Publicidad

Aranceles de Trump a China afectarán a consumidores de EEUU

Agencia AP | 15 de mayo, 2019 - 07:12 | Internacional
Aranceles de Trump a China afectarán a consumidores de EEUU
Associated Press

 

BEIJING  — Para muchos estadounidenses, la guerra comercial del presidente Donald Trump pronto podría llegar a su realidad.

El gobierno de Trump se dispone a aplicar aranceles de 25% a prácticamente todos los productos chinos que continúan libres de impuestos de importación, como juguetes, calzado deportivo, camisas, relojes, tostadoras de pan y cafeteras eléctricas. Estas mercancías por 300.000 millones de dólares serían adicionales a otras por 250.000 millones a las que ya se impusieron aranceles.

“La decisión del gobierno de anunciar un impuesto sobre todos los productos provenientes de China pone en riesgo a toda la economía de Estados Unidos”, dijo la Asociación de Líderes de la Industria Minorista en un comunicado. “El carrito de compras de los estadounidenses se volverá más caro”.

Trump impuso los aranceles para presionar a China durante las negociaciones comerciales. Ambos países han efectuado 11 rondas de diálogo sobre las quejas de Washington de que China roba tecnología, obliga a compañías extranjeras a entregar secretos comerciales y que otorga subsidios injustos a empresas en su intento de desafiar el predominio tecnológico de Estados Unidos.

China respondió aplicando aranceles a 110.000 millones de dólares en productos estadounidenses.

La Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos publicó una lista de 3.805 productos chinos a los que podrían aplicarse por primera vez aranceles de 25%. La lista incluye atún, chupetes, discos de sierra, lámparas sordas, timbres para puertas, bolas de billar y carritos de golf. Excluye productos farmacéuticos, así como minerales de tierras raras utilizadas en dispositivos electrónicos y baterías.

La agencia recibirá comentarios públicos y celebrará el 17 de junio una audiencia relacionada con los próximos aranceles.

En las tandas previas de aranceles que aplicó a productos chinos, el gobierno intentó restringir los efectos en los consumidores estadounidenses al enfocarse en los llamados bienes intermedios: componentes importados que las compañías estadounidenses utilizan para fabricar productos terminados.

Esto está a punto de cambiar, y las compañías ya se preparan para enfrentar las secuelas.

E-Blox, una compañía de juguetes educativos de Illinois, importa juguetes de China, los ensambla y los empaca en Estados Unidos.

“Estamos siguiendo de cerca esta próxima tanda” de aranceles, declaró el director general de E-Blox, Joe Seymour. “Podría ser devastadora”.

E-Blox perderá ventas si intenta pasar a los clientes el alza en el costo de los juguetes debido a los nuevos aranceles, dijo Seymour. Y la compañía no tiene un margen de ganancias tan grande como para simplemente absorber los aranceles, apuntó.

¿Podría E-Blox repatriar su planta a Estados Unidos, como lo propuso Trump, para no pagar aranceles? Seymour respondió que sería difícil porque el gobierno de Trump grava la importación de máquinas para inyección de plástico fabricadas en China que la compañía necesitaría para producir los juguetes en Estados Unidos.

Publicidad