Publicidad
Publicidad

Publicado: 08-03-2019 06:05

Un camino seguro a casa

El Corredor Seguro surge como parte de un programa integral de convivencia y protección a las más vulnerables en el corazón de Juárez

Pedro de la Paz

Juárez

Ciudad de Juárez.- El Centro Histórico de Ciudad Juárez, representa apenas el 0.56% del territorio de la ciudad, sin embargo concentra el 5.6% de la incidencia delictiva, y durante muchos años fue la zona donde se presentaba el mayor número de desapariciones y actos violentos contra las mujeres. Motivo por el cual se han detonado estrategias en busca de incidir en la prevención y reducción de este tipo de acontecimientos, el Corredor Seguro es uno de estos proyectos.

En esta ciudad predominan las mujeres que representan más 50.3% de la población, unas 700 mil hasta la encuesta Intercensal 2015 del INEGI. Pese a ello, mujer fronteriza ha sido víctima de diversos delitos que han repuntado desde hace más de dos décadas. La Zona Centro de la ciudad ha sido escenario para cometer crímenes por razón de género como secuestro, violación, trata y feminicidios, este último, puso en la mira internacional a la ciudad, por el gran número de homicidios registrados en alrededor de 24 años, llegando a 15 mil.

Buscando estrategias para resolver parte de la problemática de inseguridad que viven las juarenses, fue que se dio la creación del Corredor Seguro para las Mujeres, por parte del Instituto Municipal de las Mujeres (IMM). La idea general del plan es generar iniciativas para incidir sobre la percepción de la seguridad y cohesión social, así mismo, llevar a cabo intervenciones psicosociales que favorezcan dinámicas sanas de interacción, aumentando los factores de protección, buscando reducir la vulnerabilidad asociada al hecho de ser mujer y joven, todo esto dentro de la Zona Centro.

El Corredor Seguro es una estrategia integral que busca prevenir la violencia de género en el Centro Histórico de la ciudad”, comentó Verónica Corchado, la directora del IMM.

Por trabajo, escuela o necesidad, las juarenses deben transitar por el Centro de la ciudad, solas o acompañadas, con un miedo latente de ser víctimas de algún delito. “Si la mujer está insegura en el Centro, todos lo están” así lo comenta Corchado, en la importancia de tener este sector seguro.

El IMM en alianza con Salud y Bienestar Comunitario A.C. (SABIC) realizaron un estudio para conocer la percepción de seguridad de las personas que habitan, transitan, trabajan y estudian en el Centro. El estudio consistió en la aplicación de una encuesta, la cual se levantó a 649 transeúntes de la zona. De la muestra total, 344 fueron mujeres, correspondiente al 53.42%. Entre los hallazgos que arrojaron estas encuestas, se destaca que 7 de cada 10 mujeres consideran que la zona como un lugar inseguro para ellas, a diferencia de los hombres, donde solo 4 de cada 10 compartieron esa misma percepción.

A nivel nacional se han generado algunas estrategias para prevenir la violencia y la delincuencia, como lo es el Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia 2014-2018, Nos Mueve la Paz. Dentro de este programa nacional, existen objetivos similares, dentro de lo que son las bases del Corredor Seguro de la Mujer. Estos ejes de acción son tres y se dividen en el abordaje sociocultural dirigido a la población en general que transita la Zona Centro, la intervención psicoeducativa con jóvenes de entre 12 y 29 años y la sistematización de buenas prácticas sobre la experiencia de dichas intervenciones.

El planteamiento inicial del Corredor Seguro es un programa sociocultural, el cual tiene como meta la recuperación de algunos espacios físicos en el primer cuadro de la ciudad, a través de visibilizar al centro de la ciudad, como un espacio público seguro. Dentro de este programa de actividades socioculturales, se realizaron ocho rutas principales para el corredor, un clico de cine, dos ferias de salud comunitarias, un concierto público, una presentación teatral y cuatro talleres sobre defensa personal, entre otros.

Para determinar el impacto de estas acciones, se realizaron 344 encuestas antes de realizar el proyecto, lo que arrojó los siguientes datos: 65.12% (224) de las mujeres encuestadas perciben de insegura a muy insegura la ciudad. 72.91% (251) perciben de inseguro a muy inseguro el Centro de la ciudad. 81.10% (279) perciben a la Zona Centro insegura a muy insegura para ellas mismas. 70.06% (241) se han sentido en peligro en el mismo lugar.

Posteriormente de que se implementaron actividades socioculturales, en diferentes puntos del Corredor Seguro, las estadísticas cambiaron. 64.02 % (137 mujeres) perciben de insegura a muy insegura la ciudad, disminuyendo un por ciento. 66.36 (142) perciben de inseguro a muy inseguro el Centro, disminuyendo un 9%. 65.42% (139) perciben la Zona Centro de insegura a muy insegura para ellas mismas, mostrando una disminución del 19%. 52.34% (112) se han sentido en peligro en la misma zona, bajando un 25% a la percepción anterior.

Una inversión en comunidad

Con una inversión de 25 millones de pesos, por parte del Municipio de Juárez, el Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP) trabajó en el proyecto del Corredor Seguro para las mujeres, para dar el beneficio de tener espacios seguros, en la Zona Centro. Durante el inicio del proyecto el director del IMIP, Álvaro Roberto Mora Palacios, dio a conocer que serían una serie de obras ubicadas a lo largo del Centro Histórico. 

Dentro de estas obras, fue la construcción de un Centro de Atención para la Mujer, que se ubica en el estacionamiento de la ex Aduana, así como la edificación de casetas de seguridad, a cargo de la Secretaria de Seguridad Pública Municipal (SSPM).

Este es el primer proyecto de intervención en el norte de México, que concentra de manera integral la infraestructura, la tecnología y los procesos comunitarios a partir de la transversalización del enfoque de género para la prevención de la violencia a las mujeres.

Dentro del rubro del uso de la tecnología para la prevención de la violencia, fueron instaladas 10 estaciones digitales, las cuales cuentan con botones de pánico, Internet gratuito, conexión eléctrica, cámaras de seguridad, torretas y bocina. También se creó la aplicación para teléfonos inteligentes, “No Estoy Sola”, cuyo objetivo es que las mujeres puedan enviar una alerta a sus familiares y conocidos, en situaciones de riesgo.

Dentro del desarrollo de la infraestructura urbana con enfoque de género, se crearon las nuevas instalaciones del IMM, así como la rehabilitación de áreas peatonales, 7 casetas de vigilancia, 5 baños públicos, 6 kilómetros de ciclo ruta, así como el mejoramiento de las calles que conforman el corredor seguro.

El jueves 08 de marzo 2018, se dio la inauguración de las nuevas instalaciones del IMM y para el sábado 08 de diciembre del mismo año, se daba por iniciado las operaciones del Corredor Seguro.

Para el mes de febrero del presente año, el secretario de SSPM, Ricardo Realivazquez, reforzó la vigilancia en casetas que se ubican en el corredor, para mantener una seguridad presente hacia las mujeres que circulen por la zona centro.

Sumarán a la ciudadanía al proyecto

Verónica Corchado, directora del IMM, platico a NetNoticias, que durante este 2019, se empezará a trabajar en la siguiente etapa del corredor. Comentó que durante estos dos años se trabajó en la infraestructura y tecnología, y ahora darán paso a la creación de un Comité Ciudadano, el cual buscan de continuidad a este proyecto de la mano con la población y trabajadores de la zona.

Se busca la conformación de este Comité Ciudadano entre las organizaciones de la sociedad civil, autoridades y comerciantes de la Zona Centro, para la implementación de “puntos seguros”, que esto se refiere a que varios negocios ofrecerían atención a las mujeres que hayan sido víctimas de violencia o se sientan en riesgo. Para esto se busca que personal del Instituto, sean capacitados en temas de perspectiva de género, violencia de género, transversalización y lenguaje incluyente.

A su vez, con este comité se trabajara en la creación de protocolos y criterios de seguridad, los cuales se someterán a cabildo para su aprobación, y quede un historial de operación, que trascienda las administraciones municipales, y se dé continuidad a este proyecto, que es de beneficio al sector femenino de la ciudad, que circula por la zona centro.

Se continuará en trabajo de infraestructura en esta área. Buscan que se amplíen las calles que conforman el corredor seguro, a través de la dirección general de obras públicas, para que de mantenimiento a las vialidades, así como la reparación de banquetas, instalación y/o reparación de alumbrado público, la colocación de contenedores de basura y bancas.

En cuestión de la tecnología, se prepara la segunda fase de la aplicación “No Estoy Sola”, la cual corregirá errores de la primera versión, además de agregar más funciones, como un directorio de asociaciones civiles y dependencias de gobierno, que atiendan e investiguen la violencia de género.

[email protected]

Publicidad