Publicidad
Publicidad

Publicado: 20-03-2022 06:00

Une Ofech a la comunidad con su música

La Orquesta Filarmónica de Chihuahua crece y se compromete bajo una nueva batuta

Ángel O. Enríquez

Estatal

Cortesía

La Orquesta Filarmónica del Estado de Chihuahua (Ofech) representa uno de los proyectos culturales más importantes del estado, se conforma por destacados músicos que están entre los mejores del norte del país, quienes con pasión y talento pueden interpretar grandes composiciones musicales de todo el mundo y todos los tiempos. 

De acuerdo con información de su página oficial, la orquesta nace en julio de 1994 después de los múltiples trabajos hechos por sociedad chihuahuense para poder acceder de forma constante a “una de las más intensas expresiones de la cultura musical”. 

La Ofech tiene sus objetivos muy claros, busca la divulgación de la cultura en distintos niveles (local, estatal, nacional e internacional), a través de la expresión artística, esta se presenta al público por medio de conciertos de música clásica con una calidad inmejorable.

Imagen

Dentro de su misión, la institución presume que cuenta con “una programación musical dinámica, innovadora, interesante y apropiada para cada público”, busca con ello, dice su sitio oficial, “enaltecer y enriquecer el espíritu de la comunidad” para formar una sociedad mejor desarrollada en sus diferentes ámbitos: económico y educativo.

A lo largo de su historia (casi 28 años) ha formado un auténtico legado digno de ser recordado “ofreciendo música de alta calidad”. Adicional a los conciertos habituales de música clásica que muchos conocen, también se incluyen óperas, recitales (infantiles, familiares y populares) y música de cámara.

La Filarmónica de Chihuahua se jacta de haber contado con la participación de importantes personalidades de talla internacional: Valery Oistrakh, Andrzej Grabiec, Timothy Ich, Rolando Villazón, César Olguín y Erika Dobosiewicz, entre otros; lo que sin duda ha sido un gran impulsor que posiciona a la institución como una de las mejores organizaciones musicales de México. La agrupación actualmente se compone de 39 integrantes: 17 mujeres y 22 hombres. Más el director artístico.

Un nuevo director artístico

El maestro Iván del Prado, nuevo director artístico, toma el mando de la Ofech en 2020, se lleva el papel protagónico al fundar un nuevo periodo en la historia de la institución. Imprime en ella su pasión por la música y da un toque que emana una energía renovante.

Para del Prado, la Orquesta es la institución musical profesional más importante del estado, ya que recoge y reúne en ella a los concertistas más capacitados de la región.

“Por la labor que realiza hoy en día, el impacto cultural que puede tener es mucho, sobre todo en el aspecto de la educación social”. 

En estos tiempos donde la tecnología y la forma de vivir hace que las personas se alejen entre ellas, una orquesta sinfónica o cualquier actividad artística integra a la sociedad, destacó.

Para el maestro, trabajar en esta institución musical es también tener la posibilidad de dar ejemplo al público de cómo muchas personas se reúnen y acuerdan hacer posible algo, sin consenso no habría forma de realizarlo.

Imagen

“Le estamos enseñando a los niños, a los jóvenes y a las personas (adultas) que entre más unidos estemos, entre más colaboremos, entre menos intransigentes seamos, mejor sociedad, eso es una orquesta; pero en este caso utilizamos la música como herramienta”.

Catalogó a la institución como una especie de museo sonoro, dado que se tocan obras de arte que forman parte de la historia musical de la humanidad.

“Ir a un concierto a escuchar el  Huapango de Moncayo no es solamente ir a disfrutar el ritmo alegre o la música mexicana, es también, tener la oportunidad de escuchar cómo una obra maestra cobra vida”, expresó el director.

La diferencia más grande de este arte, en comparación a otros, es que mientras la obra esté en la partitura o en el libro, no sonará, no se manifestará, ya que es necesario producirla.

A diferencia de un cuadro, que con solo acudir a un museo puedes disfrutarlo o como una novela que al abrirla y leerla se puede apreciar; con la música es diferente, tiene que ser tocada e interpretada para que se convierta en algo que conmueva, que inspire.

Una orquesta sinfónica ayuda preservar y mantener el acervo musical y cultural de un país o región, manifestó.

Imagen

La Ofech durante pandemia

Del Prado comentó que, debido a la pandemia, no ha tenido tiempo de realizar todo su proyecto artístico ya que inició con esta dirección en 2020. A los pocos meses comenzaron los brotes de covid-19, por lo que se tuvieron que parar actividades.

Son ya casi dos años sin poder llevar a cabo el objetivo artístico contemplado con la orquesta, sin embargo, se buscaron formas seguras para continuar con los ensayos, se realizaron ensambles pequeños con quintetos y cuartetos para respetar la sana distancia y con ellos llevar música a las personas. 

Además, se acordó elaborar una serie de eventos virtuales, y cuando el semáforo lo permitiera, hacer pequeños eventos con menos aforo, que es como actualmente lo hacen.

Imagen

Derivado del aumento de contagios, la temporada de invierno se organizó con pequeños ensambles, de ahí que se eligiera música de cámara, que es la compuesta para un reducido grupo de instrumentos, en contraposición a la música de orquesta.

El nombre viene de los lugares en los que ensayaban pequeños grupos de músicos durante la Edad Media y el Renacimiento. A esas habitaciones, no muy grandes, se les llamaban cámaras. Esta clase de música se utiliza en pequeños formatos para un ambiente más íntimo.

Lo que viene

La Orquesta de Chihuahua buscará, si el semáforo lo permite, retomar la temporada de primavera con el repertorio sinfónico y los conciertos normales junto al público.

Se tienen algunas ideas para implementar, como educar al público que no conoce del tema a través de charlas y preconciertos para poner en contexto a los asistentes de un evento lo que van a escuchar.

Imagen

También se tiene contemplado realizar eventos con motivo del Día del Niño. En junio se buscará organizar el primer curso de dirección de orquesta que se hará en Chihuahua, se podrán inscribir de todas partes del mundo. Se contempla será una semana intensa con prácticas de ensambles.

Además, de acuerdo con información tomada de su página electrónica, cuenta con un programa de visitas guiadas para niños, ciclo de conciertos de música de cámara, y conciertos en espacios alternativos. Todo con la finalidad de llegar a un público más amplio y cumplir con la misión de enaltecer y enriquecer el espíritu de la comunidad chihuahuense.

Una orquesta cercana a las personas

El maestro del Prado agradeció a las personas que se han mantenido fieles a la orquesta a pesar de la pandemia, mientras que a aquellos que no la conocen y tienen miedo o reserva, los invitó a acudir a un espectáculo.

“Asistir a un concierto no tiene más requisito que querer escuchar, no hay que vestirse de una manera determinada, es simplemente sentarse, escuchar, dejarse llevar; comprender si ese género te gusta o no te gusta”.

Comentó que se buscará llegar a más lugares, ya que, como institución estatal, debería estar presente en todos los municipios.

Invitó a políticos y empresarios a hacer posible llegar a todas las ciudades de Chihuahua, y aunque admitió que esto cuesta, cuando hay voluntad las cosas se hacen.

Imagen

Chihuahua y la música

 La música es parte de la cultura del mexicano, en este país no se concibe actividad alguna sin que exista música que la acompañe. Chihuahua necesita de una atención mayor para seguir creciendo culturalmente en cuanto a este arte se refiere, señaló el líder de la Ofech.

“Yo conozco a muchas personas ávidas de tener un contacto con la música, pero tiene que ser de calidad”.

Dejó claro que el talento de las y los jóvenes y niños en Chihuahua es impresionante, pero hay que proveerles de buenas instituciones y buenos programas de educación, que tengan posibilidades de cuando gradúen puedan formar parte de los organismos culturales del estado. 

Hoy la Ofech se encuentra en una etapa de crecimiento, sigue enriqueciéndose para ofrecer una programación con un mayor número de actividades para el disfrute de los chihuahuenses.

Publicidad
Publicidad
Publicidad