, en lugar de construirse castillos".

Antes de concluir su participación en el Auditorio Nacional, dio a conocer que invertirán 200 millones de pesos para 50 proyectos de series y películas en México para los próximos dos años. 

El empresario dejó en claro que a Netflix no le interesa introducirse en el mundo de los videojuegos, deportes o noticias, para eso, dijo,  ya existen muchas empresas: “nosotros seguiremos con el entretenimiento de series y películas”.

Pese al éxito comprobado, los millones de usuarios y la producción de contenidos con aceptación mundial, Reed Hastings aseguró que a Netflix le falta mucho para consolidarse como el mejor creador de series y películas, por eso trabajan cada día para estar en la cima.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Síguenos en:

Publicidad
Publicidad
Publicidad