Publicidad
Publicidad

23 de enero, 2021 - 23:34

Ataque a familia deja cinco muertos, entre ellos un niño en Guanajuato

Esta es la cuarta masacre que se registra en el primer mes del año en León

Redacción

Nacional

Cortesía | El Sol de León
Publicidad

León.- Cinco personas fueron asesinadas en un ataque armado en el Barrio de El Ciecillo, en donde una de las víctimas es un niño de 11 años, además otros tres jóvenes quedaron lesionados, uno de 20 años, otro de 16 y una niña de 13 años.

Los hechos ocurrieron alrededor de las siete de la noche, cuando se reportó que en la calle Chayote del Barrio de El Ciecillo se había registrado un ataque armado.

De acuerdo con los primeros reportes, hombres armados llegaron a un domicilio y dispararon en contra de quienes estaban ahí.

"Déjeme pasar, son mis familiares, Lupe es mi cuñada y me dicen que también le dieron al niño, es lo que quiero ver", dijo una mujer que llegó llorando.

"Es la hija de Rosita”, decían las vecinas con pesar porque había niños de por medio durante el ataque.

En el lugar murieron cinco personas: tres hombres, una mujer y el niño de aproximadamente 11 años.

Esta es la cuarta masacre que se registra en el primer mes del año en Guanajuato, que desde el 2018 es el estado más violento de México.

El primero fue la noche del 4 de enero, igualmente en León, donde cinco personas fueron asesinadas en un departamento.

Tres días después, en el municipio de Celaya, fueron acribilladas nueve personas que asistían a un velorio en el interior de una vivienda.

En esa misma ciudad, el 9 de enero, fueron asesinadas cuatro personas en su hogar que además fue incendiado. Entre las víctimas se encontró a un bebé de apenas un año de edad.

Tras la matanza de la noche del sábado, una primera cinta prohibía el paso hasta la mitad de la calle Chayote, donde los vecinos se comenzaron a reunir para dar fe de los hechos que no podían creer.

Fue hasta minutos después cuando llegaron los elementos de la Fiscalía General del Estado, que recorrieron la cinta hasta la calle Palo Cuarto, una zona donde abundan los comercios.

La calle Chayote es una especie de callejón, una parte está sin pavimentar y en barrio peligroso, sin embargo hasta ahí se metieron los agresores.

Tras el ataque, un supermercado de la zona cerró, los vendedores de las hamburguesas estaban pendientes de lo que ocurría y algunas personas optaron por mejor alejarse de ahí.

"Están todos nerviosos, así no se puede trabajar" , dijo una mujer refiriéndose a sus ayudantes de depósito de cervezas.

Con información de El Sol de León

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad