Publicidad

Publicado: 31-10-2021 08:10

Las casas embrujadas de Chihuahua

Si no has escuchado sobre la Casa de los Chinos o la de Lomas no eres capitalino, te compartimos las macabras historias que debes conocer

Redacción

Estatal

La ciudad de Chihuahua cuenta con leyendas que han pasado de generación tras generación, en ocasiones los detalles de cada suceso cambian, pero el punto central sigue siendo el mismo. Historias como la de la Pascualita o la Planchada forman parte del patrimonio de la ciudad, personajes que protagonizan las historias paranormales, pero hay otras que están basadas en lugares y edificios específicos, en donde los visitantes se pueden llevar un buen susto.

La Casa de los Chinos

La Casa de los Chinos, una estructura ubicada a unos ocho kilómetros del periférico R. Almada en la falda del Cerro Grande, data del año 1910. Era propiedad de una familia proveniente de China que se dedicaba a la agricultura, sin embargo, la xenofobia de aquellos tiempos, causó que unos vándalos entraran una noche y asesinaran a la familia.

La historia dice que los cadáveres estaban colgados en los árboles que rodeaban a la mansión, los cuales quedaron derramando sangre. Testimonios afirman que luego del crimen las aguas cristalinas de las piletas que emanaban de un manantial cercano se convirtieron aguas fétidas y oscuras como el color de la sangre, imposible para su consumo.

También cuentan que desde entonces por las noches rondan extrañas presencias en todas las habitaciones de la vivienda, entes que se muestran en sombras y murmullos. Quienes han reunido el valor para llegar a la casa cuentan las experiencias que han tenido algún suceso paranormal.

Extraños golpes

Un hombre mayor cuenta que cuando era joven, poco después de la desaparición de la familia china, araba su ganado cerca de la casa cuando de repente sintió en su cuerpo dolores muy fuertes, la sensación era como si recibiera golpes y no podía hacer algo para detener el dolor. 

La situación persistió, el hombre seguía con su trabajo pues no tenía opción de dejarlo. Se “acostumbró” a las agresiones y después comenzó a escuchar llantos y lamentos que provenían del interior de la vivienda, parecía que le pedían que se retirara del lugar.

En una ocasión que llevó a pastar a sus caballos y encontró en el camino un nido de víboras, el caballo en el que viajaba relinchó, se elevó en dos patas y el jinete cayó de espaldas a pocos metros de los reptiles, segundos después, cuando intentó volver a montar su caballo vio hacia donde estaba el nido sin encontrar rastro de los animales, solo veía ramas secas.

Imagen

El templo en el horizonte

Una mujer que vivía en la colonia Dale, una de las cercanas a la famosa Casa de los Chinos, aseguraba que cuando fue con su esposo a visitar el lugar, curiosos por experimentar lo que otras personas les habían dicho, encontraron la casa con las puertas abiertas, entraron y vieron charcos de sangre en todas las habitaciones, como si los asesinatos se hubieran cometido hace minutos.

Otros testimonios indican que no todas las personas pueden llegar a la casa, ya que algunas se pierden en el camino confuso y no logran dar con el punto exacto, mientras que los que sí lo logran pueden presenciar escenarios como charcos de sangre y manchas en las paredes, restos óseos que serían de las víctimas, y una de las versiones más fantasiosas es que algunos atestiguan el crimen que ocurrió hace poco más de 100 años. 

Las experiencias en este lugar son variadas, algunas coinciden en que si se sube al pico más alto del Cerro Grande durante el atardecer, en la Casa de los Chinos se alcanzan a apreciar unas banderas rojas, que si se espera a que el sol coincida con ellas, aparecerá un imponente y fantasmal templo chino en medio del abandono. Quien logra ver esta figura debe bajar el cerro únicamente por el lado norte y antes de que oscurezca, ya que si no se hace así, la persona será atraída hacia el templo.  

La Casa de los Chinos se ha llenado de historias que generan curiosidad en la población, esperan acudir al lugar y vivir algo paranormal, quienes logran ser parte de un suceso fuera de lo común no vuelven jamás indiferentes ante la energía y las presencias de este misterioso inmueble.

Pero esta no es la única casa en donde los relatos de terror abundan, también existe la Casa de Lomas, ubicada un poco más al centro de la ciudad, sobre la calle Presa La Boquilla en el fraccionamiento Lomas del Santuario.

Imagen

La Casa de Lomas

La leyenda cuenta que en los años ochenta una familia formada por el padre, la madre y su hija que habitaba el lugar sufrió un incendio, la niña que se encontraba en el sótano de la casa murió. Se dice que los padres huyeron de Chihuahua, aunque otra versión indica que se quitaron la vida debido a la tristeza que les causó la muerte de su hija. Las condiciones en las que quedó la mansión, han sido el motivo perfecto para hacer del sitio un lugar emblemático en el ámbito paranormal.

Los chihuahuenses dicen que el sótano es la zona de la casa donde las energías se mueven y donde la niña fallecida se aparece, aunque también la han visto merodear en otras partes de la casa.

El inmueble está en un predio grande, cuenta con un jardín y un camino de piedra que da con la entrada. En el interior hay un solar en el que se han localizado pentagramas. Las vigas consumidas por el fuego aún se alcanzan a apreciar, las paredes están deterioradas, aunque hay partes en donde el tapiz corresponde al original al igual que las puertas.

Imagen

El sótano es el lugar central de la supuesta casa embrujada. Se llega a él por una escalera que está en el suelo. Los olores a excremento, humedad y animales muertos abundan al empezar a bajar. En esa parte de la casa todavía hay una caldera que le da un ambiente más tenebroso al sitio oscuro. Quienes deciden ingresar son superados por la adrenalina que el lugar les puede generar puesto que las condiciones de esta parte de la casa son pésimas. 

Arriba, en el que era el primer nivel de la casa que quedó totalmente destruido por el siniestro, hay un auto viejo desvalijado. En el exterior está una alberca que con el paso del tiempo se ha ido deteriorando.

Este tipo de sitios se convierten en lugares abandonados que personas vandalizan, pero también practicantes del satanismo que acuden al edificio para realizar rituales, conjuros o invocaciones que llenan de energías negativas el lugar aprovechándose del ambiente de temor con el que cuenta la casa abandonada por más de 30 años. 

Imagen

Cada persona que visita la Casa de Lomas asegura que el miedo los invade al llegar al lugar debido a las condiciones pésimas en las que se encuentra el inmueble por lo que comienzan a imaginar ruidos, movimientos, gruñidos y presencias. Vecinos narran que han visto fuego en varias ocasiones, lo que hace pensar que está “maldita” y condenada a arder eternamente.

El proyecto turístico cultural “Chihuahua Bárbaro” organiza recorridos en los lugares donde tienen origen las leyendas más famosas de la ciudad que son interpretadas por actores profesionales, una parada de este recorrido es precisamente la Casa de Lomas por lo que los asistentes pueden vivir en carne propia la historia de la niña que ahí murió y que hasta hoy causa horror en la vivienda.

Publicidad