Publicidad
Publicidad

Publicado: 05-10-2022 14:24

Putin firma la anexión de regiones ucranianas

El presidente ruso enfrenta problemas para controlar el territorio

Agencia AP

Internacional

Associated Press

Kiev.- El presidente de Rusia, Vladimir Putin, firmó el miércoles las leyes que incorporan oficialmente cuatro regiones ucranianas al país, aunque su ejército tiene problemas para mantener el control del territorio que se anexionó violando leyes internacionales.

Mientras tanto, autoridades ucranianas reportaron el hallazgo de más evidencias de tortura y asesinatos en áreas recuperadas a las fuerzas rusas.

Los documentos que completan la anexión se publicaron en un cibersitio del gobierno de Moscú el miércoles en la mañana. Además, el Kremlin dejó abierta la opción de anexar más territorio ucraniano.

Hablando en una conferencia telefónica con los periodistas, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que "ciertos territorios serán reclamados y seguiremos consultando a los residentes que estarían ansiosos por abrazar a Rusia".

El funcionario ruso no especificó qué otros territorios ucranianos está considerando Moscú, y tampoco dijo si el Kremlin planeaba organizar más "referendos" de este tipo.

La semana pasada, Putin firmó los tratados para convertir a Donetsk, Luhansk, Jersón y Zaporiyia en parte de Rusia. Esto siguió a los "referendos" orquestados por el Kremlin en las cuatro regiones, que tanto Ucrania como Occidente consideran ilegítimos.

El presidente ruso defendió la validez de la votación y dijo que es "más que convincente" y "absolutamente transparente y no está sujeta a ninguna duda".

Sobre el terreno, la guerra ha entrado en una nueva fase más peligrosa: Rusia enfrenta cada vez más reveses mientras las tropas ucranianas recuperan más y más terreno en el este y en el sur, las mismas regiones que el Kremlin ahora insiste son suyas.

Las fronteras de las zonas que reclama Rusia siguen sin estar claras, pero Putin ha prometido defender su territorio, incluyendo las regiones recién incorporadas, con todos los medios a su disposición, hasta con las armas nucleares.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, respondió a la anexión anunciando una solicitud de entrada rápida a la OTAN y descartando formalmente un diálogo con Rusia. El decreto de Zelenskyy, publicado el martes, afirma que mantener negociaciones con Putin es imposible luego de su decisión de tomar las cuatro regiones ucranianas.

El jefe de la oficina de Zelenskyy, Andriy Yermak, escribió en su canal de Telegram poco después de que Putin firmó la anexión que "las decisiones sin valor del país terrorista (Rusia) no valen el papel en el que han sido firmadas".

"Un manicomio colectivo puede seguir viviendo en un mundo imaginario", agregó.

En la región oriental de Járkiv, surgieron más imágenes inquietantes de áreas recientemente arrebatadas a Rusia.

Serhiy Bolvinov, jefe del departamento de investigación de la policía nacional en la región, dijo que las autoridades están investigando una supuesta cámara de tortura rusa en el pueblo de Pisky-Radkivski.

Bolvinov publicó una imagen de una caja de lo que parecían ser dientes y dentaduras postizas de metales preciosos, presumiblemente extraídos de los que se encontraban en el sitio. No se pudo confirmar la autenticidad de la foto.

El fiscal general de Ucrania también habló de nuevas pruebas de tortura y asesinatos encontradas el miércoles en la región de Járkiv.

Andriy Kostin dijo a The Associated Press al margen de una conferencia de seguridad en Varsovia que acababan de recibir una notificación sobre el hallazgo de cuatro cadáveres con indicios de posible tortura. Indicó que al parecer eran civiles, pero que aún se necesitaba una investigación.

Se encontraron dos cuerpos en una fábrica en Kupiansk con las manos atadas a la espalda, mientras que otros dos cadáveres fueron encontrados en Novoplatonivka, con las manos esposadas.

Durante su discurso público, Kostin dijo que las autoridades encontraron los cuerpos de 24 civiles, incluidos 13 niños y una embarazada, asesinados en seis automóviles cerca de Kupiansk. No estaba claro cuándo se hizo el descubrimiento.

En tanto, ambos países ofrecieron versiones contrapuestas el miércoles sobre la ofensiva de Kiev en la estratégica región sureña de Jersón, una de las cuatro incorporadas por Moscú.

Un funcionario nombrado por el Kremlin en Jersón insistió en que los avances ucranianos en la región se han detenido.

En declaraciones a la agencia noticiosa estatal rusa RIA Novosti, Kirill Stremousov, señaló que "hasta esta mañana (...) no hay movimientos" de las fuerzas de Kiev y añadió que "no entrarán (en la ciudad de) Jersón, es imposible".

Sin embargo, el Ejército de Kiev anunció que recuperó el control de más poblados de la región dentro de su masiva contraofensiva. De acuerdo con el Mando Operativo del Sur, la bandera ucraniana se izó sobre localidades que antes estaban ocupadas por los rusos.

Los hospitales militares están repletos de soldados rusos heridos y los médicos del Ejército de Moscú no tienen medicamentos, dijo el número dos de la administración regional de Jersón, Yurii Sobolevskyi, en Telegram. Cuando los heridos se estabilizan son enviados a Crimea para continuar con su tratamiento. "No todos llegan", escribió.

En el campo de batalla, múltiples explosiones sacudieron Bila Tserkva el miércoles por la mañana y provocaron incendios en lo que se describió como instalaciones de infraestructura en la ciudad ubicada al sur de la capital, dijo el líder regional, Oleksiy Kuleba, en Telegram.

Los primeros indicios señalan que la ciudad fue atacada por los llamados drones "kamikaze" o suicidas, añadió.

Bila Tserkva está a unos 80 kilómetros (50 millas) al sur de Kiev.

En las últimas semanas, Rusia ha incrementado el uso de este tipo de drones, que suponen un nuevo desafío para las defensas ucranianas. Las aeronaves no tripuladas pueden estar en el aire por largos periodos de tiempo antes de lanzarse sobre sus objetivos y detonar su carga en el último momento.

La mayoría de los incidentes previos con drones de fabricación iraní ocurrieron en el sur del país y no cerca de la capital, donde no se registran ataques desde hace semanas.

En una publicación posterior, Kuleba indicó que un total de seis dispositivos Shahed-136 atacaron la ciudad, una de las mayores de la región después de Kiev. Una persona resultó herida en los ataques.

Docenas de rescatistas se desplazaron hasta el lugar y seguían trabajando en la extinción de los incendios horas después de los ataques, agregó.

En otras partes del país, al menos cinco civiles perdieron la vida y otros ocho resultaron heridos en el último bombardeo ruso, según la oficina presidencial de Kiev.

En la región de Donetsk, las fuerzas rusas atacaron ocho poblados y localidades. En Sviatohirsk, que regresó a manos ucranianas, se encontró un cementerio de civiles y se descubrieron los cuerpos de cuatro personas, según el gobernador de Donetsk, Pavlo Kyrylenko.

@
Publicidad