Publicidad

Publicado: 21-01-2020 06:13

Desaire presidencial

Se supone que el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, está para atender a todo mexicano que esté haciendo un reclamo jus

Alejandro Velasco

Opinión

Se supone que el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, está para atender a todo mexicano que esté haciendo un reclamo justo, sobre todo cuando se organiza y una comitiva acude a su encuentro, y por lo mismo, de ninguna manera puede ser selectivo, es decir, a unos si y a otras no; por lo menos este presidente que ha recibido a secretarios de estado de los Estados Unidos, diplomáticos, estrellas de los deportes, sobre todo del béisbol, etc., etc. Por supuesto que el mandatario está obligado a poner atención a lo relacionado con asuntos importantes sobre todo políticos y sociales, pues también ha recibido y en varias ocasiones, a integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación CNTE; pero parece que hay temas que el mandatario considera que no le convienen y simplemente pone a alguien a que los revise.

Es el caso de la “Caminata por la verdad, justicia y paz”, entre los que estarán el poeta Javier Sicilia y la familia LeBaron, estos últimos familiares de las víctimas de la masacre en Bavispe Sonora donde asesinaron a tres mujeres y seis niños, mientras que a Sicilia le asesinaron a su hijo, Juan Francisco Sicilia Ortega, en marzo de 2011 y cuyo caso sigue impune.

El presidente argumentó que debe cuidar la investidura presidencial, porque ahora representa a todos los mexicanos, refirió que las puertas de Palacio Nacional están abiertas, pero integrantes del gabinete de seguridad, serán quienes escuchen a estos personajes que están encabezando una lucha para solicitar que se le dé prioridad al tema de seguridad, pues finalmente de eso se trata esta marcha, no solo de que se solucione el asunto de los LaBaron, sino que se haga lo necesario para empezar a dar resultados en cuanto a la seguridad de nuestro país,  que se note que ya se tiene una nueva estrategia para darle solución a este asunto. Y este es uno solo de los temas prioritarios, mientras que, parece que el mandatario se esmera en asuntos que carecen de relevancia, dejando de lado otros como; la economía que aunque AMLO afirme que vamos muy bien, la verdad es que es todo lo contrario; y no solo lo dicen las calificadoras internacionales sino el Fondo Monetario Internacional FMI, quien recortó el pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto PIB, para este 2020 de 1.3% al 1%, es decir, no basta el discurso para cambiar una realidad como la que estamos viviendo.

Lo malo es que el mandatario insiste en su avión presidencial, el cual para que sea aún más grande la pantalla de distracción, no solo afirma que lo va a rifar, ahora salió con que lo va a abrir para que todo mexicano que quiera, lo pueda conocer, lo que sin duda inundará las redes sociales con imágenes de gente que se indignará al mostrarlas y todos hablarán sobre esto durante un par de días, como sucedió cuando se abrieron las puertas de Los Pinos a la población.

Pero no debe pasar desapercibido el desaire anunciado a estos dos activistas sociales, y no se trata de algo sin importancia, ya que ambos --Sicilia y LeBaron- están alzando la voz para que se escuche que la población está pidiendo que se haga algo efectivo que consiga bajar los índices delictivos, mismos que ni siquiera se han logrado mantener en cuanto a su incidencia, sino que han estado creciendo sin control, pese a que esta, la administración de la 4T ya tiene un año al frente y todavía no vemos claro en relación a eso que, se supone, es un asunto de alta prioridad dentro del gobierno, pues según AMLO, todos los días se reúne con su gabinete de seguridad, pero parece que solo analizan los números y aunque ven que las cifras no dejan de crecer nada se hace para frenarlo y esa no es la idea…

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad