Publicidad
Publicidad

Publicado: 18-02-2022 06:00

Francisco la golpeaba: vecinos de pareja de policías

Sandra Guadalupe fue agredida por su pareja a finales del año pasado, vecina la encontró desmayada, asegura

Adrián Macías

Juárez

Net Noticias

Ciudad Juárez.- En la vida matrimonial de Francisco y Sandra Guadalupe surgieron varias alertas de que una tragedia estaba cerca. En el hogar que ambos compartían se suscitaban peleas, algunas atestiguadas por sus vecinos.

La agente en activo de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) y su pareja, el agente vial, fallecieron el miércoles tras una discusión y pelea armada que terminó con la vida de ambos y una bebé de 6 meses, hija de ambos.

“Él era un hombre reservado y ella una mujer amable”, así describen a la pareja los vecinos de Infonavit Oasis.

Pero una mañana de noviembre del 2021, en el garaje de la casa, Sandra estaba en el suelo, mientras gritaba pidiendo ayuda. Francisco la golpeaba y una de las vecinas escuchó los gritos de auxilio y vio cuando la mujer estaba tirada.

“–¡Mamá, ven córrele, le están pegando a la vecina!–, me gritó mi hija, porque ella fue la que escuchó y vio todo”, dijo “María” (a quién llamaremos así para resguardar su identidad).

Imagen

La mujer dijo que esa vez el esposo de Sandra les pidió ayuda para asistir a la mujer que se había desmayado. Cuando Sandra volvió en sí, le trajeron un inhalador, pues no podía respirar con facilidad.

“Ayúdeme con mi esposa, porque no responde”, le dijo Francisco a su vecina. “Cuando mi vecina despertó y se estabilizó, nos dijo que había tenido una pelea con su esposo”, narró la testigo.

Describió a Sandra como una persona amable, respetuosa y muy amorosa con sus hijos, sobre todo a quien más veían era al adolescente de 14 años.

Antes de esa agresión, Sandra tenía tres meses de haber alumbrado a su bebé (la pequeña que también murió) y que nació por cesárea.

“Recuerdo que esa vez ella le gritaba que la dejara en paz porque le dolía su operación, pues tenía poco de tener a su bebé”, insiste la mujer.

“No se metían con nadie. Sabíamos que eran policías porque los mirábamos con sus uniformes, pero nunca vimos que fueran agresivos, prepotentes o altaneros por ser policías. Fue muy triste lo que pasó”, dijo “José”, otro de los habitantes cercanos de quien se reserva identidad.

El día de la tragedia

Ese miércoles, cerca de las 9:30 de la mañana, la pareja vivió su última pelea, ya que tras discutir y posiblemente agredirse a golpes, se utilizó el arma de cargo de uno de ellos, una de calibre 9 milímetros.

El altercado de la pareja se dio dentro de la casa, ella no trabajaba ese día, estaba en casa al cuidado de su hija cuando Francisco llegó. Los vecinos se alertaron hasta que escucharon los disparos.

“Escuché dos disparos, no fueron seguidos, primero se escuchó uno y poquito después el otro. En lo primero que pensé fue en mi vecina, quien ahora pues ya murió", apuntó “María”.

Imagen

Por su parte, “José” recuerda: “apenas iba a comprar las tortillas para desayunar cuando escuché dos balazos, no fueron tan fuertes como las ráfagas de otras veces, porque parecía como si le pegaran a una lámina. No pensé que se habían matado entre ellos”.

“Ayer venía llegando y vi muchos policías, cordones y hasta soldados que no me querían dejar pasar a mi casa. Les pregunté por qué y me dijeron que había un asesinato. Nunca pensé que fueran ellos y menos que ellos mismos se habían hecho daño. Pensé que los habían atacado. ¡Que tristeza!”, dijo “Elena”, otra de las vecinas que pidió resguardar su identidad.

“Yo nunca los vi, ni los escuché pelear, realmente es una sorpresa lo que pasó”, compartió otro de los testigos del sector.

Imagen

Una vivienda sombría con la luz de recámara encendida

Un día después de la tragedia, en la vivienda que compartía la pareja solo quedó la camioneta de uno de ellos, las luces en el interior de una de las recámaras encendidas y un ambiente lúgubre.

Los agentes fallecidos fueron identificados como Francisco de la Torre, de 35 años, activo en la Coordinación de Seguridad Vial desde 2012 y Sandra Guadalupe Rueda, de 38 años, agente de la SSPM desde 2014.

La pareja tenía casi tres años viviendo en la casa, interactuaban poco con sus vecinos, el más reservado era Francisco.

Imagen

La vivienda con el número 7210 de la calle Nueva Zelanda, es color crema con rejas verdes, de dimensiones acordes a una familia pequeña. Desde afuera se pueden observar dos cámaras de vigilancia en la cochera, posiblemente estas captaron el momento en que Francisco llegó al domicilio, en su auto, pues iniciaba turno a la 1:30 de la tarde. 

Tras la tragedia, una camioneta Honda quedó en la cochera, con los vidrios frontales ligeramente bajos, aterrada por los ventarrones y tolvaneras que se registraron ayer en ciudad.

Los vecinos de la cuadra, caminan por enfrente y voltean a ver hacia la casa, asombrados al saber que la pareja murió y con ellos la bebé de 6 meses.

Imagen

Víctimas fallecieron por disparo en la cabeza

La autopsia de la pareja de policías y el bebé de ambos reveló que los tres murieron a consecuencia de un disparo de arma de fuego en la cabeza, informó la Fiscalía Especializada de la Mujer (FEM).

Los cuerpos mostraron laceración cefálica, mientras que los agentes ministeriales levantaron seis casquillos percutidos calibre 9 milímetros y aseguraron solo un arma de fuego como parte de las evidencias para esclarecer las razones de la pelea.

El agente de Seguridad Vial Francisco, fue encontrado muerto dentro de la casa. Sandra Guadalupe murió cuando era llevada a un hospital. La bebé de 6 meses fue la última en fallecer en un hospital donde la atendían.

Ayer se entregaron los restos a la familia de los fallecidos.

[email protected]

Publicidad