Publicidad

Otras vez el avión

Alejandro Velasco | 09 de octubre, 2019 - 06:07 | Opinión

De plano hay temas que por su irrelevancia no deberían estar en las mañaneras del presidente López Obrador, sin embargo, por alguna razón, dentro de los periodistas que cubren a diario esta conferencia y piden la palabra para hacer preguntas, los suben a ese nivel pese a que, como le digo se deberían de solventar en otro nivel y efectivamente eso sería lo más recomendable, incluso existe gente que con la intensión de defender las declaraciones del mandatario, cuestionan que se le de tanta importancia a asuntos menores, sin embargo, el presidente bien podría filtrarlos de forma exprés y pasarlo a quien corresponda, pero en lugar de hacer eso, se toma su tiempo para dar una respuestas al cuestionamiento, así que, tanto quien pregunta como quien contesta, tiene responsabilidad en el asunto, pues en otras ocasiones, es decir, cuando el gobernante no quiere entrarle u opinar sobre algo en particular, simplemente lo dice y pasa a lo siguiente, pero como se trata de hacer show todos los días, pues decide darle un espacio.

Y eso pasó en la mañanera de ayer en la que López Obrador abordó el tema del avión presidencial, el cual desde su campaña dijo que lo iba a vender, y efectivamente en cuanto llegó a la presidencia una de sus primeras acciones fue sacar del hangar presidencial la aeronave que no la tuvo ni Obama, y así sin dar mayores detalles afirmó que ya hay una empresa interesada en la compra de la aeronave.

Y como para ponerle más sal a la herida recordó cómo fue que en su momento el ex presidente Felipe Calderón decidió comprar el avión y lo entregó como una "ofrenda" a su sucesor, Enrique Peña Nieto, para que lo estrenara, eso dijo el actual mandatario y agregó: "Es lujosísimo, faraónico, es como un regalo, como una ofrenda al presidente electo, porque es el Presidente Calderón el que deja comprado el avión, luego le echan la culpa al presidente Peña, pero la historia es esa, el que lo compra es el presidente Calderón, claro que el presidente Peña debió cancelar esa operación".

"No lo hizo y se compró ese avión carísimo, lujosísimo, un avión para 280 pasajeros, con restaurante, con alcoba, y nosotros decidimos venderlo porque es un insulto al pueblo de México utilizar ese avión, habiendo tanta pobreza. Esto sirve para caracterizar cómo actuaban los gobiernos en los tiempos del neoliberalismo, no les importaba el pueblo, levitaban".

Y aprovechó para criticar a quienes lo cuestionan porque nomás no vende nada, pero argumentó que eso se debe a que la venta se realiza con un proceso transparente revisado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), además de que todo el proceso requiere de tiempo, así mismo, reconoció que no podía hablar más porque todavía no se cierra el acuerdo y es un procedimiento legal. Pero no olvidó vacunarse y agregó que en caso de que no se concrete la operación, se mantendrá en venta la aeronave, y esto último es lo que va a pasar, se lo aseguro.

Nada más que en ningún momento menciona que, el avión no es propiedad del gobierno mexicano, sino que está en un formato de arrendamiento, es decir, se paga una renta mensual, la cual al final del contrato, le da la opción al gobierno de comprarlo o deshacerse de él, pero por lo mismo la posibilidad de venderlo no existe, no es real, solo que reconocerlo acabaría con un recurso que saca constantemente cuando no tiene nada interesante que decir, además de que el tema en esta ocasión le “raspa más los muebles” al expresidente Calderón, quien como ya es sabido fue repudiado por estudiantes del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey quienes se opusieron a que presentara una conferencia, lo que finalmente provocó que Calderón Hinojosa cancelara su participación, por lo que el presidente del país, consiguió dos propósito. Uno tocar el tema del avión y asegurar que le esta dando seguimiento y dos; golpear políticamente a Calderón, y eso no es otra cosa que politiquería, precisamente lo que dijo AMLO que ya no se valía, antes si porque él era de oposición, pero como ya está en el poder, eso ya no se vale y la verdad ese tipo de actitudes, lo único que demuestra es que el mandatario, que asegura que no miente, no roba y no traiciona, es igual que muchos de los políticos a los que tanto criticó en su momento, aunque la comparación le caliente a AMLO y esa, no es la idea…

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más de Opinión

Síguenos en:

Publicidad
Publicidad
Publicidad