Publicidad

22 de febrero, 2021 - 21:57

NASA difunde video del aterrizaje de sonda en Marte

La sonda Perseverance aterrizó el jueves pasado cerca del delta de un río seco en el cráter Jezero

Agencia AP

Internacional

Associated Press

Cabo Cañaveral.- La Nasa dio a conocer el lunes el primer video de alta calidad de una nave que aterriza en Marte, un clip de tres minutos en el que se ve un enorme paracaídas naranja y blanco abriéndose rápidamente y el polvo rojo elevándose conforme los motores cohete posaban a la sonda sobre la superficie marciana.

Las tomas eran tan buenas y las imágenes tan impresionantes que algunos miembros del equipo del vehículo explorador dijeron que sentían que iban a bordo.

“Se me pone la piel de gallina cada vez que lo veo, es simplemente sorprendente", dijo Dave Gruel, jefe del equipo de cámaras para el ingreso y el descenso.

La sonda Perseverance aterrizó el jueves pasado cerca del delta de un río seco en el cráter Jezero para buscar indicios de vida microscópica antigua.

Después de pasar el fin de semana viendo el video del descenso y el aterrizaje una y otra vez, el equipo del Laboratorio de Propulsión a Chorro en Pasadena, California, lo compartió en una conferencia de prensa.

“Estos videos y estas imágenes son con lo que hemos soñado", dijo Al Chen, que estaba a cargo del equipo del aterrizaje.

Seis cámaras estándar a color se destinaron al ingreso, el descenso y el aterrizaje, con tomas hacia arriba y hacia abajo desde distintos puntos de vista. Todas funcionaron bien, salvo una.

El único micrófono encendido para el aterrizaje falló, pero la Nasa obtuvo algunos fragmentos de sonido una vez que la sonda ya estaba en la superficie: el zumbido de los sistemas del vehículo explorador y de las ráfagas de viento.

Los controladores de vuelo estaban encantados con las miles de imágenes transmitidas, y también con el sorprendente buen estado de la sonda, la más grande y más capaz de la Nasa hasta la fecha.

Pasará los próximos dos años explorando el delta del río y taladrando rocas que podrían contener evidencia de vida de hace 3 mil a 4 mil millones de años. Las muestras cilíndricas serán apartadas para el regreso a la Tierra en una década.

 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad