Publicidad

Hay que sacarle jugo al aguinaldo

Wolfgang Erhardt | 02 de diciembre, 2019 - 06:19 | Opinión

¡Que emoción ya estamos a nada de recibir el aguinaldo, la gratificación obligatoria que las empresas dan cada año a sus trabajadores de acuerdo a la Ley Federal del Trabajo!

Al aguinaldo hay que saberlo aprovechar, exprimirlo bien para sacarle el mayor jugo (provecho). Antes de hacer nuestros planes revisemos primero cuánto nos debe de tocar; la ley dice que los trabajadores tienen derecho a un aguinaldo anual que debe pagarse antes del día 20 de diciembre de cada año.

No todos los empleadores lo pagan un una sola exhibición, hay algunos que lo pagan en dos. Si este último fuera el caso, una parte se paga generalmente a principios de año y la otra en diciembre, o igual pagan una parte durante la semana del Buen Fin que acaba de pasar. En caso de duda, hay que revisar el recibo de nómina o preguntar en el área de Recursos Humanos.

La ley establece que el aguinaldo debe de ser equivalente, por lo menos, a quince días de salario base; los trabajadores que no hayan cumplido un año laborando tienen derecho a una parte proporcional.

En el caso de trabajadores con sueldo variable y comisionistas, la base para el pago del aguinaldo es sobre el promedio de los salarios percibidos durante el año o de la parte proporcional de no haber alcanzado el año completo.

Tratándose de quienes perciben salarios mixtos, se toma en cuenta el salario fijo que se percibe en el momento de su otorgamiento, más el promedio anual variable.

Para quienes tienen un salario por unidad de obra o a destajo se toma como salario diario el promedio de las percepciones obtenidas en los últimos 30 días efectivamente trabajados antes del pago del aguinaldo.

Aquellos que sean trabajadores al servicio del Estado, tienen derecho a un aguinaldo anual equivalente a 40 días del salario.

Pero aguas, no olvidemos que de acuerdo con la Ley del Impuesto Sobre la Renta, el aguinaldo es un ingreso gravable.

Ok, ahora que ya sabemos cuánto nos toca hagamos planes de qué hacer con él.

Si tenemos adeudos paguémoslos, empezando primero por el que tenga una tasa de interés mayor; es decir por el que sea el más caro. 

Si no tenemos seguros, adquiramos, por lo menos el seguro de gastos médicos mayores, el de casa y el de automóvil.

Si no tenemos ahorro guardemos este dinero para imprevistos o si ya tenemos algo de liquidez guardada podemos invertir ese dinero para tener más en el mañana.

Si tienes hijos el aguinaldo puede ayudarte a los gastos de las escuelas que se presentan a principios de año.

En caso de tener finanzas sanas y estables, entonces le recomendaría darse un gusto pero no se gaste todo, piense que tal vez en el 2020 desee salir de vacaciones y ya podría tener los recursos en este momento para ir cotizando con tiempo ese viaje.

También hay gente que nos necesita, siempre podemos ayudar al prójimo, verás que esto también te traerá grandes alegrías.

Estimado lector, muchas gracias por su compañía; nos vemos en la segunda quincena de enero 2020. ¡Felices fiestas y todo lo mejor para el próximo año!

Columna buró de crédito

Por: Wolfgang Erhardt

Vocero Nacional de Buró de Crédito

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Síguenos en:

Publicidad
Publicidad
Publicidad