Publicidad
Publicidad

Publicado: 04-02-2023 06:00

Cada vez hay más trabajo en EU, pero no baja la inflación

El alza de empleos fue tan grande que economistas se quedaron perplejos, preguntándose porqué hay aún recesión

Agencia AP

Internacional

Associated Press
Publicidad

Washington.- Durante casi un año, la Reserva Federal de Estados Unidos ha estado en una misión para aliviar al mercado laboral y ayudar a contener la peor inflación en el país en cuatro décadas, pero el mercado laboral no ha estado cooperando. Para ejemplo lo que sucedió en enero: el gobierno anunció que los empleadores agregaron 517 mil plazas el mes pasado y que la tasa de desempleo cayó a 3.4 por ciento, la más baja desde 1969.

El alza de empleos fue tan grande que economistas se quedaron perplejos y preguntándose por qué el enérgico aumento de las tasas de interés de la Fed no han frenado la contratación en momentos en que muchos temen que se avecine una recesión.

En cambio, el reporte del viernes se sumó a la imagen de un mercado laboral estadunidense resistente, con poco desempleo, relativamente pocos despidos y muchas vacantes de trabajo. Aunque es bueno para los trabajadores, la constante demanda de trabajo de los empleadores también ayudó a acelerar un aumento en los sueldos, lo que contribuyó a alimentar la inflación.

Aun así, los observadores de la inflación de la Fed podrían tranquilizarse con los datos salariales de enero: el sueldo por hora promedio subió 4.4 por ciento el mes pasado comparado con un año previo, por debajo del aumento del 4.8 por ciento respecto al año anterior en diciembre. Y de diciembre a enero, los salarios aumentaron 0.3 por ciento, por debajo del aumento del 0.4 por ciento del mes previo.

Además del fuerte incremento en empleos que reportó para enero, el gobierno también actualizó el viernes sus cifras en las ganancias de noviembre y diciembre a 71 mil entre ambos.

El aumento en la contratación de enero, que excedió por mucho los 260 mil de diciembre, abarcó varias ramas e industrias. Una categoría que incluye restaurantes y bares sumó 99 mil trabajadores. Los servicios profesionales y comerciales, entre ellos contadores y asesores, sumaron 82 mil.

Los gobiernos agregaron 74 mil plazas, impulsados por el final de una huelga laboral contra el sistema de universidades estatales de California. La atención médica sumó 58 mil empleos, los minoristas 30 mil, la construcción 25 mil y el sector de manufactura 19 mil.

@
Publicidad