Publicidad

Médicos y afirmaciones falsas impulsan OxyContin en China

Agencia AP | 19 de noviembre, 2019 - 22:38 | Internacional
Médicos y afirmaciones falsas impulsan OxyContin en China
Associated Press

Miles de demandas a lo largo de Estados Unidos han acusado a la compañía farmacéutica Purdue Pharma de usar afirmaciones falsas para promover sus altamente adictivos opioides en una nación desprevenida, avivando la epidemia de drogas más letal en la historia del país.

Sin embargo, aun mientras esta farmacéutica estadounidense colapsa bajo el peso de los cargos, otra empresa propiedad de la multimillonaria familia Sackler usa las mismas tácticas para promover su analgésico OxyContin en China, según entrevistas con empleados y exempleados y documentos obtenidos por AP.

Representantes de la filial china de los Sackler, Mundipharma, les dicen a los médicos que OxyContin es menos adictiva que otros opioides. Es el mismo discurso que Purdue Pharma admitió que era falso en la corte hace más de una década.

Mundipharma ha promovido dosis aún mayores del fármaco, incluso después de que se hizo evidente que dosis mayores provocan riesgos mayores, y ha descrito al fármaco como seguro para el dolor crónico, según entrevistas y documentos.

Estas afirmaciones son similares a las empleadas por Purdue Pharma en Estados Unidos, donde más de 400.000 personas han muerto por sobredosis de opioides y millones más se han vuelto adictos. Una avalancha de litigios por las prácticas de mercadotecnia de la compañía llevó a Purdue Pharma a la bancarrota en Estados Unidos.

En China, empleados y exempleados le dijeron a AP que los gerentes de Mundipharma les han exigido a los representantes de ventas que copien los registros médicos privados de los pacientes sin su consentimiento, en aparente violación a la ley china. Algunos exrepresentantes también dijeron que a veces se disfrazaban de personal médico con batas blancas y mentían sobre su identidad para visitar a los pacientes en el hospital. Tal como en Estados Unidos, el material publicitario en China hizo afirmaciones sobre la seguridad y eficacia de OxyContin basadas en datos obsoletos y estudios financiados por la compañía que han sido desacreditados.

La AP examinó más de 3.300 páginas de materiales de capacitación y mercadotecnia utilizados por el personal de Mundipharma, además de documentos y videos internos de la empresa. Estos archivos provinieron de tres fuentes independientes y se verificaron de manera cruzada. La AP también habló con un empleado actual y con tres exrepresentantes de ventas de OxyContin que trabajaron en la empresa el año pasado.

Mundipharma ha promovido su exitoso producto OxyContin de manera cuestionable en otros países, incluidos Italia y Australia. Pero la compañía tiene esperanzas particularmente altas en China —la nación más poblada del mundo y la segunda economía más grande—, donde ha dicho que quiere que sus ventas superen las de Estados Unidos para el 2025.

Aunque Mundipharma y Purdue son entidades legales separadas, ambas son propiedad de la familia Sackler. Hoy, Mundipharma es una moneda de cambio en las negociaciones para resolver los litigios estadounidenses. La familia Sackler aceptó ceder la propiedad de Purdue, pero quiere mantener Mundipharma por ahora para vender OxyContin en el extranjero, aunque ha hablado de vender Mundipharma eventualmente para financiar la contribución de la familia para un acuerdo legal en Estados Unidos.

Mundipharma dijo que tomaría medidas de inmediato para investigar los alegatos descubiertos por AP. En un comunicado, la compañía no respondió a acusaciones específicas, pero dijo que tenía políticas rigurosas para “garantizar que nuestros medicamentos sean comercializados de manera responsable y siguiendo el estricto marco regulatorio que rige a los analgésicos en China”.

En respuesta a preguntas detalladas, Purdue dijo que Mundipharma es una entidad independiente que opera en un país distinto, bajo leyes y regulaciones diferentes. Representantes de la familia Sackler no respondieron solicitudes detalladas de comentarios.

En Estados Unidos, Purdue dejó de promover OxyContin a los médicos en 2018 y se deshizo de todo su personal de ventas de opioides.

Mientras tanto, Mundipharma está contratando en China.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Síguenos en:

Publicidad
Publicidad
Publicidad