Publicidad
Publicidad

Publicado: 21-09-2022 07:38

Tarde taurina

Tres hidrocálidos participaron en la faena

Manolo de la Laguna

Opinión

Cuando íbamos a pergeñar estos renglones, la señora de la casa, haciendo gala ovárica, nos puso a pelar unos chiles que había tostado, por lo que haciendo uso de todo el valor espartano de aún tenemos, sacamos el hombre hogareño que llevamos dentro y cumplimos el mandato, con la condición "sine qua non", de que amaneciendo ya nos tenga listo un chile con queso, café y tortillas de harina. Hay que sufrir para merecer, ni modo.

Ahora vayamos a la tarde del jueves 15 de este patriótico mes para cronicarles que asistimos, invitados por la distinguida familia Fuentes, a una tarde taurina y una noche mexicana espectacular; la elegancia, el buen gusto y la amabilidad de los anfitriones, se dejó sentir en todo momento y qué decir de las viandas mexicanas que se sirvieron, fueron de rechupete, qué atracón nos dimos al grito de... "is now or never".

La terna del cartel la compusieron 3 hidrocálidos 3 que nos deleitaron con el "Arte de Cúchares" y como era festival, Arturo Saldívar, vistió a la usanza charra, mientras que sus paisanos, José María Hermosillo y el novillero Daniel Prieto, vistieron a la usanza campera andaluza, siendo el ganado de Garfias.

Como no se respetó la antigüedad, el primero que toreó fue Daniel, cortándole una oreja a su enemigo de nombre "Viñedo"; luego pisó la arena Arturo, logrando cortarle las dos orejas a "Tinto" mientras que José María no tuvo suerte con "Catador", no obstante estar voluntarioso. Los toreros recibieron fuerte ovación al término del festejo, donde los aficionados, entre toro y toro, degustaban bebidas refrescantes, porque la tarde estaba harto calurosa.  

Los morlacos llevaron nombres relacionados con el vino, porque fue la vinícola Rosa de Arena, propiedad de los anfitriones, quien patrocinó el festejo, después del cual, sirvieron a los invitados, por una hora, el nuevo  tinto que lanzarán al mercado fronterizo, producto de las mejores uvas cosechadas en el desierto de Samalayuca. Lo probamos y sin ser catadores o sommelier, nos gustó.

Éxito a la vinícola Rosa de Arena y a su o sus enólogos.

Por la noche se presentó uno de los mejores grupos musicales mexicanos, pero como esta presentación fue ya "nochi" y ya no estamos para esos trotes, en lugar de hacer la apasionada entrega, hicimos la graciosa huida y sin decir adiós y antes de que se metiera er sol, abandonamos la preciosa finca campera "Dos Cachorros" de la gentil familia Fuentes. Gracias Valentín. Vale.

Publicidad
Publicidad
Publicidad