Publicidad
Publicidad

Publicado: 24-07-2022 07:00

Artistas sin frontera: Mick llena su vida de color

El muralista urbano ha rebasado los límites geográficos para compartir su talento

Denise Ahumada

Juárez

Antonio Calleja

Parte 3 de 3

Observar rostros y expresiones en tamaño colosal, sentir que nos adentramos al corazón de la cultura fronteriza con una mirada, reconstruir los muros a pinceladas o con spray es lo que logran las obras de tres exponentes del muralismo urbano que, aunque distintos en su técnica, convergen en el arte y en el amor por Ciudad Juárez.

La trayectoria artística se refleja en la complejidad de las técnicas, estilos y formas utilizadas por parte de Damasco, Frazetta y Mick, tres artistas reconocidos como exponentes del arte urbano de esta frontera y que han trascendido por el impacto con el que sus creaciones, que los juarenses aprecian en las calles, en los parques y escuelas, en recorridos de los visitantes que han admirado por la dimensión y el detalle de las obras.

El muralismo urbano es un movimiento artístico que tomó fuerza en la frontera en los años 90’s como una forma de expresión e identidad, utilizado por grupos o pandillas, sin embargo, ha trascendido y se ha adaptado siendo una práctica que busca crear "una galería gratuita” en el espacio público.

Mick Mtz comparte a Revista Net su experiencia de vida y su forma de sortear las complejidades para lograr sus proyectos.

De la maquila al mural: Mick
Miguel Martínez, es conocido en la comunidad por su nombre artístico: Mick Mtz, ha contribuido con sus murales a incentivar el sentido de pertenencia e identidad. En la Secundaria Técnica 60 dejó a su mascota Linces plasmada, pero mucho de su trascendencia en el arte urbano la debe al mural que realizó en el 2020, sobre la avenida de la Raza donde plasmó a los integrantes de la banda de rock Kiss, y durante la pandemia, los murales de reconocimiento para el personal de salud.

Durante tres años Mick ha acudido a lugares como Querétaro y Cancún, y se integró a un colectivo que acude a eventos, el artista se declara listo y en espera para participar.

Imagen
Antonio Calleja/ Mick Martínez

 

Además de pintar, ¿a qué te dedicas?
— Me dedico a trabajar en la industria maquiladora y a parte agarro mi hobbie de hacer graffiti, de hacer arte.
¿Cómo empezaste en el graffiti?
— Yo empecé en el movimiento de los 90’s con el movimiento de Resissste, cuando existían los “crews” o los grupos que eran de diferente barrio, de pintarrajear y poner tu firma, ahí empecé. Hicimos una pausa en el 2000 y ahora que empecé otra vez con este tema, vimos que podemos hacer algo diferente, no nada más rayones, queremos hacer algo diferente, digamos una galería gratuita para que la gente pueda apreciar de qué se trata el graffiti no nada más puro vandalismo.

¿Cuál es tu estilo?
— El mío varía, trato de acoplarme a diferentes estilos para ser más variado, pero más bien me relaciono a lo que es el Pop Art, también trabajamos en el realismo. Antes era nada más pintarrajear, ahora hay más eventos de graffiti de arte, participamos y vamos aprendiendo diferentes estilos, cambió el graffiti como inició, ahorita hay más artistas, se hizo una mezcla y se convirtió en arte urbano.

Imagen
Antonio Calleja | Mick Martínez

 

¿Qué temas has plasmado? 
— Lo que he hecho para que la gente lo acepte o se involucre es hacer murales que les llamen la atención, he tomado el tema del covid, campañas contra el cáncer o dibujos animados que les recuerden su infancia.

 

¿Nos compartes tu experiencia del mural de Kiss? 
— En un inicio la respuesta fue muy grande por la gente, yo lo hice por complacer a mi papá porque le gusta Kiss, por él, por un capricho. Pero sí hubo una reacción, a la gente le gustó tener las imágenes y fue mucha gente a tomarse fotos, es bueno ser reconocido por un trabajo así, incluso hubo reacciones en redes sociales por parte de los integrantes de la banda.
El mural de agradecimiento para los médicos, también fue una gran respuesta, la imagen se utilizó en algunos periódicos fuera de México, en Europa y Estados Unidos, para mi fue una gran satisfacción, haber aportado algo y que se haya hecho conocido.

Y lo quitaron…

Cuando taparon el mural de Kiss y pusieron otro, la gente dijo que estaba mejor el que estaba antes, si es un compromiso para el próximo en pintar, yo me comprometo a seguir mejorando, es un reto ir mejorando en nuestros trabajos y como comentas si es un reto ir buscando otros espacios.

¿Crees que hay rivalidad entre muralistas?
— No, tal vez en los 90’s, eran competencias en los grupos, en los crews, —alguien pintó aquí, yo lo tacho y pongo el mío—, pero creo que ahorita son otros tiempos, al menos en mi caso, no estoy en esa situación, al contrario, a mí me da gusto, al verlos digo ¡Qué fregón que él esté mejorando, que su trabajo sea reconocido y que lo conozcan en la ciudad y en otros lugares!
Para mí eso no existe (rivalidad) tal vez en otros artistas si tienen eso, los que se dedican a eso oficialmente pues están peleando ese trabajo, pero en mi caso que yo lo hago por diversión, pues yo no tengo esa envidia, al contrario, por mi si crecen ¡Pues que padre!

¿Cuál es tu plan, tu meta?
— Me gustaría seguir pintando, seguir haciendo murales en comunidades, darles algo de color a ciertos parques o fraccionamientos, darles vida a ciertos espacios que están abandonados y seguir trabajando, seguir yendo a eventos para que nos conozcan y sepan que en Ciudad Juárez también hay arte, no nada mas lo malo que se habla en las noticias, no nada más yo, son muchos jóvenes artistas que andan pintando y andan haciendo arte.

Imagen
Antonio Calleja | Mick Martínez

 

Tres artistas, tres caminos
Los tres artistas reconocen que el muralismo en Ciudad Juárez ha evolucionado, y que el arte forma parte de sus vidas como una forma de expresarse y de compartir, siendo también una motivación llevar sus murales a otros escenarios fuera de esta frontera, para que se reconozca el valor del arte juarense.

[email protected]

@
Publicidad