Publicidad
Publicidad

Publicado: 14-08-2018 18:30

Monumento “al cigarro” se llama en realidad “El Nuevo Ciudadano”

En 2007 se hizo una marcha para que se le cambiara la imagen y se diera a conocer el nombre real

Juárez

Ciudad Juárez.- Pocas son las personas que saben cuál es el significado real del monumento en forma de tubo el cual se encuentra en la glorieta del boulevard Bernardo Norsagaray, en lo que se conoce como la carretera a Anapra, por lo que le han dado la connotación de “Monumento al Cigarro” mencionó Olivia Caraveo directora de los Centros de Integración Juvenil en Ciudad Juárez.

Indicó que el nombre real de esta estructura es monumento “Al Nuevo Ciudadano” y que fue construido a finales de los años 90 por un arquitecto de apellido Rodríguez.

“Aunque su significado es positivo y habla precisamente de un nuevo ciudadano, a alguien por ahí se le ocurrió pintarlo como un cigarro, y ahora la gente comúnmente lo conoce como monumento al cigarro a pesar de que no lo es”, mencionó.

Indicó que incluso el año pasado junto con personal de la Comisión para la Prevención de Riesgos Sanitarios (Coespris) realizaron una caminata desde el Puente Negro a la orilla del Río Bravo hasta el monumento a Benito Juárez en la avenida Vicente Guerrero y Constitución donde hicieron además una feria de la salud, para pedir a las autoridades que la estructura sea pintada para que cambie su imagen y se le dé la connotación real.

Caraveo mencionó que incluso recibió una propuesta por parte de personal de la Universidad de Texas en el Paso (UTEP) quienes pretendían entregarle una cantidad de dinero para que pintaran la escultura, ya que aseguran que la imagen de “un cigarro gigante” es vista diariamente por los estudiantes de esta institución en el vecino país y que esto no les genera una buena imagen.

Sin embargo indicó que como titular de un centro de tratamiento contra las adicciones no puede recibir dinero de ninguna institución debido a que no tiene facultades para decidir sobre el patrimonio de la ciudad y que es a la autoridad municipal a quien le corresponde pintarlo y cambiar su imagen.

Caraveo considera que esta estructura no fomenta el tabaquismo y es como cualquier otro monumento, que con el color actual que tiene, cualquier persona le puede dar diferentes significados, sin embargo menciona que no tiene ningún atractivo y que incluso la glorieta se encuentra descuidada y no resulta interesante para ninguna persona el observarlo como un espacio público, por lo que la imagen debería ser cambiada.

Publicidad