Publicidad
Publicidad

Publicado: 10-08-2022 07:38

¡Venga, José!

Un torero azteca el tierras españolas busca los vítores

Manolo de la Laguna

Opinión

Dicen los avicultores que de grano en grano llena la gallina el buche, lo cual es muy cierto y dudamos que alguien se atreva a decir que "nones", aunque nunca falta un roto para un descosido, peeeero, antes de agarrar al toro por los cuernos, déjenos escribirles que ¡qué! revolcada le puso Barcelona a los Pumas de... ustedes ya saben dónde; seis a cero; qué pena, penita pena, pena de mi corazón, dice la canción.

Ahora sí vayamos a nuestra opinión taurina semanal, pues nos alegra leer que los toreros mexicanos pisen, aunque sea de vez en cuando, los ruedos de España, de esa tierra católica que siempre ha sido dura para los coletas aztecas; Imperio (el azteca) que, como los moros, todo lo tuvieron y todo lo perdieron.  Sea por el amor de Dios, pues ya ni llorar es bueno, cuando no hay esperanza, ya ni er vino mitiga, las penas amargas que a mí me matan, cantaba con voz varonil, Javier Solís.

Y es que nuevamente irá a la península ibérica, para torear en la región de Extremadura, el torero de Aguascalientes, tierra de nuestro hermano Miguel Ángel, el próximo 15 de agosto, alternando con José Garrido y Manuel Perera, con toros de la acreditada ganadería de Victorino Martín, donde al parecer, el torero hidrocálido, ya se encuentra, desde hace días, tentando en el campo bravo de tal dehesa.

El pueblo se llama Almendralejo y desde esta tierra del Bravo, le gritamos a Joselito Adame ¡Venga José! y a triunfar en grande y a demostrar en aquellas tierras, que también en México, hay toreros buenos, toreros caros, toreros cimeros.

Como remate, con un forzao de pecho, Leonardo Valadez Martínez, sigue toreando en la tierra donde er beso encierra, armonía, sentido y valor y ya se le califica como un torero sensación, que es puro talento en el ruedo y eso a la afición mexica, le cae bien, se pone contenta, se alegra, pues saben que a la bella fiesta en México, le hace falta desde "endenantes" una figura en el "Arte de Cúchares", que pise fuerte todas las tardes, en los alberos de acá, de allá y de acullá. Bien por Leo. Vale.

Publicidad
Publicidad
Publicidad