Publicidad

12 de agosto, 2020 - 08:05

Detienen en Florida a niño de 8 años al interior de escuela

Se encarceló y presentó un cargo criminal contra el estudiante

Redacción

Internacional

Detienen en Florida a niño de 8 años al interior de escuela
Cortesía
Publicidad

Bianca Digennaro denunció entre lágrimas que en medio de un “colapso mental” su hijo, de entonces 8 años de edad, fue arrestado al interior de su escuela, ubicada en los Cayos de Florida

“Mi hijo fue sometido como un criminal a la cárcel, con esposas, foto para el prontuario y muestras de ADN de su boca, y anunció la presentación de una demanda federal contra las autoridades de Cayo Hueso”, declaró.

¡Increíble, la  Policía de Key West usó tácticas de “miedo directo” con un niño de 8 años con necesidades especiales. Mide 3.5 pies de alto y 64 libras, pero pensaron que era apropiado esposarlo y transportarlo a una prisión para adultos para su procesamiento, era tan pequeño que las esposas se le cayeron de las muñecas!, declaró la madre del menor.

Digennaro acudió a una videoconferencia de prensa junto con un grupo de abogados, liderados por Ben Crump, para anunciar una demanda de derechos civiles por la “severa lesión psicológica” ocasionada al niño por las autoridades escolares, policiales y judiciales de Cayo Hueso, de acuerdo con información de López Dóriga.

Señalaron que la “traumática” experiencia del arresto, encarcelamiento y presentación de un cargo criminal contra el estudiante ocurrió en diciembre de 2018.

Digennaro dijo que “nunca es fácil” ver el video que salió a la luz pública esta semana, donde el menor está sentado, muy calmado, y llega la Policía a arrestarlo, con la dificultad de ponerle las esposas porque son demasiado grandes.

“Mi hijo tiene una discapacidad y las autoridades intentaron convertirlo en un delincuente a los 8 años”, se lamentó Diegennaro.

Según la demandante, su hijo, ahora de 10 años, padece de Desorden de Déficit de Atención/Hiperactividad (ADHD), con episodios de “depresión y ansiedad“, de los cuales los abogados dijeron que estaban bien enteradas las autoridades escolares.

Precisó que a veces su hijo tiene “berrinches” y rechaza ser tocado, incluso por ella misma.

El niño, del que no se ha dado el nombre por ser menor de edad, fue arrestado después de que una maestra llamara a la Policía porque supuestamente la agredió cuando intentó moverlo a dónde ella quería porque no obedecía sus órdenes.

Publicidad