Publicidad

Publicado: 25-11-2021 09:07

Ido para volver

Los toros y la literatura también se llevan

Manolo de la Laguna

Opinión

La nativa de Antofagasta, Chile, conocida en el mundillo taurino como "La Diosa Rubia del Toreo", también hizo faena dentro de las letras o mejor dicho, dentro de la literatura taurina, donde se destaca su interesante libro: "Por qué vuelven los toreros", detallando algunos factores que intervienen para que los matadores cuando, tentativamente, se retiran de los ruedos, al poco tiempo regresan.

Es raro el torero que no actúe en esta forma, en lo personal solamente recordamos a un torero mexicano que sí cumplió su palabra de retirarse de los ruedos, él fue nada menos que "El Petronio de los ruedos", "El Indio Grande", Rodolfo Gaona, quien volvió a estar en una plaza de toros en la alternativa de Manolo Martínez y cuando se inauguró, en esta "La mejor frontera de México", la demolida plaza de toros Monumental, propiedad del Mayor de Caballería y Médico Veterinario Zootecnista, Salvador López Hurtado, si la memoria no nos es infiel.

Por el rumbo de la vieja España, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo, perdón, vive un torero Cimero, Maestro en Tauromaquia, elegante en su toreo y que sabe torear a la sana distancia, desde antes de que llegara la mortal pandemia que actualmente padece la raza humana.

Este mataor de toros, en realidad, allá en su tierra, nadie ha sabido por qué, repentinamente, se retiró del toreo; unos dicen que porque estaba agotado físicamente y otros más quesque porque a sus 50 años 50, cupido lo flechó y otras cosas por el estilo, sólo er pelao lo sabe pero... como dijo su pisano Campoamor: Todo en amor es triste, más triste y todo, es lo mejor que existe.

Y así, repentinamente como se fue del albero, Enrique Ponce, ya anunció su retorno a las plazas españolas, mexicanas, francesas y sudamericanas y ¡claro!, la afición taurina lo espera y quiere verlo pronto haciendo er paseíllo, acompañao con la mejor de la torería de allá, de acá y de acullá, aunque haya escasez desde hace algunos años, de nuevas figuras en el Arte de Cúchares.

Ido y vuelto, bienvenido mataor, si ya está tranquila su conciencia y su espíritu, a buscar la gloria taurina y los euros, porque si bien es cierto que el dinero no lo da todo, cuando menos sirve para calmar los nervios y dormir tranquilo y er mundo se mueve alrededor de él.

Que pronto lo veamos nuevamente en esta tierra de Cuauhtémoc y de Cortés, pues aquí en México, descansan los huesos del conquistador, del hombre que más oro le dio a España y fue ignorado por sus monarcas, pero... "sic transit gloria mundi". Vale. 

Publicidad
Publicidad
Publicidad