Publicidad
Publicidad

Publicado: 15-09-2022 10:13

Chaval en la legua

Arturo Gilio Quintero, al parecer, al estar que echa lumbre

Manolo de la Laguna

Opinión

Muerta la Reina ¡Viva el Rey! Con pesar y todo por la muerte de la comadre Chabela, acabamos de engullirnos unas deliciosas tunas, mientras se llega la hora de ir a pastelear, por el cumpleaños de uno de los nietos de doña Rebeca, a la cual obedecemos a pie juntillas para evitar algún arreón conyugal.

Así, esperando, vagamos mentalmente por la tierra de la última corona imperial, que llegó a estas tierras americanas, aunque fue la primera en lograrlo y dónde nunca se ponía er sol, España, cuyo Monarca actual es Felipe VI, aceptando por algunos y rechazado fehacientemente, por los dizque republicanos. Allá ellos que se hagan bola.

Los que no debemos hacernos bola en este México nuestro, somos los taurinos, aunque políticamente la bella fiesta, anda de mal en peor, así haya festejos en la hermosa provincia mexicana, lo cual nos obliga a escribir, peor es nada, salvo opinión en contrario.

Lo bueno del asunto es que el que tampoco se ha hecho bola allá en Iberia, es el novillero mexicano, nacido en la antigua capital de Atenas, Torreón, Coah., quien sigue preparándose para tomar la alternativa ya sea en aquellos lares, en su patria chica o la monumental plaza de toros México.

Por lo pronto el lagunero acaba de torear en un pueblecillo ubicado cerca de Toledo, "La Joya de España", llamado Villa de Sagra, en un ciclo novilleril, que se conoce por aquellas tierras, como el "Alfarero de Oro" en su edición XXII.

El mexicano, chaval que anda en la legua, logró cortarle una oreja a su segundo enemigo, corrido en cuarto lugar de la ganadería de La Quinta, para resultar el triunfador de la tarde y dejar ver sus buenas hechuras de torero, sediento de gloria y de euros, lo cual es una buena noticia taurina.

Arturo Gilio Quintero, al parecer, al estar que echa lumbre, sus allegados dicen que ya está maduro para tomar la alternativa y de hecho ya se está pensando en que la tome; veremos qué opina la prensa especializada, donde también hay muy buenos conocedores del "Arte de Cúchares", cuya docta opinión, también debe ser tomada en cuenta. Vale.       

Publicidad
Publicidad
Publicidad