A volar joven

Cuauhtémoc Monreal Rocha | 20 de enero, 2020 - 05:46 | Opinión

Un golpe de suerte lo decide todo. Lotería Nacional para la Asistencia Pública (?).

Europa había quedado desbastada por la Segunda guerra Mundial y en territorio japonés, dos bombas atómicas habían asesinado, impunemente, a miles y miles de indefensos y famélicos japoneses; en México, era lo que se le dio en llamar, dizque La Época de Oro del cine mexicano, siendo uno de sus principales estrellas Mario Moreno "Cantinflas", quien filmó a "Volar Joven", película nominada al Oscar, ah no, perdón, que vimos al principio de los años cincuenta, cuando aún éramos niños.

Claro que muchos de nuestras lectoras (res), vieron esa graciosa película, después vino "Si yo fuera Diputado", pero esa es otra historia; a "Volar Joven" la recordamos por la ocurrencia que tuvo el Primer Abuelo de México AMLO (su nieto nació en Houston, Texas, se llama Salomón Andrés Manuel, como la ven), al decir "urbi et orbi",  que como nadie quiere comprar el avión que una vez fue presidencial porque regalado sale caro, lo iba a rifar a través de la Lotería Nacional, a 500 varos 500 er cachito.

La jocosidad de la ocurrencia del inquilino de Palacio Nacional, a través de las "benditas" redes sociales, corrió como reguero de pólvora por todo el territorio nacional y en el extranjero y dicha ocurrencia, ya tiene hasta su cumbia que a partir de esta fecha, será bailada en los pocos salones de baile que aún quedan en el otrora Distrito Federal, mientras que el pueblo bueno y sabio, todavía no sale de su asombro y está pensando, en caso de rifarse el famoso avión, cómo hacerle para comprar su cachito de lotería.

Lo que cuesta un capricho presidencial, porque nadie va a cambiar el modo de pensar de Andrés y lo haga que se suba, como Primer Mandatario, en el avión presidencial que en su momento, Felipe Calderón, le regaló a Enrique Peña Nieto, para que viajara por todo el territorio nacional y en el extranjero, como Jefe de la Nación Mexicana, cosa que hizo er copetón hizo a placer, en compañía de su inseparable "Gaviota" de nombre Angélica, si mal no recordamos.

Así que mexicanos: Un golpe de suerte lo decide todo, compra tu cachito de lotería y encomiéndate al santo que más fe le tengas y quien quite y seas el gracioso ganador de un lujoso avión, al cual se negó a subir, como Presidente de México, el Primer Abuelo del país, dizque para no ofender al pueblo de México, porque no puede haber gobierno rico y pueblo pobre.

Entonces ya sabes "majacano", si se hace la rifa del José María Morelos y Pavón, ve juntando tus quinientos varos. Ve buscando un buen solar donde estacionarlo y busca piloto, copiloto y azafatas, que no sean muy careros, para que puedas pasear por tu México lindo y querido o si lo prefieres, hasta cruzar el charco. En lo de las azafatas, te pude ayudar la Barrales, como exsecretaria general del gremio, ahora enriquecida gracias a los pobres y al PRD.

México no te acabes, al pueblo pan y circo, divídelo y vencerás, pero el humor aztca que no desaparezca, aunque venga del iniciador de la 4T a quien ya en serio, felicitamos efusivamente porque su nuera ya lo hizo abuelo, siendo Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y ni modo, el ciudadano mexico-americano, Salomón Andrés Manuel, no podrá volar en el José María Morelos y Pavón, por culpa del caprichudo de su abuelo AMLO.  Vale.

Por: Cuauhtémoc Monreal Rocha

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más de Opinión

Síguenos en:

Publicidad
Publicidad
Publicidad