Publicidad

Publicado: 29-08-2021 11:00

Apuesta Paco Ignacio Taibo II por crear ciudadanos con la lectura

El escritor promueve el consumo de libros a bajo costo con apoyo del FCE y Educal

Samuel Palacios

Juárez

Pedro de la Paz

Conoce bien la historia de México aunque no haya nacido aquí; es un hijo del exilio español, de familia de izquierda. Es defensor de la libertad sindical, incluso fue activista antes que escritor. Sin embargo, Paco Ignacio Taibo II llegó a tiempo al mundo de la literatura para convertirse en uno de los autores más destacados de novela histórica y policiaca.  

Taibo II es sinónimo de rebeldía, de respuestas sin tapujos, incluso de polémica, pero también de un amplio conocimiento de la historia del país que lo recibió; de sus personajes, los reconocidos y los olvidados en el tiempo; de sabiduría, y un incansable promotor de la cultura. Eso lo llevó a convertirse en el director del Fondo de Cultura Económica (FCE) en diciembre de 2018.

Esa misión dentro de la editorial trajo al escritor de 72 años a Ciudad Juárez para inaugurar la librería “Dolores Batista” en el Centro Cultural Paso del Norte (CCPN), un esfuerzo en conjunto entre el Gobierno de Chihuahua a través de la Secretaría de Cultura, la Red Educal y el FCE.

Imagen

“En medio de la pandemia, mientras que las bibliotecas cierran sus puertas, nosotros abrimos dos en Chihuahua y otras tres en otras ciudades, eso es una gran noticia”, destacó Paco Ignacio Taibo en el evento de inauguración.

La librería tiene una amplia gama de títulos, escritores, artículos para niños, niñas, adolescentes y para todos los que buscan en la lectura no solo inspiración, sino una fuente de conocimiento. Cuenta con obras a precios que se ofertan al público “hasta en un tercio de lo que se ofrecen en otras librerías”, dijo el director del FCE.

Este espacio rinde homenaje a la vida y legado de la poeta, ensayista, traductora y promotora social rarámuri Dolores Batista (1962-2004). El escritor Enrique Servín (1958-2019) la calificó como “una las más originales e importantes escritoras en el panorama de las literaturas indígenas de México, así como uno de los personajes indispensables de la cultura chihuahuense”.

Revivir los ‘Sueños de frontera’

El autor nacido en Gijón, España, dijo a Revista Net sentirse feliz de regresar a Juárez, pues es como estar en casa, y aunque ha recorrido la urbe decenas de veces, aún se pierde en las intrincadas calles de la de la ciudad fronteriza. Precisamente la frontera, como espacio físico y concepto, forma parte de su obra literaria.

Paco Ignacio publicó en 1990 “Sueños de frontera”, texto que aborda la vida binacional y cómo el simple hecho de caminar unos metros convierte a las personas en extranjeros. El personaje principal, el detective Héctor Belascoarán Shayne, recorre la línea divisoria en busca de una actriz de cine que ha desaparecido “en el violento mundo fronterizo”.

Imagen

No son necesarios los detalles para situar la obra en esta ciudad fronteriza, a pesar de que no se centra en ella. Belascoarán Shayne, recurrente en otras novelas de Taibo, vive las situaciones únicas que se presentan en esta parte del país. Además describe los cerros que se ven  al horizonte y los increíbles cielos que se pueden observar en la región.

“– ¿Me das un aventón a Ciudad Juárez?”, le solicitó el detective al poeta.

“– ¿Qué carajo hace una actriz de cine cuando uno viene a Chihuahua?”.

Cortázar responde: “–No sé, supongo que come un buen T-Bone y luego se va a El Paso a comprar ropa. Yo qué sé”.

La lectura, un paliativo

Para una ciudad como Juárez, golpeada por la violencia en sus diferentes expresiones, Paco Ignacio tiene una receta: “es tan simple y tan tonta que todo mundo va a decir ‘pinche receta’, que es el libro crea ciudadanos, los ciudadanos crean caminos diferentes a los caminos fáciles de la tranza, la violencia y la malora”.

La promoción de la lectura y poner libros al alcance de todos sin tener que desembolsar grandes cantidades de dinero, u ofertar los títulos en supermercados, no ha sido una tarea sencilla, sin embargo, eso no detiene las aspiraciones del director de FCE, quien  busca formar clubes en los barrios y casas de la cultura en las colonias populares.

A diferencia del personaje de su libro, Paco Ignacio tiene muy claro qué puede y debe hacer en el estado grande: “estamos conversando ya una cosa, que es la posibilidad de tener un tendido de libros grande para Chihuahua capital y ver si hay posibilidad de extenderlo a Parral, que es una ciudad muy importante y hemos dejado muy abandonada en materia del libro”.

El autor de “Ernesto Guevara, también conocido como el Che”, “Temporada de zopilotes” y “Sabemos cómo vamos a morir” espera que pase la pandemia para movilizar los librobuses y reiniciar las actividades en librerías que forman parte de la red formada por Educal y el Fondo de Cultura Económica.

La 4T, Netflix y los retos de la lectura

Cuando Andrés Manuel López Obrador asumió la Presidencia de México invitó a Taibo ll para que tomara la dirección del FCE, a pesar de que él mismo admitió no tener experiencia en puestos públicos, pero aceptó por la estrecha relación que ambos mantienen.

“Yo soy muy 4T, compa, para qué te miento. Yo creo que se han dado pasos positivos para mejorar a este país; primero los pobres, primero la salud, primero la educación, primero la economía popular, y yo creo que son pasos positivos y sobre todo seguirle dando patadas a la corrupción”, insistió el director.

El conocimiento que irradia Taibo ll lo llevó a Netflix con “Patria”, un documental resultado de 10 años de investigación sobre periodos cruciales en la historia de México: de 1854 con la Revolución de Ayutla hasta 1867 con el fusilamiento del emperador Maximiliano de Habsburgo.

Las plataformas de streaming, considera el autor, necesitan contar historias que a la gente le interesen: “si hablas de un libro dales datos, dales información, cuéntales lo mejor que puedas, crea el gancho. El libro es un vehículo, entonces dale la puerta de entrada a ese vehículo”.

“Tropezamos con un problema grave en nuestra sociedad que es el adolescente mexicano enfrentando la lectura por defectos de educación. Dice —¿leer?, qué flojera—, y tú dices— no, compadre, leer es muy divertido, el problema es que te han obligado a leer los libros que no querías leer—.

“Tenemos que cambiar, en el mundo educativo, la voluntad de lectura del joven, como digo que sea voluntad y no obligación, por lo que el Fondo, Educal y la Dirección de Publicaciones estamos trabajando en lo que llamarías educación informal”, enfatizó Taibo II.

Su estancia en la frontera fue breve aunque inspiradora. Para él solo hay una palabra que puede dedicar a la comunidad: gracias. “Cuando una ciudad te acoge como autor, das las gracias y dices: —oigan, qué bueno que me siento en casa—.

El trabajo como director del Fondo de Cultura Económica lo combina con su pasión, la escritura: “no he dejado de escribir, desde que asumí la dirección he publicado dos libros y otro que acabo de terminar y entregué apenas hace poco”. Taibo II asegura que dirigir la editorial le “roba horas de vida”, sin embargo, se siente feliz.

Imagen

 

Publicidad