Publicidad

Publicado: 16-10-2021 10:22

Día Mundial de la Alimentación ¿cómo garantizarla?

Adaptar las formas de consumo y producción para disponer de alimentos y productos agrícolas en el futuro

Redacción

Internacional

Twitter | @FAOMexico

De acuerdo con la Organización Mundial de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la FAO por sus siglas en inglés, más de 3 millones de personas, el equivalente al casi el 40 por ciento de la población mundial, no pueden permitirse una dieta saludable.

Hoy se conmemora el Día Mundial de la Alimentación, y las organizaciones internacionales como la FAO, sus aliados e instituciones de los países fomentan la concientización respecto al sistema agroalimentario y su complejidad.

Un sistema agroalimentario sostenible es aquel en el que se dispone de una variedad de alimentos suficientes, nutritivos e inocuos a un precio asequible para todos, y en el que nadie tiene hambre ni sufre ninguna otra forma de malnutrición.

Los estantes están abastecidos en el mercado local o en la tienda de alimentación, pero se desperdician menos alimentos y la cadena de suministro alimentario es más resiliente ante crisis bruscas como los fenómenos metereológicos extremos, los repuntes de precios o las pandemias, todo mientras se limita, en lugar de empeorar, la degradación medioambiental o el cambio climático.

De hecho, los sistemas agroalimentarios sostenibles proporcionan seguridad alimentaria y nutrición para todos, sin comprometer las bases económicas, sociales y medioambientales para las generaciones venideras. Conducen a una mejor producción, una mejor nutrición, un mejor medio ambiente y una vida mejor para todos.

La FAO propone soluciones, como la responsabilidad de los gobiernos, quienes deben reconvertir las políticas antiguas y adoptar políticas nuevas que fomenten la producción sostenible de alimentos nutritivos asequibles y que promuevan la participación de los agricultores. Dichas políticas deben promover la igualdad y el aprendizaje, impulsar la innovación, estimular los ingresos rurales, ofrecer redes de seguridad a los pequeños agricultores y desarrollar la resiliencia climática.

 

Publicidad