Publicidad

Publicado: 01-08-2021 12:20

Se enfrentan policías y manifestantes en Alemania

Ciudadanos rechazan las restricciones por la pandemia

Agencia AP

Internacional

Associated Press

Berlín.- Cientos de personas salieron a las calles de Berlín el domingo para protestar contra las medidas implementadas por el gobierno alemán a causa de la pandemia de coronavirus, sin importar una prohibición a las concentraciones, lo que provocó arrestos y enfrentamientos con la policía.

Las autoridades locales prohibieron varias protestas este fin de semana, incluida una del movimiento Querdenker, con sede en Stuttgart, que esperaba contar con unos 22 mil 500 asistentes. Sin embargo, los manifestantes desafiaron la prohibición, reuniéndose el domingo en la ciudad.

El Departamento de Policía de Berlín, que desplegó a más de 2 mil agentes, dijo que a medida que la multitud crecía, los policías que buscaron redirigir a los manifestantes o dispersar a los grupos más grandes fueron "acosados y atacados".

"Trataron de romper el cordón policial y sacar a todos nuestros colegas", señaló y añadió que la policía tuvo que usar irritantes y porras.

Las protestas, incluido en el vecindario de Charlottenburg y en el parque de Tiergarten de Berlín, provocaron varios arrestos, informó la policía. A medida que las muchedumbres avanzaban hacia la Puerta de Brandeburgo, la policía advirtió a través de un altavoz que usarían cañones de agua si los manifestantes no se dispersaban.

En mayo, Alemania retiró muchas restricciones implementadas por el coronavirus, permitiendo que los restaurantes y bares volvieran a abrir sus puertas. Sin embargo, muchas actividades como comer en el interior de los restaurantes o alojarse en un hotel requerían que el individuo mostrara constancia de vacunación, constancia de haberse recuperado del virus o prueba negativa reciente de coronavirus.

El movimiento Querdenker, que es uno de los más grandes y visibles que se oponen a las medidas de confinamiento en Alemania, ha atraído a miles de personas a sus manifestaciones, uniendo a una mezcla ecléctica de quienes se oponen a las vacunas tanto en la derecha como en la izquierda, a los que no creen en el coronavirus, a teóricos de la conspiración y a extremistas de derecha.

Publicidad