Publicidad

Publicado: 13-09-2021 06:00

El Parque Central renovado

Tras seis años de separación, las zonas Poniente y Oriente vuelven a abrir sus puertas a los juarenses

Pedro de la Paz

Juárez

Considerado como uno de los pulmones de la ciudad, el Parque Central Hermanos Escobar es sinónimo de convivencia familiar, un espacio recreativo en el que la vegetación y la fauna se relacionan con los visitantes; un auténtico oasis en medio del asfalto y las arenas del desierto de Ciudad Juárez. Un lugar lleno de historia y resiliencia.

El Parque Central tiene dos secciones: Poniente y Oriente. En la primera se encuentra el lago artificial, áreas de juegos infantiles y el ícono del parque: Modesto, una jirafa que lleva 21 años sorprendiendo a los visitantes. A la otra parte históricamente se le recuerda por los altos toboganes y las albercas.

Imagen
Foto: Antonio Calleja

El famoso puente peatonal de color rojo que se levanta sobre la avenida Tecnológico era la unión entre ambas secciones, sin embargo, hace seis años se cerró el acceso, pero tras la recuperación que hizo el Gobierno del Estado, encabezado por Javier Corral Jurado, el cruce hacia ambas partes vuelve a ser posible.

La renovación se enfocó en 25 áreas e incluye fuentes danzarinas, juegos infantiles nuevos, alberca techada, gimnasio, canchas de usos múltiples, teatro al aire libre, miradores y el mejoramiento de las áreas verdes y el lago.

Imagen
Foto: Antonio Calleja

Hermanos Escobar, el origen

Pocos se imaginarían que en los terrenos del Parque Central y zonas aledañas estuvieron llenos de surcos, herramientas de agricultura y estudiantes dispuestos a aprender los secretos de esta profesión. La historia de este espacio está estrictamente ligada con el trabajo de Numa y Rómulo Escobar, quienes fundaron en 1906 la Escuela Superior de Agricultura.

A nivel nacional fue reconocida como una de las mejores escuelas para la enseñanza de la agricultura. Los hermanos Escobar destacaron por sus escritos políticos, periodísticos y aportaciones a la formación de estudiantes. Los conflictos estudiantiles terminaron por mermar la escuela y en 1993 cerró definitivamente.

Para 1994, el Gobierno Federal cedió los predios al gobernador del estado en turno Francisco Barrio Terrazas, quien a su vez daría en comodato al Gobierno Municipal los terrenos de la escuela que terminó por convertirse en parque e inaugurado el 10 de octubre de 1997.

Imagen
Foto: Antonio Calleja

El resurgimiento

Desde el año 2015, el lado Oriente del parque cerró sus puertas al público y la infraestructura deportiva se convirtió de uso exclusivo para miembros de las fuerzas policiacas y los bomberos de la ciudad, un proyecto encabezado por el Gobierno Federal pero que no prosperó. A partir de septiembre vuelve a estar disponible para los visitantes.

La Secretaría de Obras Públicas del Gobierno del Estado destacó la inversión histórica de 185 millones de pesos para llevar a cabo la remodelación, rehabilitación y construcción de nuevas áreas en ambas secciones del Parque Central.

Imagen
Foto: Gabriel Barraza

Uno de los trabajos más significativos y que son del deleite de la población, es la rehabilitación de la Plaza de Chorros, donde hay 48 fuentes interactivas y un géiser que lanza un chorro de agua que alcanza los 12 metros de altura. En esta área hay mesitas para hacer picnics, cubiertas con malla para dar sombra y además el sitio cuenta con sonido ambiental y música que se activa con el funcionamiento de las fuentes. En la parte posterior se instaló un área de nuevos juegos infantiles, donde se hizo una loma, una resbaladilla y columpios.

La rehabilitación incluye también mejoras en la alberca. Se disminuyó su tamaño, se resolvieron los problemas de estancamiento, se techó y se hizo una estructura alrededor donde se colocó cancelería. El sistema de climatización brinda mejores condiciones para los nadadores.

Imagen
Foto: Gabriel Barraza

También se realizaron adecuaciones en los campos de beisbol: se bajaron un metro de profundidad, mejoramiento del campo, se niveló todo el diamante con pasto sintético y el perímetro con jardines y pasto natural con sistemas de riego.

Se mejoró la plaza elevada, se instaló malla sombra, una tienda de conveniencia, las canchas de frontón se repararon y se pintaron, al igual que el área de usos múltiples. Las mejoras también se aplicaron en el gimnasio y teatro al aire libre. Además, se instaló el área canina para especies pequeñas y grandes.

Imagen
Foto: Gabriel Barraza

Otra de las obras importantes de este lado del parque es la ciclotrotapista con un ancho de 6 metros, de los cuales dos y medio son de arcilla, con una longitud de 1.6 kilómetros donde los corredores podrán ejercitarse alrededor del parque.

Los otros tres metros y medio de ancho se elaboraron con concretos ecológicos y filtrantes para que los visitantes puedan hacer este mismo recorrido en bicicletas o con carriolas.

Imagen
Foto: Gabriel Barraza

Aprovechamiento del agua

El subsecretario de Obras Públicas en la Zona Norte, Roberto Barraza Ornelas, detalló que todas estas acciones se enfocaron a llevar las mejoras desde los estacionamientos, hasta el último rincón de este parque que tenía años de abandono y sin mantenimiento alguno. Por ejemplo, en el estacionamiento de 12 mil metros, se hizo una biozanja para el drenaje pluvial, se mejoró la superficie de rodado con un sello de riego.

Las autoridades también invirtieron recursos para infraestructura hidráulica: se construyeron vasos de captación pluvial, el número uno (el más grande) cuenta un muro perimetral construido con gaviones y ya ha dado muestra de su efectividad en las lluvias que se han presentado en Juárez.

Imagen
Foto: Antonio Calleja

En ese sector del vaso uno, habrá una plaza de lago, donde también se colocaron juegos infantiles y el espacio para instalar una tienda, concesión que está pendiente.

Para el aprovechamiento del agua pluvial se instalaron dos cisternas, una de 700 metros cúbicos colindante a la calle Las Parcelas y otra de 300 metros cúbicos, cerca de la avenida Tecnológico. El líquido se utilizará para el riego del parque.

Imagen
Foto: Gobierno del Estado

También se tiene el lago artificial, el cual tiene una profundidad de un metro para su uso recreativo y se utilizará el agua de la planta tratadora existente en la sección Poniente del parque, la cual cumple con las normas de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

La ventaja de los vasos de control pluvial es que cuentan con aireadores que permiten la circulación del agua y evitan el estancamiento: funciona como un lago natural. Tienen la capacidad de almacenar los escurrimientos que se generen por una lluvia de 108.5 milímetros en un periodo de 24 horas continuas.

Imagen
Foto: Antonio Calleja

El lago artificial cuenta con instalaciones para su uso lúdico (lanchas y embarcadero) y se espera que este espacio sea también un hábitat para la fauna propia de los lagos, tales como patos, tortugas y algunas variedades de anfibios que ya comienzan a poblar la zona de manera natural.

Otro aprovechamiento que tendrá el agua en esta parte del parque será la plaza con fuentes bailarinas y juego de luces que lucirán por las noches. Es una de las novedades más esperadas y se convertirá en un atractivo más de Ciudad Juárez

Imagen
Foto: Antonio Calleja

Barraza Ornelas reconoció que estos trabajos no fueron sencillos, ya que coordinar las empresas responsables de obras tan diversas, más las condiciones climáticas que retrasaron las obras, ha sido un verdadero reto.

El resultado ya es tangible y esperan que, con las nuevas atracciones y espacios renovados, la meta de un millón de visitantes al año se rompa y llegue a los 3 millones.

Juarenses se apropian de los espacios

Las obras en ambas secciones del Parque Central tienen el objetivo de que las personas tengan un espacio digno en medio de la ciudad en el que puedan desenvolverse, por eso se ha pensado en cada aspecto para que los juarenses y personas originarias de otras latitudes hagan suyos estos lugares.

Por ejemplo, en el lado Poniente se construyó un auditorio al aire libre con una concha acústica. Los espectadores pueden disfrutar de los espectáculos sobre el pasto sintético o las bancas de concreto. Esta zona tiene una capacidad para 450 personas sentadas pero el número puede aumentar con asistentes de pie.

Imagen
Foto: Gabriel Barraza

El diseño estuvo a cargo del arquitecto Mario Schjetnan, el cual es muy similar al auditorio ubicado en el parque “La Mexicana” en la Ciudad de México, con una lonaria de 900 metros cuadrados que da sombra a los espectadores.

Para poder disfrutar los atardeceres más hermosos del mundo, las bases de la tirolesa que se iba a construir en la sección Poniente se convirtieron en miradores. “Los miradores en esa zona donde estaban las tirolesas, esas torres se aprovecharon para dejar unos miradores, está muy bonita esa parte, tienen muy bonita vista”, explicó Barraza Ornelas.

Imagen
Foto: Antonio Calleja

Los más pequeños ya disfrutan de juegos más modernos y las familias pueden organizar días de campo en un nuevo y moderno mobiliario urbano como mesas de picnic, asientos, sillas tumbonas, hamacas, entre otros.

El jardín botánico también fue rehabilitado, se colocó señalética en el perímetro, así como rejas tubulares. Además, se mejoró el sistema de riego y el hogar de Modesto.

Imagen
Foto: Antonio Calleja

A casi un año de que se iniciaron los primeros trabajos de remodelación en el Parque Central, los juarenses pueden disfrutar de las nuevas áreas en ambos lados, poder conectarse nuevamente entre el Parque Poniente y Oriente y crear nuevos recuerdos con sus familias en las nuevas instalaciones que ofrece este icónico lugar.

Imagen
Foto: Antonio Calleja

 

 

Publicidad