Publicidad
Publicidad

Publicado: 04-10-2022 10:07

Investiga Ecuador muerte de capo en motín

Había evadido a la justicia peruana fingiendo su muerte durante la pandemia

Agencia AP

Internacional

Associated Press

Quito.- Las autoridades de Ecuador investigan la presunta muerte en una cárcel del capo del narcotráfico Leandro Norero, conocido como “El Patrón”, quien evadió a la justicia peruana fingiendo su muerte durante la pandemia.

El subdirector del Servicio Nacional de Atención a Personas Privadas de la Libertad, Pablo Flores, dijo el martes a periodistas que según información preliminar Norero, de 35 años, habría muerto en un motín ocurrido la víspera en la cárcel de Latacunga. "Tenemos esta presunción que tiene que ser verificada de manera técnica”, agregó.

Flores indicó que la identidad de los fallecidos en el amotinamiento se dará a conocer en las próximas horas luego de que el personal de criminalística realice pruebas científicas.

Norero fue detenido en una exclusiva urbanización de Guayaquil a fines de mayo cuando se le decomisaron 42 lingotes de oro, armas, joyas y unos siete millones de dólares en efectivo. Una investigación reveló además que era dueño de al menos siete empresas y de la misma cantidad de lujosos inmuebles, entre otros bienes.

Mientras esperaba su juzgamiento por narcotráfico y lavado de activos en Ecuador estaba recluido en la prisión estatal de Latacunga, 80 kilómetros al sur de Quito, donde presuntamente fue asesinado.

Norero era requerido por la justicia peruana por narcotráfico, a la que logró evadir a mediados de 2020, en los meses más críticos de la pandemia de coronavirus, cuando fingió su propia muerte y escapó a Ecuador.

Un funcionario del servicio penitenciario, que pidió no ser identificado porque no está autorizado a dar declaraciones, precisó a The Associated Press que agentes policiales y fiscales están ingresando a los pabellones de la prisión para verificar si hay más víctimas de los ataques entre bandas rivales que dejaron hasta ahora 15 muertos.

Desde hace un par de años las prisiones estatales de Ecuador se han convertido en escenario de sangrientos choques entre grupos rivales de presos ocasionados, según las autoridades, por la disputa de rutas y territorios de distribución de droga.

De acuerdo con cifras del Servicio de Atención a Personas Privadas de la Libertad, el año pasado 316 internos murieron asesinados por sus compañeros mientras que en lo que va de este año ha habido 105 víctimas mortales.

La matanza más grave ocurrió en septiembre de 2021 en la Penitenciaría del Litoral, en la ciudad de Guayaquil, donde 125 presos fueron asesinados. Dos meses más tarde se produjo una nueva masacre en esa prisión, en la que 65 personas perdieron la vida.

El sistema penitenciario de Ecuador está diseñado para albergar a cerca de 30.000 personas pero hasta el mes pasado había unos 35.000 reclusos en las 53 cárceles estatales del país

Publicidad