Publicidad

15 de septiembre, 2020 - 11:18

Se desató la jauría

Debe ser muy grande el placer que proporciona el gobernar, puesto que son tantos los que aspiran a hacerlo. Voltaire, filósofo francés

Cuauhtémoc Monreal Rocha

Opinión

Publicidad

¡Hoja, señor director!, esperamos en Dios todopoderoso no esté "emberrinchao" por enviarle a destiempo esta colaboración, pero es que asuntos de gran envergadura, nos hicieron abandonar la ciudad y en el monte no hay Internet, pues cuando se duerme a cielo abierto, las únicas luces que se ven son la de las estrellas y la de la fogata, donde se calienta café toda la noche, hasta el amanecer, para seguir con la jornada del día. Lo malo del asunto es que los que ya estamos "rufles" y amanecemos con el cuadril todo adolorido. 

Quien no haya dormido nunca en el monte, no sabe la aventura que se ha perdido, no es lo mismo que ir a acampar en un lugar especial para ello, no hay punto de comparación; como ya estamos de regreso en Juaritos bello, vayamos al tema semanal, antes de que otra cosa suceda.

Cabada informó que algún partido se le acercó para ser su candidato a la gubernatura. En el marco del IV informe de gobierno, realizado en el Centro Cultural "Paso del Norte", que tuvo la mitad de su capacidad, en virtud de las medidas sanitarias por la emergencia de la pandemia, el alcalde Cabada sorprendió a Tirios y Troyanos con la noticia.

Nos imaginamos que la sorpresiva noticia se llevó una carretada de aplausos de los asistentes en el Centro Cultural, ahora solamente falta que el "Presi", informe cuál partido político lo arropará en sus sanas y ciudadanas ambiciones políticas, pues todo mexicano, de acuerdo con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, tiene derecho a votar y ser votado, faltaba más, faltaba menos.

Y como ya se desató la jauría, los canes se destrozarán con garras y colmillos, con tal de obtener un suculento hueso político, que, aún en este gobierno de la 4T, los quitará de pobres a algunos y a otros, les aumentará sus fortunas obtenidas de los dineros del pueblo a través, precisamente, de esos suculentos huesos a los cuales no pueden aspirar la mayoría de los ciudadanos de este Cuerno de la Abundancia.

Gubernaturas, diputaciones federales y locales y presidencias municipales, son los puestos a que aspiran muchos vividores de la política y hasta los que no lo son, pero que, de alguna manera, ya entraron a ella.

Veremos cuál será la actitud del  pueblo bueno y sabio en el próximo proceso electoral; muchos suspirantes de los diferentes partidos han prendido velas y veladoras al santo de su devoción, para ver si los cobija Morena y los lance a la contienda cívica, sabedores de que Morena llegó para quedarse y quedarse con el poder y el encargado de recoger donaciones, es el impío de Pío.  Vale.

Publicidad