Publicidad

Publicado: 02-01-2022 12:00

Martha Elena Hoyos, tejedora de sentidos

La cantautora y poetisa nos abre las puertas a su mente creativa y de su alter ego Mayra

Dinorah Gutiérrez

Estatal

Cortesía

Martha Elena Hoyos es una artista colombiana multifacética. Se describe a sí misma como “una tejedora de sentidos, palabras, grafos, viajes y redes, intercambios, ediciones, encuentros”.  Lo mismo canta que escribe poemas y canciones; es, además, investigadora de las raíces musicales de América.

Su charla es amena. Sus palabras tienen la energía impregnada del arte y la cultura de los pueblos originarios de Latinoamérica. Ha sido pionera en el trabajo por y con las mujeres y las comunidades en general: “siempre en la búsqueda de movilizar los espíritus, de educar, acompañar y promover valores para la vida, historias y compromiso por la construcción de la paz a través del arte”. 

Conocí a Martha Elena hace más de una década durante un encuentro de mujeres poetas en Oaxaca. Era el prestigiado “Encuentro de Mujeres Poetas en el País de las Nubes”. Su presencia en el escenario resultó mágica para todas las otras mujeres que participábamos en el evento.

Imagen

Le han escuchado en múltiples escenarios con sus conciertos y recitales poéticos. Muchas personas han disfrutado de sus exposiciones, conferencias y talleres. No puede no advertirse su presencia. Es electrizante y, a la vez, su energía es tan pacífica. Quizá porque tiene muy clara su labor como artista, para influir positivamente desde la cultura de paz y proponer, con absoluta seriedad, formas diferentes de abordar la violencia, a partir de procesos de reconciliación y perdón colectivos, desde la propia experiencia acumulada de años de conflictos en su natal Colombia.

Martha Elena cumplirá 30 años en la música en 2022. Ha grabado más de 70 canciones que pueden ser encontradas en plataformas digitales o en su perfil de Myspace. “Mujer de América”, su más reciente producción, reúne obras creadas por la misma cantautora, para “exaltar a mujeres históricas, libertarias y territorios sagrados”.

Se trata de dos álbumes acompañados de cartas para movilizar el compromiso con la libertad en las comunidades. Este material se trabaja a través de talleres y canciones. Su tarea no es solo lúdica, sino educativa; formadora de conciencia colectiva e impulsora de nuevas formas de convivencia.

 

Agenda Mujer y la creación de Mayra

No es solo desde la música desde donde Martha Elena trabaja, también lo hace desde un disciplinado esfuerzo intelectual y artístico en el que otras seis autoras fundadoras de la Agenda Mujer Colombia, una colectiva llamada “Las Siete”, entregan alma, corazón y pensamientos cada año, para crear una agenda libro que lleva ya 27 ediciones continuas.

Esta publicación, que une a decenas de mujeres colombianas y de otros países para promover, no solo a través de acciones que permiten “transmutar dolores”, sino transformar conciencias, lleva también a “Mayra”, el personaje de caricatura que Martha Elena ha dibujado por 27 años, y para quien ha creado cientos de textos que “revolucionan la conciencia y el pensamiento femenino, desde la entrega de paradigmas que llevan a las mujeres a crecer desde adentro y en conciencia social, a valorar y ejercer sus talentos, a comprender el retorno a sí mismas, a su autoestima y capacidad enorme de creación/transformación”.

Imagen

La agenda es realizada también con la participación de muchas voces invitadas cada año, en la dinámica de sus novedosos temas. Desde ahí, Martha Elena propone y crea a Mayra, conectada con la “mujer sagrada que la habita, con la naturaleza, con las diosas comunicantes. Mayra ha conquistado el corazón de miles de personas que la siguen y leen, que encuentran en ella un remanso, una provocación y giro para el alma”.

En efecto, Mayra es el alter ego de Martha Elena. Observar sus rasgos, inteligencia y simpatía, es conectarse con la magia de muchas mujeres que se expresan a través del personaje, en la creación de la artista.

Imagen

La cultura de paz

La contribución de la artista para la construcción de la paz en su país y el mensaje que lleva a todos los lugares a donde llega, es profundo y significativo. Habla de la paz no como un constructo idealizado, sino como una tarea desde la intención y la voluntad.

“Que ninguna guerra empiece en nuestro patio”, advierte Martha Elena. “La violencia no es algo que tenemos que estar criticando siempre afuera, sino ver, adentro de mi hogar, cómo puedo hacer para que, metafóricamente hablando, no empiece la guerra”.

En los procesos sociales para la resolución de conflictos y construcción de la paz, Martha Elena tiene muy claro que el perdón y la reconciliación son esenciales para continuar adelante con toda historia de vida. Habla del perdón, entendido como “la única vía para liberarse de un rencor infinito y paralizante”.

Imagen

Es probable que, al mirar a Mayra, miremos mucho más de la mujer que la ha creado, pero también es probable que veamos a la mujer en la que muchas otras mujeres esperan convertirse, ya sea a través, de la palabra, la música, la acción, la poesía… desde cualquier forma del arte donde se pueden proponer nuevos escenarios para impulsar otras formas de creación, nutritivos, empoderados, revitalizantes. Mirar más allá de un mandamiento.

“El perdón es una herramienta que destapona un estado paralizante de rabia, de tristeza y de un proceso de vida truncado. Desde ahí es donde podemos levantarnos”, concluye la artista.

Imagen

 

Publicidad