Publicidad

03 de junio, 2021 - 08:45

La fiesta respira

En España la situación es una, que en México no se sabe cuándo se podrá ver

Manolo de la Laguna

Opinión

En España la fiesta respira, respira un poco más fuerte que por acá y los festejos se siguen dando con poco aforo pero los aficionados van, allí están, viendo los mismos toreros que cortan orejas, salen a hombros y el jolgorio se arma, le da vida al toro, mientras acaba de pasar la pandemia, así nos digan que el coronavirus llegó para quedarse.

Si a ti lectora (or), tienes el concierto de Aranjuez, de Paco de Lucía, escúchalo mientras lees estas letras; Aranjuez es un pequeño y hermoso pueblo cerca de Madrid, donde el rio Tajo lo baña, es tan hermoso este lugar como su concierto y hace días se dio una corrida de toros, que emocionó a la parroquia, al graderío, al tendido.

Partieron plaza Julián López "El Juli", vestido de verde y oro, siendo sus alternantes José María Manzanares, vestido de tinto y oro y Paco Ureña, de rosa y oro, terna que lidiaron toros de Garcigrande y Domingo Hernández, saliendo en hombros Julián y Pepe, por haber cortao dos orejas cada uno.

Ha habido otros festejos en el territorio español y aunque... como escribimos líneas arriba, son los mismos toreros de hace tiempo, los aficionados van a las plazas, siguen su fiesta y la disfrutan; si bien es cierto que en México está pasando más o menos lo miso en cuanto a la celebración de corridas, la cosa es muy diferente, nuestros toreros, valientes y artistas sin lugar a dudas, los vemos muy conformistas, amodorraos, como dormidos en sus laureles.

Nadie sabe cuándo pase esto de la pandemia, veremos cómo resurge la fiesta brava en México y en España, la baraja taurina está muy añeja ya y el dicho de renovarse o morir, puede aparecer de pronto y entonces el espectáculo taurino quedaría solamente en la música, en los libros, en las filmotecas y videotecas. Esperemos que no. Vale.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad