Publicidad
Publicidad

Publicado: 21-05-2022 18:51

Ayuda clima a combatir incendios de Nuevo México

Un frente frío que llegó el viernes bajó las temperaturas, elevó los niveles de humedad y proporcionó una nubosidad sobre el mayor siniestro

Associated Press

Internacional

Associated Press

Nuevo México.- Las condiciones meteorológicas más favorables del sábado contribuyeron a que los bomberos combatieran varios incendios forestales de gran magnitud en Nuevo México, incluido el mayor incendio activo de Estados Unidos.

Un frente frío que llegó el viernes bajó las temperaturas, elevó los niveles de humedad y proporcionó una nubosidad sobre el mayor incendio, que arde en el norte de Nuevo México, dijo Dennis Burns, analista del comportamiento del fuego.

Las nubes “dan sombra a los combustibles por lo que el propio fuego tiene que hacer un mayor esfuerzo y le cuesta más trabajo quemar ese material”.

“De hecho, hoy nos ha dado unas condiciones decentes para atacar este incendio y quizá durante los próximos días”, dijo Burns.

Más de 2.700 bomberos y personal adicional fueron asignados a combatir el incendio, que lleva seis semanas activo, y que hasta el sábado estaba contenido en un 40% de su perímetro.

Según el Centro Nacional Interagencial de Incendios (NIFC, por sus siglas en inglés) se trata de uno de los cinco mayores incendios forestales que están activos en el estado y entre los 16 que hay a nivel nacional.

Con una superficie de mil 250 kilómetros (482 millas cuadradas), el mayor incendio de Nuevo México es tan grande que se ha dividido en tres zonas que son gestionadas por separado, con tres de los 17 equipos especializados en incidentes de Tipo I más grandes del país.

Los fuertes vientos habían provocado previamente que el incendio creciera en decenas de miles de hectáreas en un solo día, pero el comandante del incidente, Carl Schwope, dijo el viernes por la noche que la moderación de las condiciones meteorológicas “nos dará unos buenos cinco días en los que realmente podremos avanzar mucho.”

El viento del viernes dificultó la labor de los bomberos que luchan contra el incendio, enviando brasas que provocaron incendios puntuales fuera de las líneas de contención, pero los equipos, con el apoyo de los aviones, lograron evitar que las llamas crecieran fuera de su perímetro en la mayoría de las áreas.

Publicidad
Publicidad
Publicidad