Publicidad
Publicidad

21 de noviembre, 2020 - 10:00

Chaparreando: la aventura de Omar y Emiliano en Chihuahua

El actor muestra las maravillas de Chihuahua en un reality donde comparte su camino al éxito y revela su relación con su hijo

Carlos Soria

Revista

Chaparreando: la aventura de Omar y Emiliano en Chihuahua
Cortesía
Publicidad

Una motocicleta, varias cámaras y un estado lleno de sorpresas son los elementos que conforman Chaparreando, el nuevo programa que protagonizan Omar Chaparro y su hijo Emiliano, en el que el actor y conductor muestra a su descendiente los rincones de Chihuahua y el camino que tuvo que recorrer para alcanzar la fama. 

El reality show es también la respuesta de Omar Chaparro a una de las etapas más inestables de la vida: la adolescencia, una guerra entre el poder y el entendimiento, que si no se maneja de forma correcta, puede causar dolores de cabeza. Por eso el multifacético personaje emprendió un viaje al lado de su hijo para reforzar su relación. 

Bajo la producción de Eugenio Derbez, Chaparreando muestra los lugares que marcaron a Omar antes de partir a la Ciudad de México en busca de una oportunidad en las grandes empresas; se reencuentra con personas con las que convivió y recuerda momentos que forjaron su carácter. 

Omar y Emiliano cruzan la frontera en moto por Ciudad Juárez, practican sandboarding en las Dunas de Samalayuca, comen quesadillas y burritos en Ahumada, visitan las majestuosas Barrancas del Cobre y hasta se pierden en las carreteras de Chihuahua.

El actor, conductor, humorista y locutor recuerda las diferentes etapas de la vida, desde cuando trabajaba de taquero o repartidor de pizza, hasta sus primeros trabajos en los medios de comunicación.

Fortalecer la relación padre e hijo 

Aunque al inicio el programa solo iba a mostrar el recorrido en moto de Omar y algunos de sus amigos famosos por diferentes partes de México, Derbez aconsejó a Chaparro hacerlo familiar e invitar a su hijo, una idea poco conveniente, pues la relación no era la mejor y un viaje largo podría causar fricciones. 

“Yo fui adolescente, tuve mi etapa difícil. Me acuerdo que casi me agarré a trancazos con mi papá. Justo estaba yo en esa etapa con Emiliano: era muy malagradecido, le hablaba grosero a su mamá. Luego lo analicé y dije ‘si quieren hacer un reality y quieren conflicto, este es el reality", comentó Omar en la presentación virtual del proyecto. 

En los primeros episodios se comprueba que la relación entre ambos es complicada y mientras avanza el reality florece el compañerismo, entendimiento y hasta la complicidad entre padre e hijo. 

Imagen

Presume el estado grande

La primera temporada del programa se enfoca exlusivamente en el viaje en moto por Chihuahua, algo que también llamó la atención de Omar, ya que presumiría al mundo la gran diversidad cultural, paisajes increíbles, comida deliciosa y otros aspectos que hacen del estado un escenario perfecto para las grabaciones. 

“Eso es otra cosa que yo no me percaté cuando hice el show hasta que terminé y dije: qué increíble que voy a poder presumir a toda la gente que vean lo que somos, lo que tenemos en este estado maravilloso, la cultura, la comida, la gente, los colores. Creo que hay demasiado prejuicio: dices México y no te das cuenta de que tenemos tanta riqueza”, mencionó Omar Chaparro. 

Emiliano entendió cómo es que su padre se convirtió en una personalidad querida por el público, los primeros trabajos del comediante, conoció en dónde trabajó, se divirtió y hasta estudió. 

“En realidad mi papá es justo como la gente piensa que es en la televisión: súper amable, bueno, amistoso y agradable. Fue muy padre hacer el show con él y conocerlo de verdad", comentó el inquieto joven de 15 años. 

Para Omar, enseñarle a su hijo sus origenes y compartir con el tantos recuerdos le trajo una gran experiencia, retomar la relación entre padre e hijo y acercarlos más era justo lo que necesitaban ambos y está considerando hacer una segunda temporada. 

“Yo quiero ser actor y director. También quiero crear mis propias películas y quiero tener mi línea de ropa como mi papá. ¡Pero la mía sería mejor!”, comentó Emiliano.

Aunque la serie solo está disponible en Estados Unidos por la plataforma de streming Pantaya, se espera que pronto Chaparreando llegue a México y que el proyecto sirva para unir a padres e hijos frente a la televisión. 

Imagen

 

Publicidad
Publicidad
Síguenos en nuestras redes
Publicidad
Publicidad