25 de enero, 2020 - 09:19

Buscan que Legionarios colaboren en caso de presunto abuso

Redacción

Nacional

Buscan que Legionarios colaboren en caso de presunto abuso
Agencia Notimex
Publicidad

La congregación de los Legionarios de Cristo busca la manera de colaborar con las autoridades civiles para presentar denuncias en contra de los padres Antonio Rodríguez Sánchez y José María Sabín Sabín por presuntos abusos sexuales.

En sendas cartas fechadas este viernes 24 de enero de 2020, la congregación reconoce abusos sexuales cometidos por Rodríguez Sánchez y Sabín Sabín.

"No obstante que se aplica la legislación mexicana de la época (1983-1988, en el caso de Antonio Rodríguez, y 1988-1992 para Sabín Sabín), y los correspondientes plazos de prescripción, la Congregación está buscando la manera de denunciar los hechos y colaborará con las autoridades que decidan acoger las denuncias presentadas con relación con este caso".

Sobre Rodríguez Sánchez, quien fue rector del seminario menor en El Ajusco entre 1983-1988, el texto señala que la investigación interna de la organización encontró que los indicios iniciales -de abusos sexuales- fueron confirmados por las víctimas y por el propio padre Rodríguez.

Tras ser sometido a un proceso canónico -continúa la misiva- el sacerdote fue alejado del ministerio y está en una casa de la congregación en España; empero, los Legionarios han ofrecido ayuda a las víctimas y presentado una petición de perdón de Rodríguez Sánchez, quien "está arrepentido y dispuesto a asumir las consecuencias de sus actos ante las instancias correspondientes".

En lo que respecta al español Sabín Sabín, la carta señala que fue rector del seminario menor de El Ajusco entre 1988 y 1992, además de rector de la Universidad del Mayab, en Mérida, Yucatán, entre 1998 y 2012, y dejó a los Legionarios de Cristo y el ministerio en febrero de 2015.

Sobre su paso en El Ajusco, el texto indica que "existen denuncias privadas verosímiles en su contra por abuso sexual de menores de edad", y más adelante reconoce que el español ya no está bajo su autoridad pero "la Congregación está buscando la manera de denunciar los hechos y colaborará con las autoridades”.

Publicidad