Publicidad
Publicidad

Publicado: 20-12-2021 16:01

Contemplan crear otra planta para separar basura en la CDMX

Aseguran que la primera que se abrió en Azcapotzalco ha resultado un éxito

Redacción

Nacional

Twitter | @CerebrosG

Ciudad de México.- El proyecto que emprendió la capital del país para reducir el envío de basura a rellenos sanitarios de otros estados suma un nuevo plan: replicar en una segunda planta el modelo de la estación de transferencia de Azcapotzalco.

El director ejecutivo de Transferencia y Disposición Final de Residuos Sólidos Urbanos, Arturo Bastidas Acuña, dio a conocer que analizan que para finales del 2023 opere otra planta de separación y selección de basura, ahora en San Juan de Aragón, pues aseguró que la primera que abrió en Azcapotzalco ha resultado un éxito.

Acuña recordó que desde el inicio de la administración de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, se tomaron algunas acciones para disminuir el envío de residuos de la Ciudad de México a los rellenos sanitarios del Estado de México y Morelos.

En julio de este año comenzó la operación de la estación en Azcapotzalco, la planta con la tecnología más moderna de Latinoamérica, pues permite la segregación de residuos sólidos urbanos y recupera el combustible derivado de residuos de alto poder calorífico.

“Está en estudio para ver si es posible, y las condiciones económicas lo permiten, para buscar replicar las plantas que, realmente han sido un éxito la operación de la nueva planta de selección que está en Azcapotzalco. La Ciudad tiene poca reserva territorial y estamos buscando aprovechar las instalaciones que se encuentran en San Juan de Aragón, donde tenemos las plantas de separación de residuos, aquí tenemos cerca de 40 hectáreas y la intención es aprovechar parte de esas instalaciones, pero esto todavía está en estudios. La idea es que si las condiciones económicas lo permiten se pueda desarrollar en 2022 para operar a fin de año en el 2023”, expuso.

La meta es que la nueva planta logre disminuir otras mil toneladas el envío de los residuos generados en la capital del país.

“Existe un programa dentro del Gobierno de la Ciudad, de lo que se denominado basura cero y se están llevando a cabo las acciones, para disminuirlo, estamos tomando como inicio de esta medición que en el 2018 se estaban mandando cerca de 8 mil 200 toneladas a rellenos sanitarios, y la idea es irlo disminuyendo, dependiendo del éxito de separación de residuos organicos e inorganicos; y de inversiones en el manejo y separación de los residuos, esperemos que las condiciones económicas lo permitan, porque están los proyectos de replicar esta planta de Azcapotzalco, y esperando que por lo menos unas dos mil toneladas, más, se puedan considerar a este proceso de separación y selección”, dijo Bastidas.

El funcionario señaló que también están trabajando con los trabajadores de la sección 1 de limpia para mejorar la separación en origen, pues eso va a permitir que los materiales que vienen desde los residuos puedan ser valorizados y se aprovechen de mejor manera.

Explicó que esa actividad se ha llevado a cabo y se ha mejorado la recuperación de estos materiales y con la planta de separación, la que está funcionando en Azcapotzalco donde se reciben para procesar mil toneladas.

Bastidas aseguró están disminuyendo el envío de residuos a rellenos sanitarios y dan un impulso, en coordinación con las empresas cementeras, para el combustible derivados de residuos, es decir aquellos residuos que tienen alto poder calorífico como el plástico, cartón, papel y la madera.

El proceso consiste en estos desechos se separan de los orgánicos y se compactan. Luego se trasladan hasta la cementeras cercanas a la Ciudad de México, en Barrietos y en Tepeaca, donde se tritura y se utiliza como parte del combustible alterno para los hornos cementeros.

Informó que la Ciudad está recuperando alrededor de 700 toneladas al día, en las plantas de compactación.

 

Con información de Cecilia Nava | El Sol de México

[email protected]

Publicidad